Cargando...
Fernando Pereira, Pablo Iturralde y Guillermo Domenech a la salida del encuentro

Nacional > En el Parlamento

La reunión por la convivencia democrática en la que todos señalan la culpa del otro

Antes y después del encuentro, los distintos líderes partidarios se encargaron de señalar a otros partidos por hechos que aumentaron la crispación pero ninguno hizo autocrítica

Tiempo de lectura: -'

14 de septiembre de 2022 a las 05:04

El presidente del Frente Amplio, Fernando Pereira, fue el primero en mover las fichas y convocó a una reunión de líderes partidarios para hablar de financiamiento de los partidos políticos y de convivencia democrática. El encuentro tenía el objetivo, según dijo Pereira en la previa, “de dar una señal política muy importante” de diálogo y convivencia.

La convocatoria se concretó este martes en el Palacio Legislativo y la foto resume el simbolismo: referentes de todos los partidos políticos reunidos para intercambiar sobre convivencia democrática. Pero más allá del gesto y la foto, y de que todos dicen estar de acuerdo en que hay un aumento de la crispación en el debate político, ninguno se mostró dispuesto a hacer autocrítica, sino más bien lo contrario.

Tanto antes como después del encuentro, los distintos líderes partidarios se encargaron de señalar los hechos que, según entienden, son los que generan un aumento de la tensión en el debate democrático y, casualmente, los causantes siempre son los otros.

"El vínculo es adecuado, pero aparecieron frases demasiado duras, no de cualquiera, de senadores de la República, incluso la primera senadora de la República", dijo Pereira el lunes en El Espectador en alusión a la senadora blanca Graciela Bianchi y también señaló al senador Sebastián da Silva por decir "algunas cosas muy duras".

Tras la reunión, Pereira tuvo un tono más conciliador, evitó mencionar hechos concretos y citó al presidente Luis Lacalle Pou: “Duro con las ideas, suave con las personas”.

Pero la tónica de señalamiento se mantuvo en el resto de los dirigentes presentes. El presidente del directorio del Partido Nacional, Pablo Iturralde, se encargó, al salir del encuentro, de enumerar una serie de hechos que entendía que afectaban la convivencia.

“En campaña hubo muchas cosas que no se ajustaban a la realidad, no se reconoció el triunfo (electoral), y en pandemia hubo caceroleos, comentarios sobre CTI que iban a estar desbordados, hablando de muertes evitables, cosas que crispaban a la gente”, dijo. El presidente del directorio blanco aseguró que la convocatoria a la reunión era una “actitud nueva” del Frente Amplio que espera que “se sostenga” en el tiempo.

El secretario general del Partido Colorado, Julio María Sanguinetti, en tanto, aseguró que no quería enumerar los distintos hechos que estaban aumentando la tensión pero dijo que hay una "colección de agravios" y, de todos modos, hizo alusión a la pintada en la casa del presidente del Codicen, Robert Silva, y a la manifestación que terminó con el vidrio roto de una camioneta que transportaba a ese  jerarca colorado.

“Son notorios excesos gremiales. Tenemos que tratar de aislarlos para que no distorsionen”, dijo el expresidente. Iturralde, incluso, reclamó al Frente Amplio que “le diga a los movimientos sociales” que realizar ocupaciones “está mal”.

El presidente de Cabildo Abierto, Guillermo Domenech, por su parte, no se centró en señalar las actitudes de los otros partidos pero aseguró que la actuación de su agrupación ha sido ejemplar.

“Nunca bajamos al campo del agravio o del enfrentamiento personal. Nosotros hemos actuado en consonancia con lo que se habló hoy en la reunión desde el primer momento que asumimos”, dijo.

La convocatoria de Pereira cumplió para demostrar que los líderes partidarios en Uruguay, a diferencia de países vecinos, están dispuestos a sentarse a dialogar sobre diversos temas. Que ese diálogo derive en un mejoramiento del debate público lo demostrarán (o no) las próximas discusiones que se generen en el sistema político.

Gol en contra

La convocatoria realizada por Pereira tuvo reparos incluso en la interna del Frente Amplio. "Gol en contra", escribió en mayúsculas el responsable de Movilización Social del Partido Socialista, Gerardo Rodríguez, tras la reunión que el presidente del Frente Amplio, Fernando Pereira, convocó junto a los líderes de los partidos de la coalición gobernante.

Sus palabras fueron replicadas en la cuenta institucional de la colectividad más añeja de la izquierda, y terminaron por explicitar el malestar de ese sector con la búsqueda de la oposición por bajar la pelota al piso en el sistema político. 

"La mayor violencia no es la manifestada por algún/a senador/a desquiciado/a, es la desigualdad y el hambre. En plena imposición de un proyecto de clase con fuertes retrocesos para la clase trabajadora y los sectores populares se da una señal confusa", propinó Rodríguez horas después de la reunión en la Sala Ramírez del Palacio Legislativo. El dirigente añadió que la instancia fue un "craso error", y zanjó: "Si pretenden administrar el descontento, con las organizaciones sociales no cuenten".

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...