Polideportivo > GIMNASIA ARTÍSTICA

La revolución de Biles

La gimnasta estadounidense hace historia por estos días en el Mundial de Stuttgart, donde este fin de semana puede batir los últimos récords que le quedan por conquistar

Tiempo de lectura: -'

12 de octubre de 2019 a las 05:00

Simone Biles no para de hacer historia en la gimnasia y el deporte por estos días en el Mundial de Stuttgart. El jueves la estadounidense fue noticia por lograr su 16º título mundial al imponerse en el concurso general (all-around) conquistándolo por quinta ocasión consecutiva.

En la semana ya había logrado superar su marca de medallas, con el título por equipos, y este fin de semana aún puede batir sus registros ya que seguirá disputando las finales del torneo que se desarrolla en Alemania, a menos de 10 meses de los Juegos Olímpicos de Tokio.

A sus 22 años, la campeona estadounidense sigue ampliando su colección de coronas mundiales y, con 22 medallas en Mundiales, está a solo una del récord absoluto establecido por el legendario bielorruso Vitaly Scherbo, con 23.

Nacida en Columbus, Ohio, su carrera comenzó de niña, en una infancia complicada por las adicciones de sus padres. “Mi madre biológica era adicta al alcohol y a las drogas, entraba y salía de la cárcel. Recuerdo que pasé hambre y miedo. A los tres años me llevaron a un orfanato. Cada vez que me visitaba mi abuelo era muy emocionante, era la persona que quería ver”, contó a Dancing with the stars, de la cadena ABC, del que formó parte en 2017.

A los seis años finalmente sus abuelos lograron su tenencia  y casi al mismo tiempo, en una visita a un centro de gimnasia, empezó a imitar los movimientos de las gimnastas hasta que fue descubierta por una entrenadora.

Así inició una carrera que tuvo su salto a la fama a nivel mundial en los Juegos Olímpicos de Río 2016 donde el gran público pudo deleitarse con sus movimientos que la llevaron a ser cuatro veces campeona olímpica.

Hace un año, en el Mundial de Doha, Biles brilló en su gran regreso a la escena internacional después de un año sabático tras Río, con cuatro oros (all around, salto, suelo, equipos) y un bronce (viga de equilibrio).

Y eso que bien pudo haberse visto desestabilizada tras haber revelado a comienzos de 2018 ser una de las víctimas de Larry Nassar, antiguo médico del equipo femenino de gimnasia, en el origen de uno de los mayores escándalos de la historia del deporte estadounidense, condenado por centenares de agresiones sexuales cometidas durante dos décadas.

Bautizando la gimnasia

El año pasado en Doha dio su nombre a un salto inédito, llamado The Biles para la posteridad: en gimnasia, lograr un elemento nunca antes realizado en una competición grande es recompensado de ese modo. A modo de ejemplo, como cuando en el fútbol un jugador inventa una jugada y luego llevara su nombre.

Esta semana en Stuttgart, Biles volvió a hacer ejercicios nunca antes vistos. En el comienzo de la semana, en las clasificatorias, logró meterse a las cinco finales y realizó dos elementos para el recuerdo, que se conocerán a partir de ahora como Biles II y Biles.

La gimnasta estadounidense acertó con su triple doble mortal en el ejercicio de suelo que a partir de ahora se llamará Biles II (ya existía otro ejercicio en suelo bautizado como Biles I).

Además, en la barra de equilibrio, hizo su salida con doble-doble, doble mortal hacia atrás con dos giros, que se conocerá como el Biles. “Es genial conseguirlo”, dijo tímidamente al acabarlo.

“Dar mi nombre a un movimiento es muy estimulante (...). Y es realmente gratificante, porque es para siempre –las medallas también– pero es algo que queda porque soy yo la que lo logró primero”, afirmó Biles esta semana.

Para tomar medida de la extrema dificultad de sus movimientos, hay que señalar que los elementos están clasificados desde clase A para los más fáciles, a clase I para los más complicados. Pero el triple-doble es tan difícil que el comité técnico de la Federación Internacional decidió crear un nivel más (J). El doble-doble en viga es evaluado como H.

Pero el salto que hizo en la barra de equilibrio causó polémica.

Pese a su espectacularidad y a ser una maniobra nueva, la Federación Internacional no le dio el puntaje máximo, de 10 puntos, porque lo consideró peligroso.

En un comunicado previo al torneo señaló que “hay un riesgo añadido en la recepción de los dobles mortales en la salida de la barra, con o sin giros, que incluye una posible caída sobre el cuello”. Para “proteger a los gimnastas y preservar la dirección de la disciplina se determinó que el Biles I tenga una dificultad H, o sea una puntuación de 0,8 para la sumatoria final.

La estadounidense esperaba un coeficiente más alto, es decir, una I, equivalente a 0,9, o una J, equivalente a 1,0. Pero eso no sucedió. “Hay algunas cosas que jamás voy a entender”, tuiteó.

La semana de Biles continuó el martes con el título mundial por equipos, el 15° de su carrera y con el que llegó a 21 medallas, y el jueves llegó a las 22. Este fin de semana puede batir todos los récords en las cuatro finales.

El mundo de la gimnasia artística disfruta el momento de Biles. “Es lo que le está haciendo al deporte. Ella lo está revolucionando de alguna manera”, dijo Nastia Liukin, campeona olímpica de 2008 y hoy comentarista de NBC. “No creo que nadie supere eso”.

Por su parte, la rumana Nadia Comaneci, el primer 10 en la historia de la gimnasia olímpica y quien también marcó una época en este deporte, también la elogió: “Ella es única”. 

“Biles marca una época”
Hoy opina: Mario Martínez, técnico de la selección uruguaya de gimnasia en el Mundial Stuttgart
"Biles es una gimnasta excepcional. Es uno de esos casos en millones que nacen con cualidades tremendas para hacer un deporte. Es una mujer muy potente, una gimnasta con cabeza firme y muy segura. Marca otra etapa de la gimnasia, de gran crecimiento en la disputa de la rama femenina. En lo que se destaca más es en la dificultad, pero no tanto en la parte artística, que es un requisito, sobre todo en la rama femenina. En la parte artística hay muchísimas gimnastas muy bellas de ver, con una presentación armoniosa y fluida, y capaz que no es tanto el destaque de Biles. Pero como se diferencia tanto en la otra parte, en los puntajes saca la ventaja ahí. Marca otra etapa en la gimnasia para la rama femenina, otro escalón". 
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...