Cargando...
Luis Suárez al dejar Belvedere

Fútbol > REFERÍ EN BELVEDERE

La tarde de Suárez en Belvedere: 90 minutos, toques a lo Barcelona y el aliento de Sofía y Benja

Luis Suárez fue el protagonista en la tarde de Belvedere, en su primera salida desde su llegada a Nacional, con buenos minutos de fútbol y el apoyo de su familia en la tribuna

Tiempo de lectura: -'

14 de agosto de 2022 a las 21:20

Como era de esperar, Luis Suárez fue el centro de atención en la tarde del domingo en Belvedere, donde Nacional le ganó 1-0 a Liverpool con gol de Franco Fagúndez y donde el Pistolero sumó sus primeros 90 minutos de juego completos en un partido, en el que tuvo buenos momentos y en el que estuvo acompañado por parte de su familia en las tribunas.

La delegación tricolor llegó minutos antes de lo previsto al estadio de los negriazules y Suárez bajó como a un partido más, con el short y las medias ya puestas, con gorrita roja para atrás y con su habitual termo y mate con las fotos de sus seres queridos.

Del ómnibus directo al vestuario visitante de Belvedere, donde los jugadores se cambiaron y recibieron la charla de Pablo Repetto, más la arenga final. El ya famoso camerino tuvo nuevamente a una estrella internacional, en una tarde en la que los utileros tuvieron que dejar sus baúles afuera para no ocupar espacio.

A las risas antes de empezar

A menos de una hora para el encuentro, el delantero y sus compañeros salieron a la cancha para la activación. Hubo aplausos de los primeros hinchas que estaban en la tribuna en la que pagaron $ 1.500 la entrada para ver bien de cerca al goleador histórico de la selección uruguaya, como también algún insulto “gordofóbico” desde la popular local.

Pese a que está en un estado físico fino e impecable, el salteño es llamado "Gordo", cariñosamente por por los bolsos, pero a modo de insulto por sus detractores, esta vez algunos parciales de Liverpool.

Sofía y Benjamín junto a unos familiares en Belvedere

 

Antes de empezar el juego, el rincón en el que estaban los dirigentes y allegados de Nacional, como también los vestuaristas y parte de la prensa, se vio revolucioando por la llegada de Sofía Balbi, la pareja de Suárez, quien llegó acompañada de su hijo varón mayor, Benjamín, más un familiar y un niño, y una hombre que estuvo todo el tiempo parado atrás de ellos, a modo de guardia.

La esposa del delantero, que lo ha acompañado a lo largo de toda su carrera, no quiso ser menos en su primera salida en el futbol uruguayo y estuvo en el espacio destinado a los albos, siguiendo el partido sentada en los escalones de cemento junto a su hijo y familiares. El presidente José Fuentes fue a saludarla cuando la vio y charlaron un rato.

Preocupación en el primer tiempo

En un momento, se fueron, en lo que parecía un cambio a otra tribuna, pero finalmente volvieron y se quedaron ahí los 90 minutos.

Con la 9 en la espalda, Suárez cerró la fila de jugadores que salieron a la cancha para el partido, en su primer juego como titular en su regreso a los albos.

El primer tiempo fue muy trabado. Tuvo unos minutos de intensidad, con alguna chance y algún remate afuera del salteño, quien fue muy marcado por los rivales. Además, en varias veces se lo vio pidiéndole a sus compañeros que por favor se animaran a mandarle un pase frontal y que no abrieran todas las pelotas a las bandas para que terminaran en centros sin peligro.

“¡Dale!”, gritó fuerte y se escuchó del otro lado de la cancha, para pedirle a los volantes que presionaran una pelota a la deriva. También tuvo un intercambio con Fabricio Díaz, el juvenil de Liverpool con quien compartió concentración en la selección uruguaya.

El festejo con Fagúndez

Luego, hubo un fuerte cruce entre Léo Coelho y Thiago Vecino. Casi todos los jugadores fueron a separar, pero Luis se quedó en el medio, parado, solo, mirando lo que pasaba a lo lejos.

El primer tiempo se fue sin goles. En el vestuario hubo unos minutos de calma para bajar las pulsaciones y luego comenzaron las indicaciones de Repetto, quien a lo último les dijo a sus jugadores: “Hay que dejar todo, hace calor pero ahora hay que dejar más”, con un grito de “dale, dale”.

Para el segundo tiempo, Nacional salió con dos cambios: entró Brian Ocampo y Leandro Lozano, pasando Camilo Cándido como volante por izquierda.

Ambos extremos se asociaron muy bien con Suárez. Ocampo entró muy enchufado y tuvo una actuación como para meterse en el once titular, dando la sensación de que jugar con una crack como el Pistolero lo contagia, mientras que Candido también realizó buenas proyecciones.

Había algo de malestar en el sector tricolor porque no salían las cosas. El presidente José Fuentes lo vio acodado en una valla, muy tranquilo, hasta que hinchas de Liverpool que estaban a unos metros lo identificaron y empezaron a insultarlo reiteradamente, tanto que no podía creer por qué se la habían agarrado con él.

Otro que fue muy insultado por la barra negriazul desde que salió a la cancha para el calentamiento fue Sergio Rochet, con improperios a raíz de la investigación judicial que se abrió la semana pasada a jugadores de Nacional.

Suárez ordenandor a sus compañeros

Alejandro Balbi estaba unos metros más adelante con un gorro para el sol y Pablo Durán estaba cerca también, mientras que Antonio Palma lo vivió yendo y viniendo, comentando el partido con los directivos.

Hasta que llegó el 1-0. El gol tricolor derivó de una apilada de Ocampo, un centro del Pumita Rodríguez, de gran segundo tiempo, y un cabezazo de Franco Fagúndez, el socio del salteño en ataque. Fue el desahogo de Suárez, los jugadores, dirigentes e hinchas.

Luego, el Pistolero tuvo una muy buena luego de un brillante pase de de Fagúndez, pero definió suave, de zurda.

En esos minutos Suárez mostró un aspecto en lo que se lo ha notado muy bien desde su retorno: su gran precisión para armar paredes, tuvo algunas con Ocampo, y para meter habilitaciones, como una brillante que le puso a Cándido y este definió apenas afuera. Sin dudas, los entrenamientos y los rondos en Barcelona y los partidos en el Camp Nou están intactos en la memoria y los pies del goleador.

Después, una dura falta lo hizo gritar de dolor, lo que llevó a que Christian Ferreyra le sacara amarilla a Ayrton Cougo.

El saludo de Suárez a Benja

El 9 se hizo cargo de la ejecución. En ese momento, su hijo Benjamín bajó al tejido para ver bien de cerca el remate de su padre, pero el tiro se fue alto.

Nacional mantuvo la calma y fue cerrando el partido. Suárez le pidió a al Toro Rodríguez que evitara las faltas en ofensiva y ordenó a sus compañeros.

Había expectativa por si Repetto lo iba a sacar antes del final, pero el DT lo mantuvo los 90 minutos y el delantero aguantó bien, moderando los esfuerzos y cerrando el juego sin inconvenientes.

Tras el pitido final, Suárez caminó hacia el medio de la cancha y saludó a sus compañeros para celebrar una muy importante victoria.

Luego, caminó hacia el túnel y tuvo un momento muy emocionante. Su hijo Benjamín se arrimó al tejido, se subió, y le gritó y lo saludó, lo que fue visto por su padre, quien lo saludó y le hizo un guiño.

La tarde del salteño en Belvedere terminó con la retirada rumbo al ómnibus. Nuevamente con la gorrita roja, con una bolsa de nylon transparente con sus pertenencias y con dos guardias, mientras Ocampo caminaba atrás, dejó el vestuario. Un niño que había llegado de jugar al fútbol con su equipo le pidió una foto, se detuvo y se la sacaron, y se fue caminando en silencio, sin hacer declaraciones, al igual que ninguno de sus compañeros. Y muy sonriente por la victoria.

Luis Suárez al dejar Belvedere

"Volvimos a ganar, que era importante y contra un gran rival. Seguimos con el mismo objetivo", escribió horas después en sus redes. "¡Feliz de volver a jugar en las canchas donde todo empezó!", agregó sobre Belvedere, donde ya había jugado en su primer ciclo en Nacional, marcando un gol. 

Esta vez no anotó, pero la primera salida de Suárez en su vuelta al fútbol uruguayo fue altamente positiva: con 90 minutos jugados, buenos momentos, un gran triunfo y con la compañía de su familia, quien vibró y lo acompañó desde la tribuna.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...