Tecnología > ARQUITECTURA

La tecnología láser podría ser la respuesta para salvar el pasado (y a Notre Dame)

Las exploraciones con láser probablemente se vuelvan vitales para la reconstrucción de Notre Dame y del patrimonio natural o histórico que perdió o está a punto de perder la humanidad

Tiempo de lectura: -'

28 de abril de 2019 a las 05:00

Andrew Tallon, un historiador de la arquitectura, murió el 16 de noviembre de 2018 a causa de un cáncer cerebral. Tenía 49 años. Había dedicado su vida al estudio de la arquitectura medieval, sus misterios y resonancias, combinando su interés por la tecnología para crear formas novedosas de estudiar edificios de siglos de antigüedad.

“Cuando estás trabajando en edificios medievales, es difícil tener la impresión de que puedes decir algo nuevo. Han sido observados y descritos por años; así que he estado usando tecnología más sofisticada hasta hoy para intentar obtener nuevas respuestas de los edificios”, dijo el historiador en un documental sobre tecnología láser hace unos años. 

La técnica de Tallon no era nueva, pero sí su utilización. En 2011 y 2012, financiado por una fundación, utilizó un aparato láser para medir con exactitud el interior y el exterior de Notre Dame de París, construida entre 1163 y 1245. El profesor de Vassar College dijo una vez que su sistema tenía una precisión de cinco milímetros. 

Y esos valiosos datos y esa precisión, obra de un hombre que murió meses antes del incendio de la catedral de París, son clave para su reconstrucción, en particular de los niveles más altos como el tejado y la aguja, que son más difíciles de medir. La aguja del siglo XIX cayó en el incendio, y el tejado quedo enormemente destruido.

La tecnología de escaneo con láser a alta resolución y posterior construcción en 3D es hoy una solución posible para que renazca lo que borra el tiempo, pisotean los turistas, afectan los desastres naturales y destruyen los enemigos de la humanidad. Así ya se hizo con la tumba de Tutankamón o la de los reyes de Buganda (Uganda), el Palacio de Bellas Artes de México, la madrasa Al-Jaqmaqiya de Siria o La última cena de Leonardo da Vinci. Y así parece que será el destino de Notre Dame.

Cómo salvar el pasado 

Los historiadores y arqueólogos desarrollan cada vez más nuevas perspectivas sobre el pasado al conectar los mundos de la historia del arte con la tecnología de mapeo digital. Las herramientas digitales permiten, entre otras cosas, documentar con el máximo detalle y fidelidad la forma, textura y colores originales de una obra de arte, un sitio arqueológico o un elemento natural en su estado actual, antes de que cambie, se deteriore o desaparezca por el paso del tiempo o por la acción del hombre.

Aquí entran los escáneres 3D de largo-medio alcance (llamado LiDAR para objetos o superficies de gran tamaño, no para captar los detalles más sutiles de una superficie) para reproducir, por ejemplo, una fachada. La resolución oscila entre 1 millón y 750 millones de puntos. El proceso implica la creación de un lienzo digital sobre el cual se puede colocar información 3D de la más alta resolución. Las cámaras agregan color y textura. Cuando todo está ensamblado, los modelos pueden imprimirse.

Los escáneres 3D de corto alcance registran en detalle la forma y la superficie de un objeto. Esta técnica se basa en láseres y una o dos cámaras. Mediante trigonometría, se calcula la distancia exacta entre el objeto y el escáner para crear un mapa preciso de la superficie. 

El resultado del trabajo de Tallon fue una “nube” de más de mil millones de puntos, que fueron coloreados y cuyas imágenes finales de síntesis reconstruyeron en su computadora la catedral con todos sus detalles, incluidos los defectos más minúsculos. Todo en un terabyte de información. El problema con este proyecto y similares es que esta gran cantidad de datos requiere de un almacenamiento y de una capacidad de procesamiento de proporciones titánicas.

Además, la sociedad Art Graphique et Patrimoine, que colaboró con Tallon, indicó haber registrado durante 25 años entre 30.000 y 50.000 millones de puntos, especialmente de partes como el armazón o el interior de la aguja. Tallon tiene “una maqueta completa, pero no exhaustiva”, explicó Gaël Hamon, presidente de dicha sociedad, que actualmente se dedica a reconstruir el “puzle” de los múltiples pedazos y sus numerizaciones correspondientes con el objetivo de recrear una estructura 3D global.

En muchos sentidos, Tallon podría salvar a Notre Dame por segunda vez. Cuando terminó sus exploraciones de la catedral hace cuatro años, notó áreas en riesgo de derrumbe y logró que varios grupos recaudaran fondos para la restauración. “El daño solo puede acelerarse”, dijo a la revista Time en 2017. Y añadió: “Cuanto más esperas, más necesitas derribar y reemplazar”.

La modelización de Tallon podrá ahora ayudar a los restauradores a recrear de forma idéntica la parte de la bóveda que se desmoronó cayendo hacia el interior.

Más planes 

Se pierde un poco de patrimonio todos los días. Ya se fueron los Budas de Bamiyan en Afganistán, dinamitados por los talibanes en 2001, y la ciudad de Palmira, parcialmente destruida por el Estado Islámico en 2015. Cuatro docenas de sitios están en riesgo inminente de perderse para siempre.

La iniciativa CyArk 500 está en carrera para documentar 500 sitios en cinco años (entre ellos, Angkor, el Monte Rushmore y Chichén Itzá) en alianza con Microsoft. En total, CyArk 500 cuenta con un banco de información de seis terabytes por cada trabajo y resguarda dos copias de la información recopilada. La Fundación Getty, por su parte, otorgó recientemente US$ 1 millón para varios proyectos de mapping: desde las ruinas de Pompeya a un asentamiento del neolítico en Çatalhöyük (Turquía), entre otros.

Por ejemplo, por el llamado Proyecto Hidden Florence, los turistas pueden utilizar realidad aumentada mientras exploran la cuna del renacimiento e interactúan con mapas del siglo XVI. Otro caso es el de Virtual Wonders con Petra. La organización ya capturó el equivalente a 250.000 imágenes de resolución ultraalta, que se convertirán en un modelo virtual de la ciudad y sus impresionantes estructuras que se podrán incluso recorrerlas e interactuar con un visor de realidad virtual. 

Otra iniciativa similar es el Proyecto Mosul, que tiene por objetivo recrear en 3D el patrimonio destruido por los yihadistas en Siria e Irak. A través de miles de imágenes enviadas por voluntarios y el modelado 3D se reconstruyó digitalmente el León de Mosul. 

“Tener escáneres es increíblemente importante en cualquier tipo de reconstrucción”, dijo Raymond Pepi, presidente de Building Conservation Associates, asesor de restauración de la catedral de St. Patrick de Nueva York, a The Atlantic.

Andrew Tallon dejó, además, otros legados, por si un día algún arquitecto los necesita también: en varios discos duros el experto guardaba las modelizaciones láser de las catedrales francesas de Beauvais y de Chartres, de la inglesa Canterbury e incluso de la basílica parisina de Saint Denis. 

 

 

Tumba de Tutankamón

Escáneres 3D de corto alcance se utilizaron para el escaneado de la tumba de Tutankamón. Esta digitalización comenzó en 2009. Un año después se construyó la réplica y el facsímil fue instalado junto a la casa-museo de Howard Carter en Luxor en 2014 .

Madrasa Al-Jaqmaqia

El proyecto comenzó en 2015 en respuesta a la catastrófica pérdida de patrimonio en Medio Oriente y tuvo como objetivo proteger los monumentos mediante la capacitación en técnicas de preservación digital. La madrasa fue documentada usando fotogrametría y LiDAR.
Dama de Elche

Los datos digitales se utilizaron para producir una réplica a gran escala de la escultura de los siglos V y IV a. C., utilizando piedra caliza pulverizada de las canteras locales a Elche. Las pruebas, muestras y documentación se incluyeron en la exposición junto con fotografías Museo Arquelógico Nacional de España.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...