Cargando...
El senador cuestionó a ONU en plena sesión del Parlamento

Nacional > PARLAMENTO

La "vergüenza ajena" que hizo pasar Domenech al acusar de injerencia a un delegado de ONU en el Parlamento

La madurez sexual de las mujeres y la "destrucción" de las familias formaron parte de los cuestionamientos del senador al organismo internacional en plena comisión parlamentaria

Tiempo de lectura: -'

29 de septiembre de 2022 a las 09:31

El senador Guillermo Domenech hizo pasar "vergüenza" a varios de sus colegas al retirarse abruptamente de una reunión parlamentaria luego de cuestionar y acusar cara a cara de injerencista a un representante de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) de visita en Uruguay

Fue en la Comisión de Derechos Humanos, Equidad y Género del Senado, que recibió este martes al abogado chileno Hernán Quezada Carrera, experto integrante del Comité de Derechos Humanos de ese organismo internacional. El objetivo de la visita era dialogar en torno al seguimiento y cumplimiento de las Observaciones Finales de la VI revisión periódica que esa entidad realizó sobre el Estado uruguayo, recientemente realizada en Ginebra. 

Quezada Cabrera había apenas comenzado a exponer, cuando fue interrumpido por una intervención de Domenech. "Ir a dar consejos a casa ajena nunca es simpático", le dijo el senador cabildante al representante del organismo internacional. El legislador reivindicó la larga tradición democrática del Uruguay y su respeto a los derechos humanos, "que no nació con ningún pacto". 

En una actitud que sorprendió a sus colegas, Domenech aludió al "fenómeno mundial" que pretende, desde lugares remotos, señalarles a los pueblos cómo deben conducirse. "Los orientales, porque quiero emparentarme con Artigas, que no era uruguayo sino oriental, hemos tenido siempre una forma particular de conducirnos", señaló. Luego de recordarle a la ONU que "el futuro del Uruguay lo deciden los orientales a través de elecciones", pasó a referirse a "algunas corrientes internacionales" que buscan anular a los Estados nacionales y generar enfrentamiento entre razas. 

"Lo digo yo, que tengo sangre africana e indígena", sostuvo. Sin ahondar en sus reflexiones, señaló además que esas corrientes "procuran destruir a las familias". En eso sentido dijo ver "cosas totalmente absurdas", como el planteo de "postergar el casamiento de los jóvenes".  Allí su colega frenteamplista Silvia Nane le señaló una corrección. "Lea bien, senador", le pidió. "Es de las mujeres". 

La referencia estaba dirigida a una de las recomendaciones que la ONU le viene haciendo a Uruguay en todos sus informes desde hace cinco años: elevar de 16 a 18 años la edad mínima para contraer matrimonio. 

Domenech aceptó la corrección, pero no se dio por vencido. "Cuando se adquiere madurez sexual y se está alentando, incluso, a la iniciación temprana de los jóvenes en la vida sexual, no puedo concebir que no se les permita unirse en matrimonio si así lo desean libremente", consideró. Se trata, insistió, de una medida que atenta contra la institución familiar, que su partido defenderá con total vigor. 

El intercambio se dio en el mismo día en que Naciones Unidas volvió a advertir que la eventual aprobación del proyecto de ley que Cabildo Abierto presentó sobre la prisión domiciliaria preceptiva en los casos de mayores de 65 años servirá para que los militares procesados por delitos de lesa humanidad pasen a estar en una situación de "casi total impunidad". 

El senador volvió a decirle al delegado de ONU que lo mejor para el país lo decidirá el pueblo uruguayo y no un "oscuro burócrata de algún ámbito internacional". Acto seguido, se levantó y se retiró de la comisión.  No sin antes pedirle: "No se metan en nuestros asuntos internos". En su retirada fue acompañado por el diputado Carlos Testa. 

Que le vaya muy bien

"Muchas gracias, senador", le dijo Nane, al señalarle que con su actitud estaba quebrando las reglas básicas parlamentarias de cortesía a la hora de recibir invitados. "Que le vaya muy bien". 

Su colega Sandra Lazo pidió por su parte  disculpas a la delegación de la ONU ante lo que se terminaba de escuchar. “Dio vergüenza ajena”, dijo a El Observador. 

La diputada frenteamplista Verónica Mato coincidió en su "total vergüenza" ante el accionar de Domenech y la actitud de sus colegas de Cabildo Abierto, que optaron por no asistir a la sesión. "Es la primera vez que esta situación en una comisión del Parlamento", dijo. La vergüenza, afirmó, no solo cae sobre ese partido sino sobre todo el Parlamento. "Esto habla también de las personas que tienen este accionar".

En la práctica, Domenech y Testa fueron los únicos representantes del oficialismo que entraron a la sesión. Los nacionalistas Jorge Gandini y Gloria Rodríguez y la colorada Carmen Sanguinetti faltaron con aviso. 

El pedido de disculpas también fue efectuado por otro diputado frenteamplista, Oscar Amigo, que aprovechó para recordarle a Naciones Unidas un "dato importante": Domenech forma parte de la bancada de gobierno que conduce el Poder Ejecutivo. "El artiguismo está muy alejado de lo dijo que el senador ya que, entre otras cosas, era un movimiento profundamente democrático desde su cerno", dijo. 

Nane, por su parte, pidió disculpas por la falta de cortesía y del "mínimo sentido social"  de Domenech, pero no por sus dichos ya que, en definitiva, "es alguien que ya sabemos lo que piensa". La senadora reparó en que tanto Domenech como su fuerza política son parte de un movimiento global caracterizado por su "ultranacionalismo, su autoritarismo y por un discurso de odio y de violencia hacia quien sea el otro, según las circunstancias". 

"Para que tengan una idea, piensa que no hay abuso sexual intrafamiliar porque una de las bases de la construcción de la patria fue la endogamia" señaló Nane al apelar a una recordada intervención de Domenech en el Senado. Allí, en junio de 2020 y en el marco de una discusión, había reconocido que en interior del país existía la endogamia, aunque no el incesto. “No entiende la diferencia entre una cosa y la otra y no lo entiende por que él piensa que está bien”, dijo Nane. “Obviamente le parece muy bien que los gurises se casen a los 16 años”. 

Amanda Della Ventura recordó en tanto que Uruguay integra las Naciones Unidas y que las declaraciones de ese organismo se hacen según los parámetros con los que el país se mostró de acuerdo al suscribir los respectivos convenios. "Lo que viene a hacer no es mandatarnos, sino darnos orientaciones", dijo. 

Quezada Carrera, por su parte, recordó que su presencia no pone en discusión la soberanía de ningún Estado. También que su  visita pretende "colaborar y construir" para que Uruguay pueda cumplir de mejor manera sus obligaciones. También que Uruguay firmó soberanamente acuerdos por los que se obligó a rendir cuentas periódicamente sobre los avances en las recomendaciones en materia de derechos humanos. 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...