Nacional > violencia doméstica

Lacalle Pou propone "vigilar al victimario y no a la víctima": ¿qué opinan expertos y políticos?

El candidato expresó que en su eventual gobierno evaluará la posibilidad de decretar la vigilancia "al que amenaza y no al amenazado"

Tiempo de lectura: -'

19 de agosto de 2019 a las 17:52

El candidato nacionalista Luis Lacalle Pou propuso un cambio en el paradigma de los casos de violencia doméstica. “Hay que vigilar al victimario, no a la victima. Vigilemos al que amenaza y no al amenazado”, dijo este viernes al ser consultado por la prensa, según consignó El País. 

Actualmente, más de 100 mujeres en todo el país tienen custodia policial por disposición judicial, una tarea que es desempeñada aproximadamente por 600 oficiales, según informó Subrayado. Lacalle Pou señaló que, decreto mediante, en su eventual gobierno evaluará la posibilidad de que los oficiales empiecen a controlar a la persona denunciada, en vez de a la mujer. 

El asesor en seguridad del candidato nacionalista, Álvaro Garcé, señaló a El Observador que el combate a la violencia de género es "un aspecto fundamental de la gestión de la seguridad", por lo que el lema le ha dado "un seguimiento especial al tema".

El excomisionado parlamentario para las cárceles indicó que la propuesta de "vigilar al victimario" en vez de a la víctima es "parte de la propuesta integral sobre seguridad" del Partido Nacional, que también incluye la educación como una forma de "prevención social del delito" y mejorar la capacitación de los policías. En líneas generales, el plan tiene como foco cambiar el sistema "intrusivo" actual centralizado en la custodia de la víctima, que según Garcé tiene "importantes problemas operacionales" y restringe la libertad de las mujeres, para hacer foco en el seguimiento del agresor.

El experto además dijo que las declaraciones de Lacalle Pou en Treinta y Tres no fueron condicionadas "por la conmoción pública del momento", sino que es parte del trabajo que está haciendo el equipo de profesionales que lo asesoran en materia de seguridad. Este domingo se realizó una marcha en Artigas en repudio al femicidio de Mariza Severo, una mujer de 42 años que había denunciado a su expareja por violencia de género por haberla amenazado con un cuchillo, pero había rechazado la custodia policial.  "Ella quería ser feliz, estar custodiada es estar presa. La víctima no tiene que tener custodia, el que tiene que tener es el asesino", dijo la hija de Severo en la marcha. 

La opinión de expertos y políticos 

La propuesta del candidato blanco generó elogios y críticas por igual. El senador frenteamplista Charles Carrera, exdirector general de la Secretaría del Ministerio del Interior, apuntó contra el supuesto "nivel de desconocimiento" del líder nacionalista sobre "un tema harto sensible para la sociedad uruguaya". En una publicación de Facebook sostuvo que Lacalle Pou demostró con este planteo "una absoluta ignorancia de lo que significa la protección a las víctimas".

El diputado frenteamplista José Carlos Mahía, presidente de la comisión especial de Seguridad y Convivencia, consideró que "vigilar al victimario y no a la víctima" es "un error estratégico que llama mucho la atención viniendo de un candidato a la presidencia". El legislador reconoció que la gestión del sistema actual podría ser mejorada, pero sostuvo que la asginación de una custodia a la mujer "no se hace por talenteo", sino que hay estadísticas y protocolos probados que respaldan el régimen de custodias. 

"La gestión se puede mejorar desde otro ángulo, que es exactamente opuesto al que dice Lacalle Pou", agregó Mahía. A su entender, las modificaciones necesarias refieren a que "muchas veces los policías que hacen la custodia quedan expuestos, porque el lugar donde tienen que cuidar a la víctima tiene cercanía geográfica con zonas violentas o con el narcotráfico". "Lo que se necesita es hacer más efectivo el sistema, pero no dejar sin protección a las víctimas", resumió. 

El referente en seguridad del Partido de la Gente, Robert Parrado, aseguró que esta es una medida que "puede ser valiosa", pero advirtió que sería "muy pobre" si no fuera acompañada por otros cambios al sistema con el fin de "asegurar una respuesta integral" a la violencia de género. El experto afirmó que hay que "mejorar los alcances de la intervención del Estado", especialmente en actuar con rapidez en caso de incumplimiento del agresor de las medidas cautelares. 

De todos modos, Parrado aseguró que le consta que el Partido Nacional está "totalmente involucrado" con la prevención y combate de la violencia de género, y destacó el trabajo que la candidata a la vicepresidencia –Beatriz Argimón– ha hecho en este sentido. Hasta marzo de 2018, el licenciado en seguridad pública asesoraba al sector Todos, fundado por Lacalle Pou, pero dio un paso al costado para sumarse a filas del Partido de la Gente, liderado por Edgardo Novick. 

El experto en seguridad Edward Holfman aseguró que la propuesta del candidato blanco "es más de lo mismo". "Es alterar los factores de la ecuación, cuando lo que hay que cambiar es la ecuación. Estamos enfocando mal el problema", indicó. 

A su entender, la medida más efectiva es que los agresores sean obligados a usar una tobillera electrónica que controle sus movimientos. El Ministerio del Interior informó a Subrayado que actualmente hay 700 tobilleras activas y cada una de ellas tiene un costo de US$ 8.700, pero solo 39 corresponden a casos de violencia doméstica. Holfman expresó que se debería incrementar la cantidad de dispositivos disponibles y, a su vez, tomar otras medidas que permitan mejorar el abordaje del problema. 

En el mismo sentido se expresó la referente feminista Andrea Tuana, quien, al ser consultada por El Observador, catalogó de "ridícula" la propuesta. Tuana afirmó que el sistema vigente no funciona, porque "al tratar de proteger a las víctimas se vulneran sus derechos" a tal punto que "viven en un estado de alerta y miedo permanente".

Para revertir esto, los colectivos feministas se plantearon la inversión de las custodias policiales –como propuso Lacalle Pou– pero llegaron a la conclusión de que no es una medida efectiva. "El agresor no está condenado, va a querer escaparse, y la mujer mientras está desprotegida", explicó. 

Tuana entiende que "hay que dar un paso nuevo y tomar medidas de protección reales". "Se debe combatir la impunidad del violento, entender que este tipo de violencia es igual o más grave que otros delitos como la rapiña, que en estos casos sí son enviados a prisión", afirmó. 

 

 

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...