Cargando...
Lali Espósito llegó a Uruguay con su Disciplina Tour

Espectáculos y Cultura > DISCIPLINA TOUR

Lali Espósito, la bestia pop que exorcizó el Antel Arena

La artista argentina se presentó en Montevideo en el marco de su Disciplina Tour

Tiempo de lectura: -'

15 de agosto de 2022 a las 05:01

Hay algo de exorcismo, de extirpación, de emoción cruda que se expulsa en dos horas. Los cuerpos se doblan, saltan, se quiebran, la voz se agrava después de sacar la energía del cuerpo a gritos. Este sábado Mariana “Lali” Espósito llegó a Montevideo con su Disciplina Tour y exorcizó a sus fieles.

El público empezó a acumularse en la explanada desde las cinco de la mañana. Catorce horas después una corrida de gente empezó a entrar a la Arena con carteles, remeras, pancartas y remeras con la cara de la artista. Abrazadas a las vallas Cecilia y Belén se preparan para ver el show por tercera vez. “Fuimos a los dos Luna Park y después vamos al Movistar Arena. Todos los shows son distintos, Uruguay siempre es muy especial”.

Lali Espósito llegó a Uruguay con su Disciplina Tour

Poco después de las nueve de la noche sube al escenario vestida en cuero de pies a cabeza. De ese momento en adelante pasa por todas sus formas y facetas artísticas: la diva, la argenta, la femme fatale. Pero sobre todo la bestia pop.

Lali Espósito empezó su carrera como actriz a los 10 años y desde este lado del Río de la Plata hemos visto de cerca su transformación. En 2013 debutó con su disco A bailar, al que le siguieron Soy, Brava y Libra. Hoy, con 30 años, es una artista multifacética, una de las estrellas más populares de América Latina y una mujer que tiene claro cómo y cuándo prender fuego un recital.

“Unas ganas tenía de decir: ¡Buenas noches Uruguay!”, exclamó la artista sobre el escenario. Disciplina Tour empezó a mediados de junio en Buenos Aires y marcó el regreso de Lali a los recitales en vivo. Una gira que ahora viajará desde Uruguay a Chile y de regreso a Argentina antes de cruzar el Atlántico.

“¿Cómo están para el Disciplina Tour, el Chape Tour, ya no sé cómo se llama?”, bromea. El show ha atraído la atención de los medios y las redes sociales porque los besos no se escatiman. Se besa con él, luego con ella, después con aquella. Porque tanto la música como la impronta de Lali está cada vez más libre de etiquetas. Llega a Uruguay como una de las artistas más representativas de una generación que empuja los límites. Y se agradece.

Eclipse, Asesina, Tu novia, Fascinada, Somos amantes. El show empieza con la potencia y la energía que transmite a los seguidores en el recinto. Las caderas se sueltan, las manos llevan el ritmo de sus canciones y los cuerpos que la esperaron más de doce horas empiezan a moverse junto con la banda que toca sobre el escenario.

"Esta es una canción que me copa porque habla de que hay que bailar para uno. ¿Viste cuando uno está bailando sexy y atrevida en un recinto, y dicen ‘mirá cómo quiere seducir’? Es para mí, amor. Estoy perreando así para mí”, dice antes de Bailo pa mí. Pero la verdad es que no baila sola, se mueve sobre el escenario con ocho bailarines y bailarinas que le siguen la energía y también tienen momentos para brillar con luz propia.

Un hombre lleva una mano al pecho e inclina la cabeza al techo para cantar. Mueve la cadera de lado a lado y despega los pies del suelo. En un punto cierra los ojos y se deja llevar por el encanto de la cantante.

Lali Espósito llegó a Uruguay con su Disciplina Tour

*

En un pequeño homenaje a la Diosa del Pop, la norteamericana Cher, proyecta la famosa entrevista con Jane Pauley de 1997. “Mi madre solía decirme '¿Sabes, hija? Algún día deberías sentar la cabeza y casarte con un hombre rico'. Mi respuesta fue: Mamá, yo ya soy un hombre rico'", dijo la diva hace veinticinco años y sus declaraciones se han convertido en un discurso iconico.

“Soy todo lo Diva que pensaba que iba a ser”, canta a continuación Lali vestida con una malla dorada en lo que parece ser una bóveda bancaria dejando en evidencia que “brillando se nace". Baila con el cuerpo y con la cara, se mueve con fluidez y potencia al mismo tiempo. Se agiganta en el escenario y parece que la arena montevideana le queda chica.

De repente todo es silencio. En la oscuridad se enciende una luz blanca que la ilumina en medio del escenario. “Si hay algo que valoro en esta vida es la prolijidad. Soy no se canta a medias, Soy no se baila a medias. Yo la quiero hacer de nuevo. ¡Que vengan los dancers! No me voy de Montevideo si no lo hacemos como corresponde”. En ese mismo momento Lali Espósito da una clase de cómo manejar con soltura y gracia un desperfecto técnico. “Esto se engancha así”, dijo antes de volver a hacer una de sus canciones más cantadas. La gira no se llama Disciplina por nada y deja a la vista el trabajo de la artista y el respeto al público que está ahí para verla.

Ella canta Ego, parte del segundo álbum de estudio de la actriz y cantante argentina lanzado en 2016 y la canción que se ha convertido en uno de los himnos de sus shows. 

El pecho de una de sus fanáticas se va hacia atrás para dejar salir el aire y proyectar la voz con los brazos en alto. El cuerpo se dobla hacia atrás y se incorpora antes de flexionar las rodillas con la mano en el pecho.

Lali Espósito llegó a Uruguay con su Disciplina Tour

*

Le llegan solicitudes de firmas de ropa interior, de noches en cuartos de hotel y besos. Incluso llevan anuncios de embarazos y futuros fanáticos para los shows. Lee sus carteles –vestida ahora de neón– mira a sus fans a los ojos, les agradece, les responde con cariño y con humor. Le piden un adelanto de su próxima canción, Dos son tres, y concede el deseo: "Mejor que dos son tres / me aburre el singular / probemos esta vez / la suerte del impar".

Cuando la banda se baja del escenario se convierte en un boliche. El lado más electrónico con Mil años, 100 GradosA Bailar suplanta a su costado más pop e incluso a sus momentos rockeros. Las luces de colores iluminan a una multitud saltando mientras la artista toma un shot, agita el pelo, camina a pasos agigantados y le pide al público que salte. Y, claro, saltan.

De un momento a otro todo es látex rojo, luces al tono y fuego en el escenario. Disciplina y N5, dos de las últimas canciones con las que Lali sorprendió en los últimos meses tienen esa motivación sensual y cruda que la lleva a entrelazar los cuerpos con los bailarines en el escenario a la perfección en un show que construye escenarios ideales para cada una de las caras de la artista.

 

“Te espero en la oscuridad, demos un paseo inmoral”, canta una chica con toda la voz y el cuerpo hacia adelante, el torso sobre la valla del primer anillo y el brazo tan extendido parece tocarla a pesar de la distancia.

*

Mientras el Antel Arena se ilumina con las luces de los celulares la gente pide que la argentina no se vaya más. Vuelve con un conjunto de short de jean, top y campera con brillos. “Por eso les va bien a ustedes como país, se organizan”, comenta.

Casi sobre el final canta su canción más argentina: esa que habla de sus orígenes. “Para nosotros, los que somos del sur, lo que buscamos las oportunidades. Saben mi historia y me emociona cantarla delante de ustedes”, dice la artista en la introducción de Laligera en la que reafirma que ella se hizo sola. "Todo lo que tengo es mío desde cero / Nací con brillo pero sin dinero / Para ganarme sola el mundo entero".

Lali Espósito llegó a Uruguay con su Disciplina Tour

Lali decidió cerrar su show en Uruguay con Boomerang. “Soy una aprendiz total pero siento que cuanto más damos cosas buenas más vuelve. Andar por la vida mucho más relajado y mucho más amoroso, no juzgar a nadie. Y es re lindo cuando ese amor te vuelve”. Y todo ese amor volvió esa noche en Montevideo.

“Tenemos la oportunidad de, por dos horas, olvidarnos de las mierdas que nos pasan, cada uno con su historia. Este es un ratito feliz”, concluyó.

Sobre los papelitos dorados que quedaron esparcidos por el suelo algunas lloran, otros se sientan a esperar que pase ese momento en que la adrenalina va en picada, hay quienes se toman un segundo para recuperar el aliento y quienes se abrazan para componer las emociones en la noche en que  la argentina exorcizó a sus seguidores en Montevideo.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...