Largas colas para comprar el nuevo iPhone X

Ni el frío ni el precio intimidaron a los usuarios de 50 países

Tiempo de lectura: -'

03 de noviembre de 2017 a las 10:24

El iPhone X llegó el viernes a las tiendas de algunos países, para regocijo de los amantes de la marca, a quienes no intimidó el elevado precio de este modelo de lujo, diseñado para marcar el décimo aniversario del celular estrella de Apple.

El iPhone X sale a la venta en 50 países, siendo los primeros en recibir el producto los de Asia-Pacífico, que gozaron de unas horas de ventaja gracias a la diferencia de huso horario. Cientos de rusos pese al frío ya invernal formaron una cola gigantesca en Moscú para comprar el iPhone X.

El nuevo celular inteligente de Apple, preocupada por convencer al público de que puede seguir innovando en un mercado cada vez más competitivo, presenta una nueva fisionomía.

Así, su botón redondo "home", normalmente situado en la parte de abajo de la pantalla, pasa a ocupar prácticamente toda la cara anterior del dispositivo. Además, esta versión se desbloquea por reconocimiento facial y dispone de una pantalla último modelo de tipo OLED.

La marca de la manzana presentó este modelo, muy esperado, a mediados de septiembre, junto con el iPhone 8, disponible desde el 22 de setiembre.

En Hong Kong, los clientes que habían encargado su celular por internet y que esperaban para poder comprarlo, explicaban que su coste bien valía el esfuerzo.

"Es el teléfono del décimo aniversario. De todas formas, los otros teléfonos inteligentes como los Samsung tampoco son mucho más baratos", declaraba Tony Yeung, un banquero de 35 años, en la fila de espera delante de una tienda Apple de la excolonia británica.

"Es práctico, podemos desbloquearlo con solo ponérnoslo delante de la cara al despertarnos por la mañana".

El reconocimiento facial no preocupa a Nam So, de 36 años. Prefiere esta tecnología al desbloqueo por la huella digital.

"Si las manos sudan, no se desbloquea. Con el reconocimiento facial, ya no existirá ese problema", declara a la AFP.

En Singapur, unos 300 seguidores esperaron toda la noche frente a la Apple Store, la primera del sureste asiático.

Supakorn Rieksiri y Kittiwat Wang, ambos de 22 años, cuentan que han venido adrede desde Bangkok para adquirir cuatro iPhone X, dos cada uno.

"Con todas sus características distintas, como el reconocimiento facial, la pantalla más grande, vale realmente la pena", afirma Rieksiri, precisando que uno de los celulares será para su madre.

Según una representante de la distribuidora de Apple re:Store citada por la agencia oficial rusa RIA Nóvosti, nunca antes se formaron colas con tanta anticipación para comprar un nuevo iPhone.

Apple se ha fijado un objetivo ambicioso: reinventar el celular inteligente para plantar cara a la feroz competencia del gigante surcoreano Samsung o de grupos chinos.

El iPhone representa más de la mitad de su volumen de negocio.

Tim Cook, su jefe, declaró que los pedidos del iPhone X eran "muy fuertes por parte de los consumidores" y de los agentes de venta (tiendas, operadores), prediciendo que el trimestre en curso "sería muy bueno".


Comentarios