Mundo > COIMAS

Las claves para entender el escándalo de los cuardernos K en Argentina

Las anotaciones minuciosas de un chofer provocaron arrestos, allanamientos y secuestros de autos

Tiempo de lectura: -'

03 de agosto de 2018 a las 12:44

Una caja de cuadernos llenos de anotaciones detalladas que un chofer de jerarcas registró durante al menos diez años desató un escándalo en Argentina. Las notas reconstruyen el camino que hacían las coimas entre empresas y el Ministerio de Planificación de Argentina. Hay registro de direcciones, nombres, horas, distancias recorridos, montos trasladados e incluso facturas de una marroquinería por la compra de bolsos utilizados para el traslado de dinero y el peso una vez cargados.

El caso

Una investigación del diario La Nación de Argentina dio a conocer una trama intrincada de pagos de coimas realizados durante el kirchenirsmo, que ahora están siendo investigadas por la Justicia. Específicamente, las anotaciones de Oscar Centeno, el chofer en cuestión, van desde marzo de 2005 a noviembre de 2015. Centeno, que ahora se encuentra detenido, conducía un auto Toyota Corolla para Roberto Baratta, mano derecha del ministro de Planificación de ese momento, Julio De Vido.

Periodistas de La Nación llevaron la documentación que poseían a la Justicia Argentina. La investigación, que duró varios meses, está a cargo del juez Claudio Bonadio, que ordenó las detenciones de Baratta y Centeno. A estas les seguiría una ola de llamados a interrogatorios, así como de detenciones de empresarios involucrados y funcionarios kirchneristas. Tanto unos como otros se negaron a declarar hasta tanto puedan ver el contenido de la causa.

Según informó el Diario Clarín, Bonadio ordenó 51 operativos simultáneos de allanamientos, que incluyeron 34 inmuebles de empresas de primera línea, una medida considerada sin precedentes. Además, hay otra lista de sospechosos sin orden de detención, entre los que se encuentra la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Los principales involucrados

Néstor Kirchner
Según las denuncias, el expresidente argentino (fallecido en 2010) fue quien encabezó las operaciones y dio ordenes directas para los cobros de coimas en contratos públicos de construcción y energía. Mantenía reuniones semanales con Baratta para que le rindiera cuentas y le entregara el dinero.

Julio De Vido
Es el exministro de Planificación. Actualmente se encuentra detenido. Fue el ministro que más presupuesto manejó en los 12 años del gobierno de los Kirchner. Es a quien Baratta respondía, comandaba la recaudación y también mantenía reuniones con Kirchner en la quinta de Olivos.

Roberto Baratta
Es exsecretario de Coordinación y Control de Gestión y mano derecha de De Vido. Las denuncias señalan que se reunía con los empresarios para coordinar las entregas de dinero. Su chofer fue quien transportó la mayor cantidad de dinero que se cobró.

Oscar Centeno
Chofer de Baratta que transportó los pagos y registró ocho cuadernos diferentes todo aquello de lo que fue testigo y escuchó.

¿Cómo seguirá la investigación?

El juez Bonadio debe definir el destino de los empresarios que se encuentran ahora detenidos. Ellos solicitaron su excarcelación y sus abogados esperan que Bonadio diferencie entre ellos y los exfuncionarios. A su entender, según informó La Nación, los funcionarios tenían más poder y sus clientes, por lo tanto, menos margen para incidir sobre las reglas del juego.

La expresidenta Cristina Kirchner está citada a declarar el próximo lunes 13 de agosto.También han sido citados De Vido, Oscar Parrilli, exsecretario general de la Presidencia y exdirector de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), y José María Olazagasti, exsecretario privado de De Vido.

Comentarios