Fútbol > INFORME

Las dos extranjeras del fútbol uruguayo

La alemana Lina llegó con su familia –por el trabajo de su padre– y su pasión por este deporte la llevó a jugar en Nacional; la australiana Jamaica, vino a aprender fútbol y juega en Progreso  

Tiempo de lectura: -'

06 de abril de 2019 a las 05:02

El fútbol uruguayo está acostumbrado a exportar talento, desparrama jugadores en todos los husos horarios del planeta. A la hora de recibirlos las nacionalidades no varían demasiado, los vecinos del Mercosur, algún que otro colombiano y en menos cantidades centroamericanos. Por eso suena a novedad que una alemana y una australiana llegue a Uruguay a correr detrás de una pelota. Lina Kirst y Jamaica Arrighetti llegaron por distintos motivos a esta esquina al sur del sur, pero ambas construyeron su rutina en el nuevo país en torno al fútbol. 

La alemana de Nacional

Lina es alemana por donde se la mire y escuche, como buena germana parlante dice “oiropa” cuando habla de Europa porque así suenan la e con la u en alemán: “oi”. El español es la tercera lengua que aprende, el alemán lo trae desde su Colonia natal y lo aplicó en Zurich, de allí al inglés que usó en Gibraltar y al español que comenzó a aprender ni bien llegó a Uruguay hace cinco años, y que ahora domina sin problemas. 

De la ciudad atravesada por el Rin recuerda aquellos partidos del FC Köln en los cuales entraba gratis, y los juegos en el jardín de la casa donde su hermano era el arquero y Lina comenzaba a desarrollar su gusto por los tiros libres. No se dijo, pero Lina acumula todos esos países en 18 años de vida. El trabajo de Johann, su padre, ha hecho que la familia se mudara al ritmo de las oportunidades. Llegó a Uruguay buscando oportunidades en el rubro agropecuario, ahora hizo de Montevideo su casa, pero Paraguay su lugar de trabajo. Su hija no duda en responder dónde le gustaría quedarse: “Hace 2 años me preguntaron si quiero volver a Alemania o Europa, y dije que no”.

A esos primeros toques de pelota en el jardín de su casa le siguieron algunos campamentos en Suiza, una etapa en Gibraltar donde tenía que jugar con los nenes porque ninguna de las niñas quería jugar, y al llegar a Uruguay, luego de una breve etapa viviendo en Punta del Este, de largos inviernos inmóviles, los Kirst se instalaron en Montevideo. Lina fue a dar al Uruguayan American School (UAS), donde entre otros trabaja Carlos Nicola como coordinador. Su entrenador fue Diego Gutiérrez, figura inspiradora de la joven Lina que lo veía como extensión de su familia.

En el colegio no demoró en ganarse un lugar en el equipo de fútbol que cada año disputaba un campeonato contra colegios de Chile, Argentina, Brasil, Ecuador, entre otros. Pero en el UAS el fútbol dura cinco meses, luego se hace énfasis en otros deportes, a Lina le sobraban siete meses del año. Con esa motivación fue a probar suerte en Náutico, con 15 años ya integraba el plantel de mayores, aunque la diferencia de edad e intereses se notaba.

“Desde el principio las personas que conocía eran hinchas de Nacional”, dice Lina para explicar por qué decidió ir a entrenar allí. Lo que siempre pasa en Uruguay: una amiga conoce a alguien que trabaja en el club, desde Nacional pidieron unos videos para verla y enseguida la invitaron a entrenar. 

“La primera práctica fue con mayores y tenía mucho miedo. No conocía a nadie y casi no hablaba español. Pero ese día ya me pidieron que me fichara”, recuerda la joven volante central alemana. Pero las ganas debieron esperar seis meses, papeleos que exige FIFA porque quien se estaba fichando era una menor de edad extranjera. Se debía justificar que su familia estaba en Uruguay por otros motivos y que tenía los ingresos suficientes, que no era el fútbol lo que los había traído. Aunque la pequeña Lina sabía que las casualidades se habían alineado para venir a dar a uno de los países más futboleros del mundo.

“El fútbol lo vi intenso, la principal diferencia es que juegan muy agresivo, menos táctico que en Europa y técnicamente muy bueno”, analiza Lina, quien además agrega: “En el vestuario nunca me sentí incómoda por ser extranjera, las compañeras me preguntan palabras en alemán y me piden que hable en alemán”.

En su futuro cercano está la posibilidad de irse a estudiar a Estados Unidos, un país donde el fútbol femenino es un deporte muy fuerte. Lina se llevará todo lo que aprendió adentro de una cancha, el recuerdo de una lengua quemada cuando la convidaron con mate, y aquel empacho de dulce de leche que hace que no pueda comerlo de nuevo. Eso sí, hay algo que tiene muy claro: “Si un día me citara la selección uruguaya iría”.

La australiana de Progreso

La teoría de los seis grados de separación sostiene que para conectar a una persona cualquiera con otra solo se precisan cinco intermediarios. O sea que si uno empieza con amigos y luego con conocidos de esos amigos, puede llegar a conectar con cualquier individuo de esta tierra antes de la sexta persona. Jamaica Arriguetti nació en Sydney, de madre australiana/escosesa y padre uruguayo al igual que sus abuelos, los primeros Arriguetti en irse a Australia en la década de 1970. 

Cuando Jamaica decidió venir a la tierra de la mitad de su familia, se lo comunicó a una uruguaya que trabajaba con ella. Esa uruguaya resultó ser la prima de Ignacio Chitnisky, de todas las uruguayas de Australia, de todas las primas que viven en Australia, Jamaica fue a dar con la del entrenador de Progreso femenino. Nacho podría estar dirigiendo cualquier otro equipo, pero dirige Progreso donde jugó el padre de Jamaica, su abuelo, su bisabuelo y hasta un par de primos. No es casualidad, de todos los barrios de Montevideo, la familia Arriguetti es de La Teja.

Los abuelos de Jamaica fundaron un periódico para la comunidad hispanoablante en Australia y lo sostuvieron durante 30 años, “Noticias y Deportes- The Hispanoamerican”. A pesar de tanta uruguayez rodeando a Jam, no habla español, aunque lo entiende. El por qué escogió practicar fútbol también tiene que ver con Uruguay. Corría el año 2002 y Peñarol realizaba una gira por Australia, podría haber sido una gira por cualquier parte de Australia, pero fue en Sídney, hogar de Jamaica, que con solo nueve años quedó encantada con el ambiente de los partidos y dijo “yo quiero jugar a esto”.

A los 11 comenzó a jugar en un club local y lo hizo hasta los 18. Se recibió de asistente social y dejó de practicar fútbol. Pero la cabeza le pedía una distracción, algo que le diera un descanso de las realidades con las que se encontraba día a día. Fue así que decidió volver a los 23 años.

Venía cada tanto a Uruguay de vacaciones, hasta que en el mundial de Rusia un comentario de un periodista australiano tocó la fibra que había que tocar: “Uruguay produce la mayor cantidad de buenos jugadores per capita”, dijo Craig Foster. Jam se vino con ese objetivo, aprender cuánto podría enseñarle el país de la mitad de su familia. Y no anduvo con demoras, se bajó del avión un 19 de marzo del 2019 y al otro día ya estaba presentándose en el entrenamiento de Progreso.

“Jugar en Progreso no solo es una oportunidad increíble, también es muy sentimental para mi. La Teja es donde nació mi familia y Progreso donde jugaron al fútbol”, dice Jam que continúa la tradición. 

El debut se hace esperar, una lesión de rodilla ha impedido que Jamaica sea tenida en cuenta. Renguea, pero no hay dolor que le impida cumplir con el mandato familiar.  l

 

 

FÚTBOL FEMENINO EN URUGUAY

La actual es la temporada número 24 del campeonato de fútbol femenino. En la primera fueron solamente siete equipos que compitieron: Rampla Juniors, River Plate, Cerro, Bella Vista, Danubio, Liverpool y Basañez.

En 2019 hay 10 equipos jugando la divisional A, otros 16 en la B y también 15 equipos en categoría sub 19 y 18 más en sub 16. Hacen un total de 59. Este crecimiento se explica en parte gracias a las famosas licencias Conmebol y AUF, donde a partir de este año se exigía a todos los equipos que pretendían jugar copas internacionales, tener un plantel femenino. Podían crear uno de cero o asociarse a un equipo ya existente, como hizo Defensor Sporting con Seminario o Plaza Colonia con Cutcsa Línea D.

El equipo más ganador es Rampla con nueve títulos, obtenidos en los primeros 12 años de competencia. Los siguen con cuatro títulos cada uno Colón y Nacional. El actual campeón es Peñarol.

Los 10 equipos de primera son Peñarol, Colón, Nacional, Plaza Colonia Línea D, River Plate, Fénix Canelones, Liverpool, San Jacinto Rentistas, Progreso y Bella Vista.

Peñarol hace de local en el estadio José Pedro Damiani (Las Acacias) y Nacional en Los Céspedes. Defensor decidió que su primer partido de la historia fuera preliminar del primer equipo y se jugó en el Franzini.

En la Organización de Fútbol del Interior el fútbol femenino está desarrollado y tiene más de 120 equipos.

 

EL 0% TIENE CONTRATO

Las jugadoras de fútbol están asociadas en OFU, la Organización de Futbolistas Uruguayas y también son parte de AFU la Asociación de Fútbolistas Uruguayos que tiene representación en el nuevo Congreso de Asociación Uruguaya de Fútbol.

La primera votación con el nuevo estatuto aprobado en noviembre del año pasado, trajo como novedad la votación por primera vez de una mujer futbolista, fue Valeria Colman, jugadora de Nacional y de la selección uruguaya.

Uno de los principales reclamos de OFU es tener condiciones dignas para la práctica deportiva.

En un estudio realizado por la organización relevaron que el 67% de los clubes carecen de un médico o fisioterapeuta para las jugadoras, 47% entrenan en lugares pertenecientes al club y solo cuatro de esas instalaciones tiene duchas.

El 0% de jugadoras tiene contrato y solo un 13% recibe un viático por ir a entrenar. Esa es la realidad del fútbol femenino en Uruguay.

 

DE WOONDGARRAH AL PALADINO

Jam se dio cuenta que lo de jugar al fútbol en un equipo de primera división en Uruguay es cosa seria. Pasó de entrenar dos o tres veces por semana con los Wildcats de Woongarrah en sesiones de una o dos horas, a entrenar de lunes a viernes dos o tres horas. Todavía se sienta y observa, algunas compañeras hablan inglés y se comunica con ellas, pero ella mira y escucha mucho, asimilando lo más rápido que puede todo lo que la rodea. Jamaica, volante central, cuenta que en Australia y Uruguay el fútbol femenino está en etapa de crecimiento, con la jugadoras peleando por tener las mismas condiciones de entrenamiento que los hombres.

 

EL HISTÓRICO HAT-TRICK DE LINA

Diego Testas es el entrenador de la sub 19 de los tricolores: “A Lina la conocí este año cuando comencé a trabajar en el fútbol femenino de Nacional. Ya hablaba español y lo hace muy bien, porque lo aprendió hablando. La verdad que esa fue una de las cosas que me sorprendió de ella, aprende muy rápido, es muy ordenada y aplicada, creo que es parte de su idiosincrasia. Tiene muy buenas condiciones físicas, y una muy buena pegada, maneja la mayor cantidad de las pelotas quietas de nuestro equipo”. En la segunda fecha Lina hizo tres goles contra Juventud y se convirtió en la primera europea en realizar un hat-trick en las 24 temporadas que se llevan jugando. 

 

EN PLENO AUGE
El fútbol femenino, en el que ninguna de las jugadoras tiene contrato profesional y solo 13% recibe viáticos, sufrió un particular crecimiento en los últimos años como consecuencia del impulso que FIFA le dio a este deporte y a las exigencias que planteó Conmebol, que impide jugar en competencias internacionales masculinas a aquellos clubes que no tienen plantel femenino participando en Primera división de cada país.
Además, el Mundial sub 17 femenino que se disputó en noviembre y diciembre del año pasado en Colonia, Maldonado y Montevideo, terminó de impulsar a Uruguay hacia un nuevo rumbo en el fútbol femenino.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...