Selección > SELECCIÓN

Las historias del capitán sub 20 que pasó de jugar en la Play con Neymar y Mbappé a marcarlos

Bruno Méndez, el capitán de la selección sub 20, en un mano a mano con Referí donde habló de lo que es vivir solo en San Pablo, cómo lo recibieron en la selección mayor y lo que espera en el Mundial de su categoría

Tiempo de lectura: -'

16 de mayo de 2019 a las 05:01

En cuestión de meses la vida de Bruno Méndez puso el pie en el acelerador. Y sus hábitos se modificaron a pura adrenalina y velocidad. Pasó de vivir en la tranquila Montevideo a la locura de una de las ciudades más grandes del mundo como San Pablo. En su casa lo esperaba su madre con la comida pronta. Ahora, con 20 años, no lo espera nadie y se las debe ingeniar para cocinar.

La vida comenzó a variar un 11 de noviembre de 2018. Inesperadamente, las lesiones de Diego Godín y José María Giménez determinaron que el cuerpo técnico de la selección mayor lo citara para jugar contra Brasil y Francia. Y de pronto se vio adentro de una cancha teniendo que marcar a los futbolistas con los jugaba al play.

Volvió y en un abrir y cerrar de ojos fue transferido. Un 6 de febrero de 2019, Wanderers y Corinthians sellaron el acuerdo para el pase de Méndez.

Cuatro meses después volvió al país para defender a la selección sub 20, de la cual es su capitán, en el Mundial de la categoría que comenzará el jueves de la semana próxima en Polonia y en el que la celeste debuta el viernes 24 a la hora 15.30 de Uruguay en el grupo C contra Noruega. 

Méndez, en un mano a mano con Referí, contó las sensaciones de todo lo que le tocó vivir.

¿En qué momento de maduración se encuentra de cara al Mundial sub 20 de Polonia?
Con bastante competencia de nivel que me sirvió de experiencia como el Sudamericano (sub 20) y los amistosos con la selección mayor (jugó ante Brasil y Francia). También el paso por la Primera en Uruguay y ahora en Brasil. Estoy acomodándome, adaptándome. Es un club grande (Corinthians), muy grande, de Sudamérica y del mundo. Llegué cuando estaba armado el cuadro, con zagueros de renombre.

¿Cuánto le cambió la vida?
Y totalmente, desde el punto de vista del juego, desde lo personal, desde irme a otro país a vivir. Me fui a vivir solo, eso cambia.

¿Usted vivía con sus padres en Uruguay?
Sí yo vivía con mi familia, con mi viejo, mi madre, mi hermano. Y ahora no pudieron ir porque ellos están trabajando acá y me tocó irme solo. Y ahí me estoy adaptando, al fútbol y a la vida.

¿Y cómo hace un chiquilín de 20 años para adaptarse a una de las ciudades más grandes del mundo como San Pablo?

La verdad que es difícil, es nuevo, todo nuevo para mí. Me sirvió que me hayan integrando ya que muchos jugadores me brindan ayuda y tengo que agradecerles el respaldo que me dan.

¿Qué lugar eligió para vivir, pidió para estar cerca del club?
Generalmente los jugadores de ahí viven en un barrio a 15 o 20 minutos del lugar de entrenamiento. El tráfico es una locura en San Pablo pero ahí me queda todo medio cerca.

¿El fútbol también le cambió?
Sí, me cambió porque es un fútbol más rápido, más intenso, jugadores con mayores virtudes técnicas, eso también lo agranda a uno para estar a ese nivel.

¿Cuánto le sirve para aplicarlo ahora en la sub 20?

Me sirve bastante, es otro juego, otra idea de juego que pienso mecharla con la idea que quiere Gustavo (Ferreyra, el entrenador) acá.

Hubo un recambio en la sub 20 con relación a la que jugó el Sudamericano, ¿en qué ganaron?
Vamos con jugadores nuevos, que están jugando en Primera de buena manera y eso ayuda. Desde afuera de la cancha en la madurez, para crecer. Y en la cancha nos van a dar rapidez, explosión y mayor tenencia de pelota. Vamos a tener jugadores que mantengan la pelota y esperamos que nos den las cosas que no teníamos en el Sudamericano.

Lo que más se notó en el Sudamericano fue la falta de gol.
Sí, puede ser que nos haya faltado la puntería porque las opciones las creamos.

Viene Ronald Araújo y usted fue el dueño de la cinta de capitán hasta acá. ¿Cómo es el tema ahora, se la da, le corresponde?
Es una pregunta frecuente. Nos llevamos muy bien, tenemos una buena relación y más que la cinta sabemos que somos referentes los dos, que tenemos que aportar las vivencias que aprendemos en otros países y lo otro le resolverá o lo decidirá Gustavo (Ferreyra).

¿Por dónde pasa el hecho de que no se generen celos entre ustedes?

Que los dos queremos lo máximo para Uruguay, que los dos queremos llevar la cinta y que si la lleva uno o el otro no va a haber problemas. Aparte vamos a estar juntos en la zaga así que nos tenemos que defender a muerte los dos.

¿Un Mundial es paso a paso o van con objetivos que apuntan más arriba?
Es paso a paso. El otro día me preguntaron si queríamos buscar el campeonato y dije que sí, que como todo uruguayo vamos a buscar lo máximo, pero la idea es ir paso a paso. El primer objetivo es pasar la serie, tres finales tenemos, de ahí en más veremos.

Ya le tocó debutar en la selección mayor. Volvió a la sub 20, ¿cómo lo tomó, como algo normal, como algo que sucedió porque había muchos lesionados en ese entonces?

Feliz, feliz de volver para formar una nueva experiencia como es un Mundial que todo muchacho que tenga esa edad lo quiere jugar. Cuando me tocó la mayor había muchos jugadores lesionados, pero eso jugadores están de vuelta como Godín, Josema (José María Giménez) y están jugando a un nivel muy grande, que uno aspira a eso también. Los veo todos los días para poder potenciar y aprender cosas de ellos.

¿Cuando tuvo la oportunidad en la selección mayor, qué le dijo el técnico Tabárez?
Me dijo que lo tomara como una oportunidad, que lo aproveche, el día a día, no solo adentro de la cancha, que me tocó, sino también afuera. En la convivencia, en las charlas, que pregunte, que no tenga miedo que ellos también vivieron eso porque yo fui con bastantes nervios. Sin palabras con todos. Yo tenía mis nervios porque era jugador nuevo, no me conocían, y la verdad que me trataron muy bien porque les pude preguntar cosas y me respondieron y eso estuvo buenísimo.

¿Y cómo lo tomó, cómo vivió aquella experiencia?
Es distinto. Pero es una oportunidad que te dan y como oportunidad la tenía que aprovechar y no la tenés que dejar pasar y eso fue lo que me sirvió. Fue como que me tocó la varita mágica y tenía que entrar. Era yo el elegido. Y espero haberlo hecho bien.

Y le tocó debutar contra monstruos.
Neymar, Mbappé, Giroud, los jugadores que ves en la tele, con los que jugaba en la Play. Y yo del lado de Uruguay con Cavani, Suárez. Cuando estaba ahí no lo podía creer, pero tenía que concentrarme, era un partido de fútbol, eran once contra once y yo tenía que hacer lo mío. Fue divino.

¿Cuánto pesa la camiseta de la selección mayor?
Sinceramente pesa lo mismo que la sub 20. Te ponés esa camiseta y la salís a representar y salís a jugar a morir como en todas las categorías.

¿Se siente un paso más cerca de la mayor con ese pequeño paso que dio?
Me ilusiona, me ilusiona porque estuve ahí, estuve compartiendo, sé como son los compañeros y uno lucha para llegar a ahí y ojalá que me pueda tocar otra vez.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...