Cargando...
Policía frente a manifestantes en en el oeste de China continental

Mundo > Mirá el video

Las protestas de obreros chinos de Foxxcon hicieron retroceder a la compañía proveedora de Apple

La empresa taiwanesa radicada en China continental y proveedora de Apple debió dar marcha atrás y pagar un bono a trabajadores afectados por las estrictas medidas de Covid

Tiempo de lectura: -'

25 de noviembre de 2022 a las 10:28

Es una postal del mundo globalizado. Foxconn es taiwanesa, proveedora de la estadounidense Apple y ensambla millones de iPhone su planta de Zhengzhou, una ciudad ubicada en el oeste de China continental.

Desde hace semanas, la empresa registra un rebrote de casos de covid y por reclamos de salarios, especialmente para trabajadores no contratados, que suman alrededor de un 10% de los 200.000 que tiene la compañía, la mayor del mundo en su rubro.

Dado que la compañía funciona con líneas de producción y habitaciones para los obreros, muchos se quejaron por tener que compartir dormitorio con otros que había dado positivo de covid. Y Foxconn, además, dilató la respuesta sobre reclamos de haberes y de la situación de los contratados.

El miércoles se registraron protestas en los alrededores de la planta que, tal como muestran los videos tomados por los mismos obreros, hicieron retroceder a los contingentes policiales enfundados en trajes blancos para contener a los manifestantes sin tener contacto físico por las estrictas medidas anti-covid que rigen en toda China.

Este jueves, Foxconn se disculpó por lo que llamó "un error técnico a la hora de asignar salarios" que desembocó en las protestas de ayer en su planta de Zhengzhou. "Comprendemos completamente las preocupaciones de algunos empleados recién contratados. Pedimos disculpas por un error de entrada de datos en el ordenador y prometemos que el pago será el acordado", informó la compañía en un comunicado publicado en el diario chino Global Times.

Foxconn habría ofrecido pagar los costos de hasta 10.000 yuanes (US$ 1.400) por el regreso a sus lugares de origen y las cuarentenas de aquellos trabajadores que abandonen el trabajo. Esta verdadera ciudad-fábrica, al registrar un aumento de los casos de covid, cerró la planta.

Desde entonces, la compañía impuso un modelo de burbuja, que impone un aislamiento a los trabajadores, que van de la planta, al comedor y los dormitorios, sin poder salir.

El martes por la noche hubo protestas, y el miércoles se acrecentaron. La policía local fue a frenarlas y los trabajadores no cumplieron con sus directivas. Por el contrario, los empleados salieron de sus residencias y se los ve en los videos de Twitter empujando a los policías enfundados en trajes de protección anticovid.

La ciudad había anunciado en la noche del miércoles confinamientos más estrictos en varios distritos ante el avance de casos de covid. Allí comenzó el conflicto con los trabajadores de Foxconn ante el temor a quedar encerrados en la fábrica dentro del sistema de "circuito cerrado".

El conflicto escaló el mes pasado cuando muchos de ellos no tenían forma de volver a sus casas ante el confinamiento parcial de la ciudad. Ante la deserción de obreros y con los compromisos contraídos con Apple, Foxconn negó que cientos de sus empleados se habían contagiado de covid y anunció un aumento de los sueldos, tanto para evitar pérdidas de puestos de trabajo como para incorporar a unos 10.000 trabajadores más, necesarios para cumplir con sus planes de ensamble.

Las autoridades de localidades cercanas pidieron a funcionarios y exmilitares que acudiesen a trabajar a la planta. En ese contexto, el martes los trabajadores de la planta hicieron las protestas porque ni siquiera les estaban pagando los aumentos acordados y mejores condiciones para vivir en las habitaciones.

No es la única fábrica en China que tiene el sistema de burbuja o "circuito cerrado", que aísla a los trabajadores para evitar contagios del exterior y mantener la producción. Esta situación alertó tanto a los dueños de Foxconn como a otras compañías. Así fue que esta empresa taiwanesa, instalada en China y proveedora de la estadounidense Apple se disculpó con sus obreros y emitió un comunicado diciendo que la falta de pago y las malas condiciones de trabajo fueron “un error administrativo”.

China registra un aumento de contagios de covid, muy pocos comparativamente con otros países, pero que significan medidas de estricto control por parte de un país que tiene 1.400 millones de habitantes.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...