Fútbol > ASÍ VIVE UN CLUB LA CRISIS SANITARIA

Conocé los deberes que les mando Leonel Rocco a los jugadores de Progreso

El entrenador contó cuál es su mayor miedo para cuando vuelva la actividad

Tiempo de lectura: -'

18 de marzo de 2020 a las 05:04

El técnico de Progreso, Leonel Rocco, contó a Referí cómo sobrelleva estos días sin fútbol por la pandemia de coronavirus, sin poder entrenar al plantel y con la incertidumbre grande de no saber cuándo podrá hacerlo. “Estoy haciendo lo que no puedo hacer cuando estoy trabajando. Tomar el tiempo libre para relajarme un poco, salir a correr, caminar, cortar el pasto, cortar leña, cosas que a veces se complican por los tiempos”.

Rocco reside en El Pinar, por lo que tiene la playa a mano para realizar actividades físicas: “En esta zona se ve gente que hace actividad deportiva más que otras veces, en bicicleta, caminando, corriendo, lo mismo que hago yo. Gente con niños”, señaló.

Junto a sus compañeros de cuerpo técnico el fin de semana le entregaron una rutina de entrenamiento a los futbolistas para que no pierdan la forma totalmente: “Les dimos las tareas al plantel de lo que tienen que hacer día por día, nos pusimos a las órdenes para lo que necesiten y el fin de semana me pondré en contacto con ellos para ver cómo va todo. Es una rutina para la primera semana, después nos juntaremos para ver como seguimos con la siguiente”.

Ejercicios de mantenimiento

El plan de entrenamiento para los jugadores es básico: “Son trabajos de mantenimiento porque otra cosa no se puede hacer. Intensidad entrenando solo no se puede conseguir. Algo de gimnasio, pero también se está complicando porque los gimnasios están cerrando. Adaptamos trabajos para que se mantengan más o menos, porque esto va para largo, Después se verá cuando haya que retomar y si van a dar una o dos semanas para que los planteles se pongan en forma nuevamente. Si no va a venir una marea de lesiones”.

Las lesiones que pueden sobrevenir por escasa preparación cuando se reanude la actividad es un tema que le preocupa a Rocco: “Si el parate se va para un mes y no te dan mínimo un par de semanas, es imposible”, explicó.

Al tiempo que le hacen un seguimiento a los jugadores para ver si están cumpliendo el plan, confían en la palabra de ellos: “También instamos a los muchachos a que no se dejen estar, que traten de hacer todos los trabajos, porque a la hora que tengamos que arrancar, hay que darle palo y palo, no hay otra. Estamos en comunicación con ellos, te van diciendo lo que están haciendo y llevamos una estadística. Obvio, que confiamos en la honestidad, porque si un día no hicieron nada tienen que decirlo. Ellos están en permanente contacto y con los preparadores físicos llevamos un seguimiento de cada uno”, indicó el DT.

Vacaciones, entre comillas

El técnico manifestó a Referí que no se detiene a evaluar si la suspensión llegó en un buen o mal momento deportivo de su equipo, que se encuentra con cinco puntos (cuatro menos que el líder Rentistas) en la segunda posición del torneo Apertura junto a otros cuatro clubes: “Las circunstancias están así y más allá de que vengamos bien, mal o regular, no hay opción. Algo que surgió, se cortó, a todos nos gusta el fútbol, es nuestra pasión y no poder ni siquiera entrenar al equipo. Aparte uno como entrenador está todo el día para el fútbol, porque se planifican los entrenamientos, se ejecutan, pero cuando estás en tu casa seguís pensando en mil detalles, lo del día siguiente, algo que se te ocurrió, alguna duda en na posición... vivís pensando todo el tiempo. De esta manera es increíble porque estás totalmente desenchufado, no tenés en que pensar, más allá de ver si la semana que viene me voy a poner a revisar cosas, a ver videos de algún partido, de alguna duda aunque todo eso está muy analizado, para volver a estar en el tema”.

Admitió que los períodos de licencia no suelen ser de descanso: “Nosotros terminamos el campeonato pasado la primera semana de diciembre y dos semanas antes ya sabíamos qué posiciones no íbamos a contar porque los jugadores anduvieron bien y sabíamos que era imposible mantenerlos, entonces ya estábamos pensando que posiciones cubrir, con qué posibilidades, pensando mucho en lo económico porque Progreso es uno de los equipos que tiene el presupuesto más chico. Armando todo eso, ¿qué vacaciones podés tener? A los 10 días estábamos entrenando otra vez porque teníamos que jugar por la Copa Libertadores (el 22 de enero enfrentó a Barcelona de Guayaquil). Son vacaciones entre comillas, porque no vas a entrenar, pero la cabeza al contrario, está más a full todavía. Entonces momentos como estos no son muy frecuentes”.

Pierden plata por jugar

Consultado sobre el perjuicio económico que puede acarrear esta situación para los clubes, Rocco fue tajante: “Es un verso eso, si los clubes pierden plata por jugar. Nosotros por ejemplo perdemos dinero. Los clubes tienen el ingreso de la televisión y eso no se va a cortar. Cuando empezás el año, si tenés un orden, decís ‘el presupuesto de este año es tanto porque vamos a tener tantos ingresos’. El tema es que no se hace, están siempre al manotazo de ahogado”.

Y contó que “en Progreso entran US$ 64.000 mensuales y es lo que se gasta a rajatabla para estar al día. Sabemos que no podemos salirnos de ese presupuesto por nada del mundo y es la manera que tenemos de trabajo. No podemos trabajar, no hacemos doble horario, pero el equipo está al día”, expresó el entrenador.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...