Cargando...

Nacional > TRAS LLEGADA DE CORONAVIRUS

Llamadas a la línea de prevención del suicidio de ASSE aumentaron 60%

Desde el 13 de marzo –el día en que se diagnosticó el primer caso de coronavirus en Uruguay– hasta el 31 se registró un incremento en los pedidos de ayuda

Tiempo de lectura: -'

22 de abril de 2020 a las 05:01

Las llamadas a la línea de prevención de suicidio de la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE) aumentaron en un 60% entre el 13 de marzo –el día en que se detectaron los primeros casos de coronavirus en Uruguay– y el 31 de ese mes, en comparación con el mismo período del año de 2019, según informó a El Observador el adjunto de la dirección de Salud Mental y Poblaciones Vulnerables del organismo, Juan Triaca. El jerarca aseguró que, aunque entiende que esa cifra puede ser sensible a otros factores, la situación generada por la pandemia (como el aislamiento social) "repercute mucho".

La línea de apoyo emocional (0800-1920) que habilitó el organismo el pasado martes 14 de abril –que es más genérica que la línea de prevención de suicidio y que está pensada en la crisis del coronavirus– también registró un importante número de llamadas desde su creación. Mientras la línea referida al suicidio (la línea Vida 0800-0767) recibió 2.600 llamadas durante su primer año de funcionamiento (2018), esta nueva línea de apoyo emocional ya recibió 1.360 consultas desde el martes 14 hasta este domingo 19 a las 15 horas, informó Triaca.

Desde ASSE han notado casos de personas que llaman a esta nueva línea con problemáticas graves que van más allá de una charla en busca de apoyo. "Alguna gente llama ahí diciendo que se siente muy mal y algunos con ideación suicida. Hay algunas llamadas que son complejas y que son derivadas a la línea Vida (la de prevención de suicidio). Hay una coordinación entre ambas líneas", sostuvo.

Según explicó, cuando el llamado denota "especificidad y gravedad" se lo traslada a la línea referida al suicidio porque tiene "más experiencia y contención" para tratar con esos casos. Cuando los profesionales que trabajan en la línea Vida entienden que la situación que plantea la persona detrás de la llamada es de "riesgo moderado a grave" se coordina con el prestador de salud del usuario para que un móvil vaya a la casa de la persona "o a donde esté".

La situación de angustia que atraviesan las personas las ha llevado a pasar a la acción también. El propio presidente de ASSE, Leonardo Cipriani, hizo referencia a esta problemática en una reunión virtual que mantuvo el viernes pasado junto a otras autoridades del organismo y legisladores que integran la Comisión de Salud en ambas cámaras. "Estuvimos conversando con el equipo de salud mental y tenemos un aumento en puerta de pacientes con intento de autoeliminación –no fue muy marcado, pero existió– y de descompensación de patologías psiquiátricas", dijo, según quedó registrado en la taquigráfica de la sesión.

Para Triaca el 13 de marzo, cuando se registraron los primeros casos, los uruguayos sufrieron una especie de "traumatismo" que ha venido en aumento durante el paso de los días y el crecimiento de los casos confirmados de covid-19 y los fallecidos por esta causa. Cree que "la incertidumbre" por lo que pasará con la pandemia sumado al "miedo" que genera el pensar en el contagio de uno o de un ser querido, afecta la salud mental de las personas. También entiende que repercute la limitación a la "libre voluntad de hacer" así como la imposibilidad de muchos abuelos de no poder recibir a sus nietos, por ejemplo.

"Aquella gente que tenía y tiene unos buenos recursos internos y una buena red familiar y social, la transita con cierta normalidad. Hace videollamada con los amigos y el cumpleaños lo festeja de esa forma. Crea nuevas formas de vinculación. El problema está en quién no tiene estas herramientas y no tiene apoyo familiar y social. Ese está solo, está aislado, la está pasando muy mal. Y los temores y la irritabilidad, y los consumos y la violencia aumentan mucho", expresó.

El adjunto de la dirección de Salud Mental de ASSE contó también que por cada caso de suicidio estiman 25 más intentos de autoeliminación. El último dato disponible de la tasa de suicidios es de 2018 y revela un aumento en los casos. En promedio hubo 20,25 muertes por autoeliminación cada 100.000 personas, el doble del promedio mundial y el doble del objetivo sanitario que había trazado la Organización Mundial de la Salud. En total, 710 personas murieron de esta forma en Uruguay en 2018.

Este incremento de casos con respecto a 2017 —cuando la tasa fue de 19,64 suicidios por cada 100 mil habitantes, es decir que hubo 24 muertes menos— se debió principalmente a la población más adulta. Mientras que entre las personas mayores de 70 años se registraron más suicidios en comparación con la anterior medición, entre las personas menores de 29 años disminuyó la cantidad de casos. En Uruguay el pico de suicidios se registró en 2002 con 20,62 por cien mil habitantes.

Este año, en tanto, se están procesando los datos relativos a 2019. A fines de este año o comienzos del año que viene estará el dato preciso de cuánto afectó el coronavirus en la tasa de autoeliminación de 2020. "Recién ahí vamos a poder medir el impacto de todo esto", remató.

"Nos preocupa y nos ocupa"
Al ser consultado sobre el efecto de la salud mental en las personas tras esta época de confinamiento voluntario, el presidente de ASSE, Leonardo Cipriani dijo a El Observador semanas atrás: "Nos preocupa y nos ocupa". Y luego adelantó la creación de la línea telefónica que está en funcionamiento y aseguró que el Poder Ejecutivo elaboró un decreto para que las instituciones aumenten el manejo de la salud mental.
Además, explicó que hay dos poblaciones específicas a quienes les repercute en mayor medida la situación que ocasiona la pandemia: "el adulto mayor y los niños".
"Uruguay tiene un porcentaje muy alto de paciente deprimido y estas conductas de aislamiento y situaciones que generan temor, obviamente ayudan a empeorar esa patología. Los niños están sobrepasados con información del coronavirus, sale información de los muertos y los niños no tienen todo el raciocinio para separar lo que puede percibir uno como adulto. En niños también se empiezan a ver temores", expresó.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...