Agro > CAMBIO DE ÁNIMO

Lluvias de enero inyectaron optimismo en agricultores y ganaderos

En las chacras lo que llovió llegó a tiempo para confiar en buenos resultados en sojas y en los maíces de segunda; en ganadería comenzó una reactivación de las pasturas y reservas de agua

Tiempo de lectura: -'

02 de febrero de 2021 a las 14:15

Las lluvias que se produjeron en los últimos días cambiaron, de modo notorio, el ánimo en el sector productivo nacional, donde era enorme la preocupación generada por los daños que estaba causando una extensa sequía, con un déficit hídrico de tal magnitud que, en algunos casos, se expresó casi de continuo desde el verano de 2019/2020.

Mejoras en el estado de buena parte de los cultivos instalados, en el nivel de humedad en el perfil del suelo, en las pasturas para alimento de ganados y en las reservas de agua son algunas de las ventajas ya apreciadas.

No obstante, en el sector se entiende que no todo está solucionado, tanto que se precisa que sigan existiendo episodios de precipitaciones a corto plazo, sobre lo cual hay optimismo considerando los pronósticos.

La alegría por las lluvias fue reflejada, por varios actores del sector agropecuario, en la red social Twitter:

Agricultura

“Lo que llovió le cambió la cara a todo el sector”, destacó a El Observador Facundo Capandeguy, director de la firma 3Agro.

Explicó que sin ser las últimas, que fueron relevantes y generales, en enero hubo otras lluvias pero todas de poca magnitud, lo que, dada la extensa sequía, estuvieron lejos de ser suficientes.

Lo que llovió en los últimos días “llega tarde” para corregir el potencial en los maíces de primera, pero es algo muy bueno para los de segunda.

En el caso de la soja, la de primera recibió un agua que, en algunos casos, llega a tiempo para mantener un buen potencial de rinde, pero en otros no, considerando que el volumen de precipitaciones fue muy desparejo. En Soriano, por ejemplo, la zona núcleo del país en producción agrícola, llovió menos que en otras zonas. Para la soja de segunda, lo que llovió recientemente fue a tiempo para ir preservando el potencial de rendimiento y la calidad del cultivo.

Lo que llovió “vale como el oro”, sintetizó Capandeguy, precisando que siempre hay que considerar caso a caso porque el estado de los cultivos puede ser bastante diferente de una chacra a otra, incluso en campos muy próximos.

Finalmente, indicó que el cultivo que ha visto muy lindo es el girasol (que de a poco “regresa” al área nacional de chacra tras varios lustros con una presencia insignificante), “cultivo que tuvo un incremento de área este año y que estamos trayendo desde hace dos años”.

“Si bien sabemos que el girasol es un cultivo mucho más tolerante a la falta de agua, su desarrollo, aún en suelos marginales, no nos deja de sorprender. Veremos que nos dice la cosechadora”, concluyó.

Ganadería

A los ganaderos las lluvias que hubo en enero también les cambió el pesimismo por optimismo.

Sebastián Mercant, presidente de la Asociación Rural de Florida (ARF), precisó a El Observador que en enero, en esa zona del país, hubo dos episodios de lluvias muy oportunos, el primero a mitad de mes y el otro, el fin de semana pasado. Entre ambos, los campos recibieron de 100 a 180 milímetros y eso permite mirar al otoño con otras perspectivas.

Esas precipitaciones permitieron que los campos que estaban “amarillentos” ahora estén “verdeando”. Como se suele decir, mencionó, “no llueve pasto, pero cuando llueve de buena manera enseguida los campos responden y se ve una reactivación en las pasturas”.

En esa zona del territorio nacional, como en tantas otras, el déficit hídrico acumulado motivó la declaración de emergencia agropecuaria por parte del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), lo que instauró para los productores acceso a préstamos de dinero con libre disponibilidad en el uso del capital, pero también otras medidas, como poder pastorear al ganado en al otro lado de los alambrados, a los costados de rutas y caminos, algo que ahora se podrá ir dejando de lado.

Además, dijo, “las lluvias sirvieron para comenzar a recuperar las aguadas, en tajamares y cañadas, por ejemplo”.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...