Nacional > Parlasur

Los argumentos de Paraguay contra etiquetado de alimentos del MSP

Alegan trabas en el comercio

Tiempo de lectura: -'

14 de septiembre de 2018 a las 13:05

El etiquetado de alimentos que el gobierno decretó a fines de agosto, que generó el malestar de algunas industrias y comerciantes, sumó nuevas voces en contra, esta vez de países de la región. Este lunes, Paraguay presentó al Parlamento del Mercosur una propuesta para derogar la iniciativa del Ministerio de Salud Pública (MSP). 

Para el gobierno paraguayo, el nuevo etiquetado no toma en cuenta un acuerdo que rige entre países del Mercosur y que utiliza un código que propuso la organización de Naciones Unidas para la alimentación (FAO), según publicó la Agencia de Información Paraguaya. El representante paraguayo que viajó a Uruguay en el marco de una nueva reunión del Parlasur, Manuel Morínigo, argumentó que existen otras alternativas a las etiquetas negras octagonales con alertas por los contenidos de los alimentos y sostuvo que el nuevo etiquetado uruguayo “representa una traba comercial y puede generar confusión en los consumidores”. 

En ese país hubo representantes de la industria de alimentos que pidieron a los miembros del Parlasur rever la medida, que, insisten, “se realizó de manera unilateral” pese a que existe un acuerdo de Naciones Unidas, informó el portal paraguayo. 

Lea también: Seis claves para entender el etiquetado de alimentos envasados

Al grito en contra de Paraguay se le emparejó el de Argentina, que también se manifestó en contra preocupada por las nuevas etiquetas. El semanario Búsqueda informó la semana pasada que el gobierno argentino cree que la medida puede representar un obstáculo para el comercio y reclamó que sea analizado a nivel de todo el Mercosur. 

Las disposiciones del decreto entran en vigencia a partir de este jueves pero los elaboradores, importadores y/o fraccionadores tendrán un plazo de 18 meses para adaptarse. 

El rotulado incluye a aquellos alimentos a los que se les haya agregado sodio, grasa o azúcares y en cuya composición final el contenido de esos elementos o grasas saturadas exceda los valores establecidos en el decreto, por lo que deberán llevar el distintivo correspondiente. Deberá ser incorporado en la cara frontal de los productos envasados y tendrá un diseño octogonal con fondo negro y bordes blancos. En su interior contendrá la expresión exceso seguida del nutriente que corresponda: grasa, grasas saturadas, azúcares o sodio.

Este rotulado estará disponible en la página del Ministerio de Salud Pública (MSP) y deberá ser descargada para su inclusión en las etiquetas de acuerdo. “Deberá utilizarse un octógono independiente por cada nutriente que exceda los límites establecidos”, dice el decreto publicado en la página de Presidencia. En sodio el límite es de 500 miligramos cada 100 gramos, en azúcares es de 3 gramos cada 100 gramos, en grasas el límite es el 35% del valor calórico total y en grasas saturadas el 12% de ese valor. 

Comentarios