Nacional > Internas

Los blancos dieron el puntapié de la batalla electoral y se tienen fe

Precandidatos se reunieron con la presidenta del directorio nacionalista para pensar en una carrera electoral unidos; Alonso confirmó que será precandidata

Tiempo de lectura: -'

19 de julio de 2018 a las 05:00

Las diferencias entre los sectores blancos parecieron quedar fuera de la casa del Partido Nacional cuando este miércoles quienes tienen pensado ser precandidatos llegaron para reunirse con la presidenta del Directorio, Beatriz Argimón. La idea del encuentro fue, precisamente, conversar sobre la unidad que el partido necesita para poder ganarle al Frente Amplio el año que viene, y para eso era necesario que al menos durante las casi dos horas de reunión el acuerdo fuera la regla.

Luis Lacalle Pou (Todos) subió las escaleras del directorio junto a Verónica Alonso y Juan Andrés Ramírez (Orejanos) y fueron recibidos por Argimón, que se quedó esperando la llegada de Jorge Larrañaga (Alianza Nacional), Carlos Iafigliola (Adelante) y Juan José Bruno –que si bien no es precandidato fue en representación del grupo de intendentes escindidos de Alianza Nacional-, quienes llegaron unos minutos después. Al entrar al salón donde se reunieron, empezó a reinar un ambiente de optimismo y confianza respecto al desafío que el colectivo tendrá en octubre de 2019. La línea de acuerdo fundamental entre quienes participaron en la reunión es que el partido tienen una buena oportunidad para ser el próximo gobierno.

Dentro de los comentarios optimistas que se realizaban entre mate y mate, se mechaba la necesidad de acordar con otros partidos de la oposición. Todos estuvieron de acuerdo en que esa será la manera de poder pensar en un gobierno nacionalista a partir de 2020. En ese sentido se había expresado más temprano Lacalle Pou en su audición semanal. "El Partido Nacional en la elección que viene no podrá valerse solo de sí mismo. Vamos a tener que ir rumbo a entendimientos, vamos a tener que ir rumbo a entendimientos con otros partidos políticos, con otros candidatos y con mayorías sociales que van a entender que es momento de hacer un cambio, una alternancia en el poder", dijo.

Argimón definió el cónclave de este miércoles como un "grato momento" que se transformó en el punto de partida para comenzar la carrera electoral. Esa carrera tendrá su primer mojón el 30 de junio de 2019 con las elecciones internas y teniéndolo en cuenta, Argimón planteó en conferencia de prensa que se busca "respetar los perfiles de los compañeros y compañeras que vayan a competir".


Tuvo que hacer la distinción entre "compañeros y compañeras" porque este miércoles Alonso aprovechó la oportunidad para anunciar oficialmente su precandidatura. "No quiero que esto empañe el objetivo más importante que tuvimos en esta reunión que es mostrar unidad del partido que blancos y no blancos nos reclaman. La competencia no es contra ellos (los otros precandidatos) sino con ellos, buscando que el Partido Nacional sea gobierno", dijo en rueda de prensa al confirmar que competirá en las internas.

El anuncio público de la senadora, que antes integró Alianza Nacional y antes acompañó a Luis Alberto Lacalle Herrera, también fue realizado puertas adentro en la reunión nacionalista, pero no causó ninguna sorpresa. Su prencadidatura era manejada como una posibilidad bastante firme, aunque faltaba el anuncio oficial. De hecho, cuando Argimón comenzó la conferencia de prensa dijo que la convocatoria fue para "quienes habían manifestado su voluntad de ser candidatos".

La unidad como prioridad

Pese a que en la reunión no se mencionaron las diferencias que existen dentro del Frente Amplio, mostrarse unidos en medio de los cruces del oficialismo por el tema de las candidaturas es de los principales objetivos y desafíos del Partido Nacional. "Vamos a ir con nuestro mensaje que es ganar el gobierno", dijo Argimón y agregó: "Para nosotros es importante el objetivo último y en base a eso fue que tuvimos la reunión. Ya vendrán los tiempos de la interna que todos los precandidatos vayan trabajando en sus sectores. Estuvimos trabajando en cómo llegar al objetivo último", dijo.

Por separado, los principales líderes del partido se han intentado mantener en esa línea. Un ejemplo de ello se remonta a febrero, cuando Larrañaga presentó lineamientos programáticos que pudieran servir de insumo para todo el partido y que motivó a que el Centro de Estudios del partido –que coordina Pablo Da Silveira, del sector de Lacalle Pou-lo analizara y planteara un nuevo documento en común. Cada sector tendrá su agenda programática que luego volcará a un programa de gobierno común para competir en octubre de 2019.

En el caso de Lacalle Pou, su objetivo es desde hace un tiempo atrás mostrar a un partido en paz y pese a que le gustaría que se llegara a un acuerdo previo por las candidaturas blancas, intentará no confrontar con los demás precandidatos. En ese sentido es que se ha concentrado en difundir el concepto de "tender puentes", algo que busca hacer tanto fuera como dentro del partido.

La pregunta que se hacen algunos dirigentes, sin embargo, es si este clima armonioso podrá mantenerse una vez que comience más abiertamente la batalla electoral interna.

Comentarios