Mundo > ARGENTINA

Los cuadernos de las coimas, los bolsos con plata y la nueva causa K

La Justicia toma declaración a empresarios y exfuncionarios por presunta corrupción

Tiempo de lectura: -'

04 de agosto de 2018 a las 05:00

Empresarios y exfuncionarios argentinos comenzaron a declarar ante la Justicia este jueves en Buenos Aires por el nuevo escándalo de sobornos, bautizado como "cuadernos de la corrupción", que salpican a la expresidenta Cristina Kirchner y a una empresa vinculada a la familia del presidente Mauricio Macri.
La Justicia argentina analiza el contenido de ocho cuadernos escolares en los cuales el chofer del exnúmero dos del Ministerio de Planificación registró presuntos retiros y entregas de bolsos con dinero entre 2005 y 2015, años en que gobernaron el ya fallecido Néstor Kirchner (2003-2007) y Cristina Fernández (2007-2015).

Según los cuadernos, que detallan con meticulosidad montos, recorridos y puntos de recogida y de entrega de maletines con dólares en efectivo, los sobornos fueron utilizados para obtener la adjudicación de obras públicas.

El chofer Oscar Centeno, autor de las anotaciones, un exsuboficial de ejército, fue detenido el miércoles al igual que una docena de empresarios y exfuncionarios. Este jueves rindió indagatoria y, según la prensa, optó por declararse como arrepentido, admitió la autoría de los cuadernos y se acogió a un defensor público.

Según la Fiscalía, los presuntos sobornos habrían alcanzado unos US$ 160 millones. Hasta ahora, se realizaron 34 allanamientos en los que fueron incautados 14 automóviles, el equivalente a unos US$ 50 mil en efectivo y dispositivos informáticos.

¿Lava Jato en Argentina?

Para Leandro Despouy, quien fue auditor general entre 2002 y 2016, los llamados cuadernos de la corrupción van a abrir "una compuerta que en Argentina no se había abierto".

"Implica un gran número de empresarios, no son solo funcionarios. Puede ser el inicio de un Lava Jato en Argentina", declaró Despouy a la AFP, en referencia al enorme escándalo de corrupción de Brasil.
Según el exfuncionario, lo más probable es que los empresarios colaboren con la Justicia y se declaren víctimas de extorsión por parte del Estado.

Las detenciones realizadas en la madrugada del miércoles incluyen a Roberto Baratta, que era un subsecretario pero en los hechos era el segundo del Ministerio de Planificación y para quien trabajaba el chofer Centeno.

También fueron arrestados los empresarios Gerardo Ferreyra, de la constructora Electroingeniería, y Javier Sánchez Caballero, exgerente general de Iecsa, la constructora que pertenecía a Ángelo Calcaterra –primo del presidente Macri–, que provenía del grupo Socma (Sociedad Macri).

"Jamás pagué coimas. Esto es un circo mediático", se defendió Ferreyra este jueves cuando fue trasladado esposado para declarar ante el juez. Otro de los detenidos es el exsubsecretario legal de Planificación Federal Rafael Llorens y el expresidente de la Cámara Argentina de la Construcción, el empresario Carlos Wagner.

Los cuadernos publicados

Los cuadernos que dieron origen a la causa fueron entregados por una fuente reservada a un periodista del diario La Nación, que a su vez los aportó a la Justicia, pero solo serían fotocopias. El diario publicó este jueves facsímiles de varias páginas, prácticamente una bitácora de anécdotas y direcciones relacionadas siempre con los bolsos de dinero.

La expresidenta y actual senadora Cristina Fernández fue citada a indagatoria el próximo 13 de agosto por el juez Claudio Bonadio, quien lleva la causa. Fernández, que puede ser juzgada pero no detenida debido a sus fueros parlamentarios, no ha hecho declaraciones a la prensa hasta ahora. Entre los seguidores de la expresidenta, la figura más relevante de la oposición, lo atribuyen a una operación política en su contra.

En la calle, también se dividen opiniones. "Parece que están todos involucrados. No sé si tienen la misma responsabilidad los empresarios que los políticos, pero es apabullante, ya estamos hasta acá", declaró a la AFP Judith Buchbinder, una mujer de clase media en el centro de Buenos Aires. Cerca de ella, otra mujer, Elisa Loria, dijo necesitar más tiempo "para separar la paja del trigo" en la denuncia. "Lo está usando el gobierno para tapar todo lo malo que hace", agregó.

El domicilio de la pareja Kirchner en Buenos Aires figura como uno de los destinos en las anotaciones del chofer, al igual que la Casa Rosada (sede del gobierno) y la residencia presidencial de Olivos, en las afueras de la capital. La Justicia investiga bajo la hipótesis de asociación ilícita en una causa en la que se esperan más arrestos.

No es la primera causa de corrupción que salpica a la expresidenta o a sus funcionarios. El caso más recordado es el de José López, exsecretario de Obras Públicas, atrapado in fraganti en 2016 cuando intentaba esconder bolsos con US$ 9 millones en un convento en las afueras de Buenos Aires.

Los principales personajes involucrados

El chofer de los apuntes
El personaje más pintoresco es Oscar Centeno, chofer en el Ministerio de Planificación. Durante 10 años tomó apuntes en cuadernos que describen recorridos por Buenos Aires con su jefe, el ex viceministro de Planificación Roberto Baratta, para llevar bolsos repletos de dólares en efectivo. Esas anotaciones son la base de la investigación, que se encuentra bajo secreto de sumario. Militar retirado, Centeno es descrito como un hombre obsesivo. Se casó dos veces y tiene 13 hijos. El jueves prestó declaración como arrepentido ante el juez Claudio Bonadio y se espera que por ello quede en libertad y se beneficie junto a su familia de un programa de protección de testigos.

Los empresarios
Aunque en Argentina han estallado otros escándalos de corrupción referidos a los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner, esta es la primera vez en que los empresarios se ven implicados en gran número. Son la mitad de los detenidos. Algunos están vinculados con el kirchnerismo, pero otros son del entorno del actual gobierno, como Javier Sánchez Caballero, exdirectivo de Iecsa, la compañía que perteneció al grupo empresarial de la familia de Mauricio Macri.

El juez
Claudio Bonadio es conocido por llevar las principales causas contra Cristina Kirchner y sus cercanos. Ha acusado a la expresidenta por un memorándum con Irán, relacionado con la investigación del atentado a la mutual judía AMIA en 1994, y también mantiene un proceso en su contra por operaciones financieras de venta de dólar a futuro. Fue además quien procesó al exministro De Vido.

Los cuadernos
Los ocho "cuadernos de la corrupción" fueron entregados en fotocopia a un periodista del diario La Nación. Tras analizarlos por varias semanas, el reportero los entregó a la Justicia. El jueves, al día siguiente de las detenciones, el diario comenzó a publicar extractos en facsímil de las curiosas páginas.

Kirchner y sus funcionarios
El exviceministro Baratta es el exfuncionario de más alto rango detenido en este caso. Su jefe, el exministro de Planificación Julio de Vido, ya se encontraba en prisión por otra causa vinculada a corrupción. También fueron arrestados otros exfuncionarios del ministerio.
Los cuadernos son muy comprometedores para Néstor Kirchner, fallecido en 2010, quien es nombrado varias veces en los apuntes. El juez Bonadio citó a indagatoria a la expresidenta Cristina Fernández (2007-2015) para el 13 de agosto. Como senadora goza de fuero parlamentario y, aunque puede ser juzgada, no puede ser detenida.

Comentarios