Cargando...
EO

Agro > MERCADO DE GRANOS

Los granos al ritmo de Evergrande y los biocombustibles y la colza imparable

Los cultivos de invierno se perfilan hacia un rendimiento récord, lo que puede disparar el área de 2022; lo de la colza recuerda a la irrupción de la soja a inicios del siglo 

Tiempo de lectura: -'

24 de septiembre de 2021 a las 08:00

El mercado agrícola operó en forma balanceada en el correr de la semana. En parte siguiendo los avatares del gigante inmobiliario chino Evergrande –con un pasivo de US$ 305 mil millones, mantiene en vilo a la economía mundial–. Sin embargo, la impresión de que el Estado chino aplicará el criterio de que la empresa es “demasiado grande para dejarla caer” (coherente con el nombre de la empresa), llevó a un repunte de los granos concordante con el de los índices bursátiles, como el Dow Jones.

Detrás de ese equilibrio están ocurriendo sucesos muy importantes. El precio de la colza sigue disparado por la dependencia del abastecimiento mundial de la oferta de Canadá. Los cultivos allí fueron diezmados por las olas de calor y las sequías.

La cosecha en curso en Estados Unidos y la posibilidad de que baje en ese país fuertemente el mandato de mezcla de etanol en los combustibles hacen poco probable una suba importante en maíz y soja.

El mercado empieza a observar el comienzo de la siembra de soja de Brasil, por ahora sin mayores contratiempos.

La estabilidad de soja y maíz contrasta con las restricciones que persisten en la oferta mundial del trigo, estable a firme, y la colza que la semana pasada cruzó los US$ 600 y al cierre de esta semana llegó al impactante precio de US$ 640 por tonelada.

El área de colza, la producción y los precios, todo al alza.

Además, los cultivos ya culminando el proceso de floración y empezando el llenado de grano, se perfilan para obtener rindes récord. Una combinación explosiva que puede disparar el área de 2022 y recuerda a la irrupción de la soja a inicios de este siglo, ahora en la versión oleaginosa de invierno y de ciclo corto. A un mes de una cosecha, la expectativa respecto a la colza no podría ser más alto.

La recuperación de precios de soja permite un cierre de precios al productor por la de 2022 que es interesante, US$ 456 por tonelada, seis dólares más que el cierre de la semana pasada, aunque tres dólares por debajo del precio de dos semanas atrás.

Los cereales siguen firmes, la cebada sobre US$ 250 para malteo, el trigo sobre US$ 260 el disponible y US$ 245 el de la próxima cosecha, el maíz en el eje de US$ 230 por tonelada, puesto.

En paralelo al sostén de los precios de los productos va la escalada de precios de los insumos. En la propia China el gobierno manifestó preocupación por el precio récord de los fertilizantes y se comprometió a asegurar el suministro a los agricultores.

Hay una carrera de precios y costos donde las restricciones globales de las cadenas de suministro siguen cumpliendo un papel importante. Lo mismo el cambio climático. Los fertilizantes se fabrican en China con uso intenso de carbón, cuya extracción es cada vez más cuestionada. En el resto del mundo los fertilizantes se elaboran con uso de gas natural, en precio récord en la previa del invierno europeo por restricciones que el gobierno ruso está imponiendo a las exportaciones.

Es un momento tumultuoso, pero de la mano de las lluvias generosas de setiembre, la agricultura uruguaya está con altas expectativas.

EO

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...