Economía y Empresas > PRECIOS AL CONSUMO

Los motivos detrás de la moderación inflacionaria de marzo y qué puede pasar a futuro

Los precios al consumo subieron 0,6% el pasado mes y llevaron el registro de inflación interanual a 8,3%

La moderación inflacionaria se da en línea con las expectativas de los analistas consultados por el Banco Central (BCU).

Tiempo de lectura: -'

06 de abril de 2021 a las 05:04

La estabilidad en el precio de los alimentos en el último mes y la evolución de mediano plazo del tipo de cambio le dieron un respiro a la inflación, que alcanzó en marzo su menor nivel desde febrero del año pasado.

Según los datos difundidos este lunes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), los precios al consumo subieron 0,6% en marzo y llevaron el registro de inflación interanual a 8,3%.

De esta manera, la evolución de los precios en el último mes fue favorable para una moderación del indicador interanual. La inflación en febrero era de 9,1% y con el último registro, se sigue alejando del máximo de 11,1% que tuvo lugar en mayo del año pasado.

Made with Flourish

Dos fenómenos que estuvieron presentes en el mes de marzo del año pasado, no tuvieron su correlato en 2021 y eso contribuyó a moderar la inflación. Por un lado, la sequía llevó a un fuerte incremento el año pasado en el precio de los alimentos sin procesar. 

Las carnes y vegetales que forman parte de la canasta de consumo de los uruguayos subían a una tasa de 19,5% interanual en marzo de 2020 y llegaron a subir 28,3% en mayo respecto a igual mes del año anterior. Luego de un proceso sostenido de moderación, los precios de esta canasta de bienes subieron a una tasa de 6,5% interanual en marzo de este año. 

Si bien no hubo una baja en este componente de la canasta de consumo, sí se percibe una mayor estabilidad que contribuye a moderar la inflación. De hecho, alimentos y bebidas en su conjunto pasó de ser el principal rubro inflacionario en julio a ocupar en febrero de este año el tercer lugar luego de artículos para el hogar y vivienda, a ser el séptimo en marzo y mantener un comportamiento alineado con la inflación en su conjunto.

Otro elemento que juega a favor de una inflación más moderada es el tipo de cambio. Si bien en el promedio de las operaciones de marzo, la moneda estadounidense se transó 3,6% por encima de su cotización de febrero, la comparación interanual indica un cambio importante en el último mes que favorece la medición de inflación.

Hasta febrero, al comparar con igual mes del año pasado, se observaba una suba del dólar de 12,3%. Como el grueso de esta suba se procesó entre febrero y marzo del año pasado –producto del impacto económico de la pandemia en los mercados financieros y la búsqueda de refugio de los inversores globales en monedas seguras–, cuando se compara marzo de 2021 con igual mes del año pasado la suba fue de apenas de 2,1%.

Esto resta presión sobre los precios de los productos importados y de aquellos que se comercializan con el exterior y por lo tanto, fijan sus precios en el mercado internacional. De esta manera, el componente transable de la canasta de consumo pasó de una tasa de aumento interanual de 10,4% a febrero, a 9,1% en la última medición.

Los servicios públicos son a marzo el componente de la canasta que más aumenta, con una tasa de 11,6%. Esto se debe a que en los últimos 12 meses el gobierno procesó dos ajustes de tarifas, el primero de los cuales fue postergado por la administración anterior durante el proceso de transición. A partir de la medición de abril, con un único ajuste incluido en el período, este componente va a perder fuerza.

La moderación inflacionaria se da en línea con las expectativas de los analistas consultados por el Banco Central (BCU). La mediana de los expertos consultados por la autoridad monetaria en marzo preveía un aumento de 0,7% en el mes, apenas una décima por encima del incremento efectivo.

Esto contribuye a un proceso de convergencia entre las expectativas de los analistas y el rango objetivo de entre 3% y 7% trazado por el equipo económico. En marzo, la tasa de inflación esperada para el cierre del año era de 7,1% y esperan que la inflación se modere a 5% en el horizonte de cinco años, el de más largo plazo. Esas mismas estimaciones eran de 7,5% y 5,5%, respectivamente, a fines del año pasado.

De esta manera, las perspectivas de los analistas se acercan a las metas oficiales. Si bien el BCU mantiene su política monetaria en una “instancia expansiva”, sus autoridades aseguran que “una vez superada esta emergencia, se comenzará un proceso gradual de aumento de tasas de interés –hoy en 4,5%– para asegurar la convergencia de la inflación y las expectativas al objetivo de inflación”, según el informe del último Comité de Política Monetaria.  

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...