Mundo > Brasil

Lula envió una carta a acampantes de Curitiba en la que critica a la Red Globo por "mentir"

Dos personas resultaron heridas luego de que en la madrugada del sábado se diera un tiroteo contra participantes de la vigilia

Tiempo de lectura: -'

01 de mayo de 2018 a las 13:16

La expresidenta de Brasil, Dilma Rousseff (2011-2016), compartió este martes una carta de su antecesor en la presidencia del país, Luiz Inácio Lula Da Silva (2003-2010), en la cual el exmandatario manifestó su apoyo a los militantes del Partido de los Trabajadores que acampan afuera de la sede de la Policía Federal de la ciudad de Curitiba, donde el líder político se encuentra retenido cumpliendo una pena por 12 años de prisión por corrupción y lavado de dinero, tras ser acusado de aceptar un apartamento de la constructora OAS en una balneario de San Pablo a cambio de prebendas políticas.

"Me quedé indignado con más ataques a los compañeros que luchan por la justicia en nuestro país. No sabemos todavía quién disparó contra ustedes, pero sabemos que el gatillo fue preparado por las fuerzas que desempeñan el odio y la violencia política en nuestro país. Las mismas que provocaron la muerte de Marielle y Anderson. Tengo unos 50 años de militancia política y nunca he visto nada semejante a lo que está sucediendo en Brasil, desde que reconstruimos la democracia en 1988. Diariamente, la Red Globo envenena al país con mentiras sobre el PT, sobre los compañeros de izquierda y sobre los movimientos sociales. Y censura las noticias sobre la violencia practicada contra nosotros", expresó el expresidente brasileño en el breve documento.

Embed

Dos personas resultaron heridas en la madrugada del sábado en un tiroteo contra participantes en la vigilia a favor del expresidente.

En una nota oficial divulgada por el PT, integrantes de la vigilia y otras organizaciones repudiaron "el ataque a tiros contra el campamento Marisa Letícia" en la madrugada de este sábado, "que resultó en dos personas heridas, una de ellas de forma grave, con un tiro en el cuello".

El hombre está en la unidad de cuidados intensivos en un hospital de la ciudad, informó el PT que calificó el incidente de "atentado". La vigilia cuenta con la presencia de altos dirigentes del partido, que acamparon de inmediato allí, pero poco después por orden judicial fueron trasladados a un terreno vacío a 800 metros del recinto policial.

Lea también: Lula se entregó y empieza a cumplir su pena de 12 años de cárcel

Según informaciones preliminares de la Secretaría de Seguridad Pública de Paraná, un transeúnte realizó varios disparos, algunos de ellos impactaron en un baño químico arrojando esquirlas que hirieron de forma leve a una mujer en el hombro, precisó un comunicado oficial. La instancia agregó que cartuchos 9 mm fueron colectados en el lugar.

Tras el incidente, la Alcaldía de Curitiba oficializó este sábado ante la justicia regional un nuevo pedido para que Lula sea transferido a otro lugar. El exmandatario está aislado en una celda especial de 15 metros cuadrados en el cuarto piso de la Policía Federal.

Más acusaciones

La fiscalía brasileña presentó una denuncia por corrupción y lavado de dinero contra el encarcelado Lula da Silva y contra la presidenta de su Partido de los Trabajadores (PT) por una causa que involucra sobornos millonarios de la constructora Odebrecht.

"El origen de los actos criminales data de 2010, cuando la constructora Odebrecht prometió al entonces presidente Lula la donación de US$ 40 millones a cambio de decisiones políticas que beneficiasen al grupo económico", dijo el Ministerio Público en un comunicado.

Esa suma de dinero "fue colocada a disposición del PT y fue usada en operaciones como la que benefició" a la senadora y hoy presidenta de la formación izquierdista Gleisi Hoffmann en la disputa por el gobierno del estado de Paraná en 2014.

La denuncia de la fiscalía, realizada a raíz de las declaraciones "premiadas" de los directivos de Odebrecht en el marco de la operación "Lava Jato", también incluye al encarcelado exministro de Hacienda de Lula Antonio Palocci y al exministro de Lula y Dilma Rousseff Paulo Bernardo, así como al empresario Marcelo Odebrecht.

Lea también: Así fueron los primeros días de Lula en la cárcel: celda prémium, libros y fútbol

La fiscal general Raquel Dodge detalló que en 2014 Hoffmann, su marido Paulo Bernardo y el jefe de gabinete de la senadora Leones Dall'Agnol "recibieron de forma comprobada" al menos tres millones de reales (unos 1,3 millones de dólares al cambio de ese año) de esos sobornos.

Lula, Hoffmann, Bernardo y Palocci ya habían sido denunciados en septiembre pasado por la fiscalía por organización criminal por supuestamente desviar fondos de la estatal Petrobras.

Hoffmann, una de las pocas políticas con juicio abierto en la Corte Suprema dentro de la "Lava Jato" acusada de financiar su campaña con dinero desviado de Petrobras, reaccionó rápidamente en Twitter.

"Otra denuncia más basada en delaciones, sin pruebas, implicando hechos sin relación. Lamento la irresponsabilidad de la fiscalía (...) Además de falsas, las acusaciones son incongruentes, ya que intentan ligar decisiones de 2010 a una campaña mía de 2014", manifestó Hoffmann.

Además de las penas de prisión contempladas en el código penal, la fiscalía pide que Lula, Bernardo y Palocci paguen 50 millones de dólares como "reparación de daños" y también que Hoffmann, su marido y su jefe de gabinete paguen otros tres millones por los daños causados.

Comentarios