Cargando...

Mundo > BRASIL

Lula y la Policía mantienen el duelo: quién aguanta más

El expresidente no se entregó y las fuerzas del orden no quieren ir a buscarlo; el tira y afloje promete seguir

Tiempo de lectura: -'

06 de abril de 2018 a las 20:21

La tensión de las últimas horas, desde que se supo que el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva iría a prisión, dio paso sobre la noche del viernes a una anticlimática sensación de empate. Unos y otros esperaban la resolución: los anti Lula esperaban afuera de la cárcel de la Policía Federal de Curitiba acusándolo de fugitivo y festejando; los militantes pro Lula aguardaban afuera del sindicato metalúrgico en Sao Bernardo do Campo (San Pablo) plantándose rebeldes y dispuestos a resistir un intento por detenerlo.

El líder de la izquierda brasileña se negó a "ir al matadero con la cabeza gacha", como ejemplificaron sus abogados al hecho de abandonar San Pablo y llegar en solitario a Curitiba. A cambio, en una negociación que duró toda la tarde, ofreció que la Policía Federal lo fuera a buscar a la sede sindical, algo a lo que las fuerzas del orden se negaban para evitar una situación violenta.

Así se cumplió el plazo de la hora 17 del viernes, que había dado el fiscal Sérgio Moro para que Lula se presentara en Curitiba para empezar a cumplir su condena de 12 años y un mes por corrupción y lavado de activos, que se activó luego que el Supremo Tribunal Federal de Brasil rechazara el pedido de hábeas corpus que había presentado la defensa del expresidente, con lo que dio cerrada la segunda instancia del juicio por el que ya había sido condenado en 2017.


El tira y afloje significó una victoria pírrica para el bando de Lula. No podrá durar demasiado, porque tarde o temprano las fuerzas del orden lo arrestarán. Sin embargo, muchos analistas brasileños ayer coincidían en que precisamente eso es lo que busca el expresidente: una detención icónica, a la fuerza, con las esposas que el juez Sergio Moro ordenó no usar en honor a la estatura presidencial del condenado. En ese escenario, el de mártir, todo juega a favor de Lula.

El diputado Zé Geraldo, del Partido de los Trabajadores dijo a AFP que Lula pasaría la noche del viernes, al igual que lo hizo el sábado, en el sindicato en el que inició su ascenso político.
"Ya está definido: Lula no va a Curitiba. Vamos a pasar la noche aquí. Esa decisión ya fue tomada (...), después se negociará cómo sigue", señaló desde el interior del edificio. Sobre la hora 20.20, la Policía Federal dijo que "no estaban dadas las condiciones" para detener a Lula el viernes.


¿Fugitivo?

Además, el impasse, que se mantenía ayer el cierre de esta edición, dio paso a una discusión de aspectos jurídicos: es Lula un fugitivo de la Justicia? Según la mayoría de los especialistas, y hasta el propio fical Moro, la respuesta es no, porque lo del viernes a las 17 se consideraba una oferta para que se presentara de forma voluntaria. Además, Lula no está fugado, sino que todo el país sabe donde está alojado.

"Lula no incumplió una orden judicial. Le fue dada la oportunidad para que se presente ante la justicia sin necesidad de que tenga que intervenir la policía. Pero todo el mundo sabe donde está, no está escondido ni prófugo", dijo la asesoría de comunicación de Moro. "Solo puede ser considerado con pedido de búsqueda o prófugo si la policía lo busca y no consigue localizarlo", añadió.

De todos modos, el expresidente puede llegar a perder algunos beneficios al no presentarse voluntariamente, como la celda individual, de 30 metros cuadrados, que se le ofreció en virtud de su estatura política.

Pero está claro que esos posibles beneficios son cambio chico para Lula en el marco de lo que está en juego: la noción de que el juicio se trata de una persecución política para impedir presentarse a las elecciones de octubre, en las que lidera las encuestas de opinión por varios cuerpos de ventaja.

Según informó ayer en la noche Folha de Sao Paulo, la situación se podría destrabar el lunes, con Lula entregándose voluntariamente en San Pablo, y no en Curitiba. Pero mientras tanto, su defensa presentó durante el viernes dos hábeas corpus, ante distintas cortes, intentando ganar tiempo en un destino que parece sellado: el dictamen del Supremo Tribunal Federal el miércoles difícilmente tenga un cambio, a menos mientras con su actual estructura, que se mantendrá hasta setiembre, cuando ya sería muy tarde para validar la candidatura de Lula a la presidencia.

Hoy misa por su esposa fallecida

Lula asistirá este sábado a una misa en memoria de su fallecida esposa, dijo hoy un dirigente de su partido. "Mañana estaremos aquí para asistir a la misa en memoria de Marisa Leticia y creo que es importante que sigamos aquí, solidarios con Lula, porque creo que él va a dormir aquí. Esa es la información que obtuve", dijo a periodistas el exsenador Eduardo Suplicy, del Partido de los Trabajadores (PT).

Fuentes próximas a la defensa del expresidente consultadas por Efe apuntaron también que las negociaciones que los abogados del expresidente mantienen con la Justicia durante las últimas horas se retomen este sábado.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...