Mundo > Desafío histórico

Macron y Merkel presionan para lograr un acuerdo para la reconstrucción de la Unión Europea

El 17 y 18 de julio se realizará la primera cumbre presencial desde que se impusieron las reglas de confinamiento por el coronavirus 

El presidente francés, Emmanuel Macron, junto a la canciller alemana, Angela Merkel, en un encuentro en la casa de huéspedes del gobierno alemán

Tiempo de lectura: -'

29 de junio de 2020 a las 18:26

La canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Emmanuel Macron, exhortaron el lunes a los países europeos, en particular a los "frugales" (Holanda, Suecia, Austria y Dinamarca), a alcanzar en la cumbre europea de julio un acuerdo para reactivar la Unión Europea (UE), debilitada por la pandemia de coronavirus.

"Nos enfrentamos a desafíos económicos que no habíamos vivido desde hace décadas, y seguramente en toda la historia", lanzó la canciller alemana, que recibió al presidente francés en el palacio de Meseberg, cerca de Berlín, en vísperas de que Alemania asuma la presidencia rotatoria de la UE, que se anuncia decisiva.

Merkel declaró durante una conferencia de prensa conjunta que espera encontrar una solución a partir del consejo del 17 y 18 de julio.

Macron y Merkel se reunieron dos días antes de que Alemania reciba la presidencia rotativa de la Unión Europea

Se tratará de la primera cumbre física desde que se impusieron las medidas de confinamiento en marzo para hacer frente a la pandemia de coronavirus, que han hundido a la economía del Viejo Continente en una recesión histórica.

Giro

La cumbre abordará la adopción del plan de reactivación de 750.000 millones de euros propuesto por la Comisión Europea.

El tándem franco-alemán había promovido un plan de 500.000 millones de euros financiado con emisión de deuda mutualizada. Un giro de 180 grados de la dirigente alemana, quien se mostró intransigente con Grecia cuando estuvo al borde de la bancarrota en 2011.

La canciller podría "utilizar esta presidencia para dar forma a un legado", según un diplomático europeo. Sería como el "canto del cisne" de la canciller, dijo.

Merkel tiene previsto dejar la cancillería a finales de 2021

Merkel, en el poder desde hace 15 años, tiene previsto dejar la cancillería a finales de 2021. 

Con frecuencia fue acusada de falta de valentía política, pero acaba de romper un tabú alemán sobre solidaridad con este sistema de deuda mutualizada.

Pero el plan de reactivación de la UE, al igual que la iniciativa francoalemana, choca con la oposición de los llamados países denominados "frugales". 

"Aunque aún hay Estados escépticos, todo el mundo está de acuerdo en que debemos salir más fuertes de esta crisis", dijo Merkel.

El presidente francés lanzó, por su parte, una advertencia a estos cuatro países que, según él, no les "conviene" bloquear la reactivación europea.

"Los famosos países frugales son países que se benefician del funcionamiento del mercado único, participar en un espacio común les aporta mucho más que a otros", señaló Macron.

"Estamos en el momento de la verdad para Europa", resumió, a solo dos días de que Alemania asuma la presidencia rotatoria de seis meses de la UE, por primera vez desde 2007.

A partir del 1° de julio, Merkel tiene por delante numerosos problemas: desde el "Green Deal" de la Comisión Europea hasta el brexit, pasando por la migración y las relaciones con China y Estados Unidos. 

El éxito de esta presidencia, e incluso el futuro de la UE, se juegan en las próximas semanas, según Berlín y París.

Si no se adopta el paquete de estímulo se "agravarían todos los problemas", lo que alimentaría el populismo, advirtió la canciller el sábado en una entrevista. 

Un "No deal" devastador

La UE tiene otra piedra en el camino: las negociaciones posbrexit estancadas. 

El Reino Unido salió de la UE el 31 de enero y ahora negocia con Bruselas para intentar establecer una relación comercial ventajosa con el bloque al final del período de transición que termina a finales de año.

Macron y Merkel en la casa de huéspedes del gobierno alemán, en Meseberg, cerca de Berlín

Las negociaciones no han permitido progresos reales pese a que el plazo tope se acerca, y con él el riesgo de un "no deal", que sería devastador para la economía.

Merkel tampoco oculta que quiere que Europa asuma "más responsabilidades" a escala global frente a los "bloques" chino y estadounidense.

AFP

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...