Básquetbol > NBA

Manu, el interminable

Cambios en la recuperación y en la alimentación explican la vigencia del fenómeno argentino que sigue brillando en la NBA

Tiempo de lectura: -'

06 de enero de 2018 a las 06:00

Un triple en la hora para ganarle a Boston Celtics, una penetración electrizante para definir el partido ante Dallas Mavericks. Un triple imposible contra New York Knicks. A sus 40 años, el argentino Emanuel Ginóbili promedia 20,9 minutos en cancha con 8,5 en puntos y 2,4 en asistencias en San Antonio Spurs.

Una auténtica primavera en la NBA, la mejor liga de básquetbol del mundo. Retirado de la selección argentina con un Arena Carioca ovacionándolo de pie aún derrotado ante Estados Unidos por los cuartos de final de los Juegos Olímpicos de Río 2016, Manu renovó en julio del año pasado con los Spurs por dos temporadas a cambio de US$ 5 millones.

El ayuda base es el noveno mejor pago de los Spurs, cuyo jugador franquicia es LaMarcus Aldridge quien tiene un contrato de US$ 43,8 por las próximas dos temporadas.

¿Cuál es el secreto de la vigencia del bahiense? Sin dudas que su mentalidad y profesionalismo son los pilares que lo han llevado a ser no solo el mejor basquetbolista argentino sino también uno de los mejores deportistas albicelestes de todos los tiempos.

Pero a esta edad y a este nivel, sin dudas que los pequeños detalles hacen la diferencia. Y en el caso de Manu hubo dos variantes en su rutina en los últimos años que explican el por qué de su nivel actual.

En 2009, a los 32 años, cuando lo perseguían los dolores de espalda y sufrían permanentes contracturas en los isquiotibiales se empezó a someter a una terapia manual llamada Método Busquet, según explicó La Nación.

"Se trata de una terapia manual que busca encontrar la fuente del problema para tratar el cuerpo. En conclusión, trabaja sobre las diferentes cadenas musculares de cada paciente. Esta alternativa llegó de la mano de su primo Paulo Maccari, hijo de una hermana de Raquel, la mamá de Manu. Le propuso al 20 de los Spurs probar con este método, ya que es uno de los pocos kinesiólogos capacitados para aplicarlo", explicó el medio argentino.

Otro de los cambios, se los explicó el propio Maccari a Clarín: "Le empecé a quitar los cereales, principalmente los que contenían gluten, y hoy por hoy tampoco come ninguna harina. Si bien no era de consumir muchos lácteos, también se los sacamos, al igual que el azúcar. Al principio utilizó un poquito de miel, y después el cuerpo se fue acostumbrando y hoy no toma ningún tipo de endulzante".

¿Qué come Ginóbili? Según reveló Maccari a Clarín: Dátiles, nueces, almendras, avellanas, frutas, café con poca miel, huevo de granja revuelto, los jugos que le dan en el equipo, pescado y verduras. Su dieta es controlada por una nutricionista española llamada Yolanda Santiuste.

Pero el principal secreto es que Manu es una máquina de autosuperación. Un modelo único a seguir. Un transmisor de valores inigualable. Así se explica ese triplazo que le metió a los Celtics el 8 de diciembre para definir un partido 105-102 con un tremendo buzzer beater, en lenguaje NBA, un tiro ganador sobre el reloj.

Lo mismo repitió el 16 de ese mes con una penetración mortal contra los Dallas Mavericks para un triunfo por 98-96. Y de yapa, metió el martes un triple increíble en el Madison Square Garden en el 100-91 ante los Knicks. La imagen recorrió el mundo aunque la intención de Ginóbili fue la de asistir a Aldridge.

Los Spurs están terceros en la Conferencia del Oeste con una marca de 26 victorias y 13 derrotas, por detrás de Houston Rocksts y los campeones Golden State Warriors.

Aquel draft de 1999...

Pensar que la aventura NBA de Ginóbili empezó allá por 1999 cuando fue elegido en el draft por los Spurs en la segunda ronda y en el lugar 57.

Los Spurs eligieron en la primera ronda, en el lugar 28 a Leon Smith, que duró solo tres temporadas en la NBA y que terminó jugando en Sudamérica.

Del top 10 de aquel draft hay un solo jugador que sigue teniendo la grifa NBA. Se trata de Jason Terry, base de los Milwaukee Bucks, también de 40 años y que el año pasado disputó 74 partidos en la fase regular del certamen.

El número 1 de aquel draft fue Elton Brand, quien se retiró en 2015-2016 jugando para Philadelphia Sixers jugando 17 partidos en la temporada. Fue el mejor rookie de 1999-2000 y por años lo llamaron Mr. 20-10 por sus doble-dobles de 20 o más puntos y 10 o más rebotes.

Manu ganó cuatro anillos en la NBA (2002-2003, 2004-2005, 2006-2007 y 2013-2014), fue el mejor sexto hombre de la temporada 2007-2008 y fue elegido para dos Juegos de las Estrellas: 2005 y 2011. La composición de los equipos de 2018 están en la fase de votación y Ginóbili está quinto entre todos los jugadores. Tiene al mundo cautivado.

Tres cifras del fenómeno

31 minutos por partido jugó en la temporada 2007-2008, la de su mayor participación.

19,5 puntos promedió esa temporada donde los Spurs cayeron en final de Conferencia con Los Angeles Lakers. Fue el mejor sexto hombre de la NBA.

8,5 puntos por partido promedia esta temporada por ahora mejor que los 7,5 de 2016-2017.

Victoria, partidazo y récord

El argentino Manu Ginóbili y el español Pau Gasol estuvieron inmensos el viernes en la NBA para encaminar a los San Antonio Spurs a una victoria sobre los Phoenix Suns con pizarra de 103-89. Kawhi Leonard y Ginóbili anotaron 21 puntos cada uno, mientras que Gasol aportó al triunfo 15 tantos y siete capturas. Los Spurs alcanzaron así su novena victoria consecutiva en casa.

El argentino se unió al veterano Vince Carter como los únicos jugadores de 40 años en anotar 20 puntos desde la banca en esta campaña. Ginóbili efectivizó 7 de 10 tiros de campo para establecer marca alta de la temporada en puntuación. Con esos números el argentino se convirtió en el séptimo jugador con más de 40 años en convertir 20 o más puntos en un partido de la NBA e integra el selecto grupo junto a Karl Malone, Michael Jordan, Vince Carter, Robert Parish, Kareem Abdul-Jabbar y John Stockton.

Comentarios