Cargando...
El sindicato, que decidió la huelga por mayoría en dos votaciones nacionales el mes pasado, demanda un aumento salarial significativo para hacer frente a la crisis del costo de vida y a los contratos temporales

Mundo > Reino Unido

Más de 70.000 mil docentes universitarios británicos anunciaron un paro de tres días

La medida, que tiene el apoyo de los estudiantes, es en reclamo de mejoras salariales y afectará a unas 150 casas de altos estudios públicas y privadas

Tiempo de lectura: -'

08 de noviembre de 2022 a las 18:11

Más de 70.000 docentes de 150 universidades británicas realizarán un paro durante tres días a fines de este mes en reclamo de mejoras salariales y de trabajo, además de un aumento de las jubilaciones, según anunció la Unión de Universidades y Colegios (UCA), organización gremial creada en 2006 a partir de la fusión de la Asociación de Profesores Universitarios y la Asociación Nacional de Profesores de Educación Continua y Superior.

La medida de fuerza, que será la mayor en la historia de las casas de altos estudios del Reino Unido y que se estima afectará a unos 2,5 millones de estudiantes, se concretará en el marco de la crisis laboral que enfrenta el país, afectado por una dinámica inflacionaria, la más alta de las últimas cuatro décadas, que ha desatado protestas y paros en varios sectores de la economía.

"Los miembros de la UCU no quieren ir al paro, pero lo hacen para salvar el sector y ganar la dignidad en el trabajo. Esta disputa tiene el apoyo masivo de los estudiantes porque saben que sus condiciones de aprendizaje son las condiciones de trabajo de nuestros miembros", dijo la secretaria general del sindicato, Jo Grady. "Si los rectores universitarios no se lo toman en serio, nuestro mensaje es simple: este paro será solo el comienzo", advirtió la dirigente.

La UCA señaló en un comunicado que el paro se puede evitar si los empleadores actúan rápido y hacen mejores ofertas. "Si no lo hacen, la acción de huelga se intensificará en el próximo año", aseguró. Según lo establecido, la medida de fuerza a partir del 23 de noviembre incluirá el trabajo a reglamento y la negativa por parte de los profesores a recuperar las horas cátedra perdidas y a cubrir a los colegas ausentes.

El sindicato, que decidió la huelga por mayoría en dos votaciones nacionales el mes pasado, demanda un aumento salarial significativo para hacer frente a la crisis del costo de vida y a los contratos temporales. Hasta el momento, los empleadores ofrecieron un aumento salarial de apenas el 3% este año, luego de más de una década de actualizaciones por debajo de la inflación.

En septiembre, la inflación en el Reino Unido se ubicó en el 10,1% anual, frente al 9,9% en agosto, por lo que se mantiene en el nivel más alto en 40 años, según la Oficina Nacional de Estadísticas. A la vez, los trabajadores piden mejores condiciones, ya que un tercio del personal académico tiene algún tipo de contrato temporal. Con relación a las jubilaciones, la UCU exige a los empleadores que revoquen los recortes y restablezcan beneficios.

Según estimó la UCA, el paquete de recortes realizado a principios de este año por las universidades se traducirá en una pérdida promedio del 35% de los ingresos para los docentes jubilados, como así también para los que se jubilen en el futuro; mientras que para los profesores que recién comienzan sus carreras implicará pérdidas de miles de libras al año.

Por su parte, la vicepresidenta de educación superior de la Unión Nacional de Estudiantes (NUS), Chloe Field, anunció la solidaridad de los estudiantes de todo el Reino Unido con la medida de fuerza lanzada por la UCA. "Las condiciones de enseñanza del personal son las condiciones de aprendizaje de los estudiantes y debemos luchar juntos por un sistema educativo más justo y saludable para todos los que trabajan y estudian", dijo Field.

Según la NUS, un tercio de los estudiantes vive con menos de £50 al mes después de pagar el alquiler y las facturas de los servicios, y el 96% de los 3.500 encuestados por la entidad recortó gastos, en un contexto en el que solo 2 de  cada 10 dijo haber recibido algún tipo de apoyo por parte del gobierno y apenas el 8 de cada 100 cree que el Ejecutivo británico está haciendo lo suficiente para apoyarlos.

Entre los datos del trabajo se destaca que el 75 % de los encuestados afirmó que no podría seguir pagando los materiales de estudio y que muchos de los estudiantes se endeudan con el sistema financiero, ya sea a través de la préstamos bancarios o de sus tarjetas de crédito, para continuar con sus estudios.

Las universidades deben negociar y tomar medidas para poner fin a estas disputas. Tienen la responsabilidad con su personal y estudiantes de poner fin a las disparidades salariales inaceptables para el personal racializado, el personal discapacitado y las mujeres, y de proteger las pensiones del personal para que puedan tener una jubilación digna. Como trabajadores del futuro, los estudiantes tienen mucho que ganar si los miembros de la UCU ganan esta lucha”, agregó Field.

 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...