Cargando...
Las propuestas de fijar impuestos al patrimonio personal de los ricos volvió a estar en el tapete de varios países latinos.

Economía y Empresas > POLÍTICA TRIBUTARIA

Más impuestos a los ricos gana espacio en Latinoamérica: la propuesta de Astori y el camino de Uruguay

La pandemia y la escasez de recursos para financiar el mayor gasto vuelven a poner el tema sobre la mesa en varios países; elevar (temporalmente) la carga tributaria sobre la riqueza cobra fuerza 

Tiempo de lectura: -'

16 de abril de 2021 a las 05:03

La pandemia reavivó un viejo debate en varios países de la región. América Latina es de las regiones más desiguales del mundo y en una época de vacas flacas para la caja de muchos países y escaso margen para elevar el déficit fiscal -como el caso de Uruguay-, las propuestas de fijar o elevar los impuestos al patrimonio personal de los más ricos volvió a estar en el tapete de varios países latinos en los últimos meses para hacer frente a los gastos extraordinarios del covid-19. 

Chile, Colombia y México han propuesto impuestos o avanzan en esa dirección. En Uruguay, el exministro de Economía y senador del Frente Amplio, Danilo Astori, planteó en las últimas semanas una propuesta en esa línea para gravar a los depósitos de los uruguayos en el exterior. ¿Qué discuten o analizan otros países latinos?

Chile

La semana pasada, el gobierno de Sebastián Piñera sufrió una derrota en el Congreso de su país.  Esta vez se produjo por el avance en la comisión de Constitución de la Cámara de Diputados del proyecto que crea un impuesto al patrimonio de los contribuyentes de más altos ingresos, denominado "impuesto a los súper ricos". 

En la sesión, la comisión aprobó por siete votos a favor y seis en contra (todos de legisladores de Chile Vamos) una indicación que fue fruto de un acuerdo entre los diputados Matías Walker (DC) y Camila Vallejo (PC) que establece un aumento transitorio por dos años (2021 y 2022) del impuesto a las empresas, de 27% a 30%, para las "mega compañías" que facturen ventas por más de 1 millón de UF (equivalente a US$ 41 millones), de manera de gravar el flujo de aumento patrimonial de los contribuyentes más ricos del país, informó Diario Financiero. 

Colombia

En el caso de Colombia es el propio gobierno el que impulsa una iniciativa para elevar la carga tributaria de los más ricos. El sexto capítulo de la reforma tributaria se denomina "Impuesto temporal y solidario a la riqueza", y plantea la creación de un tributo con ese nombre para los años 2022 y 2023, como complemento al impuesto sobre la renta, según La República. El impuesto se generará, de acuerdo con el articulado, por la posesión, el 1° de enero de 2022, de una riqueza equivalente o superior a 4.865 millones pesos colombianos (unos US$ 1,3 millones). 

Complementario también al impuesto sobre la renta y a este temporal de la riqueza, se creará otro para 2022 que es el de la normalización tributaria. Este estará a cargo de los contribuyentes que tengan activos omitidos o pasivos inexistentes. La tarifa de este será de 17%.

Adicional a ello, está otro impuesto: el también temporal y solidario a los ingresos altos que irá desde el 1° de julio de 2021 hasta el 31 de diciembre de 2021. Tendrían que pagar este impuesto las personas tanto del sector público como privado que tienen de manera mensual  ingresos de 10 millones de pesos colombianos (unos US$ 2.700). 

México

El legislador del partido oficialista de México, Alfonso Ramírez Cuéllar, propuso en las últimas semanas un impuesto único que afectaría a 160 mil personas y recaudaría hasta US$ 5.000 millones. Los expertos tributarios en ese país advirtieron que esa iniciativa debería ser temporal, según El Economista.  Adolfo González Olhovich, presidente de la consultoría Tmsourcing señaló que el impuesto a la riqueza es una buena causa, pero coincidió en que es compleja su implementación.

Reconoció que “el número de mexicanos afectados por este impuesto de grandes fortunas podrá aumentar sustancialmente ya que nuestros patrimonios están conformados por casas, acciones de compañías, inmuebles, derechos de propiedad intelectual e industrial y otros bienes como inversiones en valores o ahorros”.

Uruguay

La bancada de senadores del Frente Amplio presentó este el martes 13 de abril un proyecto de ley elaborado por el exministro de Economía, Danilo Astori, que propone gravar los depósitos de los uruguayos en el exterior. El objetivo es que esos recursos vayan al Fondo Coronavirus y que se aplique de forma transitoria, 

“La idea es que estos uruguayos tengan una actitud de solidaridad en momentos en que el país está pasando muy mal y también sea un estímulo para que traigan sus ahorros y su dinero al sistema local”, dijo en rueda de prensa el senador José Carlos Mahía, que ocupa la banca de Astori.

La tasa, según dice el texto, será de un 2% y se aplicará sobre “el valor de los bienes gravados que excedan el mínimo no imponible correspondiente al Impuesto al Patrimonio de las Personas Físicas” y agrega que para aquellos que sean sujetos pasivos del Impuesto al Patrimonio el mínimo no imponible será cero. 

Las consecuencias y el contexto 

Para el el socio de FBM Advisory y tributaria Fabián Birnbaum "no se puede responder en forma aislada sobre la conveniencia o no" de aplicar impuestos adicionales sobre la riqueza sin antes entender o analizar el sistema tributario de cada país en su conjunto. "No hay recetas únicas aplicables en todos los países", precisó. 

El experto recordó que en Uruguay el Impuesto al Patrimonio (IP) a las personas físicas viene reduciéndose sus tasas año tras año. Esto ocurre desde el año 2007 -tras la última Reforma Tributaria- lo cual muestra que como impuesto recaudador "no era considerado el idóneo", aunque sí quizás como "forma de contralor de las personas" para saber su situación patrimonial global.

"Los impuestos al patrimonio en general se los critica por castigar el ahorro y la inversión. Asimismo puede gravar el ahorro de ingresos que ya estuvieron sujetos a impuestos", alertó Birnbaum.


"¿El impuesto es el mecanismo idóneo para lograr que las personas de mayor capacidad puedan contribuir? ¿Acaso los incentivos para invertir o incluso hacer filantropía no pueden lograr efectos similares?, se preguntó el socio de FMB Advisory.

A su juicio, "ningún impuesto tiene efecto neutro, por lo que habría que analizar el efecto económico de las medidas a tomar. En otros países , la creaciones de impuestos extraordinarios son más ordinarios, lo que genera un descreimiento en las políticas y la seguridad jurídica del país", recordó. 

Birnbaum indicó que que existe competencia fiscal entre los países para atraer personas. De hecho Uruguay lo viene promoviendo desde que asumió el gobierno de Luis Lacalle Pou, "lo cual este tipo de medidas son contradictorias. Es indudable la necesidad de solidaridad en estos momentos de tanta dificultades, pero el punto sería buscar el mecanismo más idóneo para lograrlo", consideró. 

Con La Republica (Colombia), Diario Financiero (Chile) y Expansión (México)-RIPE

 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...