Fútbol > NACIONAL

Mathías Laborda, de preguntarse cuándo tendría minutos a jugar y ganar las dos finales

El zaguero que a los 15 años ya jugaba en la Primera de Anglo de Fray Bentos contó cómo fue su ascenso en Nacional, el año de su debut y dijo que la salida de Gutiérrez “es un golpe”

Tiempo de lectura: -'

20 de diciembre de 2019 a las 05:03

Mathías Laborda se fue para el pago en sus días de licencia y esta semana descansó en Fray Bentos, en la casa de la familia en la ciudad donde comenzó a patear la pelota para empezar una carrera en la que en este 2019 se dio el gusto de ser campeón con Nacional, a sus 20 años, y nada menos que como titular en las dos finales de la temporada, por el Clausura y el Uruguayo.

“Me vine un rato a Fray Bentos estos días a visitar un poco a la familia”, contó a Referí, sobre la escapada que suele hacer cuando puede, algo que cada vez le es más complicado por la agenda de los tricolores.

“Este año habré venido tres o cuatros veces, más que nada cuando tenía algún fin de semana largo o libre, o alguna semana de vacaciones, pero si no, no. Estoy viviendo con mi madre allá, mi padre va, mi novia viene”, agregó.

En Fray Bentos comenzó su carrera en el Baby Fútbol de Independiente y luego se fue a Anglo, donde hizo sub 15, sub 18 y llegó a debutar en la Primera con tan solo 15 años.

Luego, a los 16, en 2016, llegó el paso a Los Céspedes. “Estuve un año a prueba en Nacional en 2015. Jugaba acá y entrenaba cada un mes o dos meses, una semana en Nacional. En 2015 jugué acá, salimos campeones, en enero de 2016 jugué un partido con la selección de Fray Bentos y me fui para Nacional”.

Compañeros y amigos

En su llegada a las formativas de los albos conoció a compañeros con los que sigue hasta el día de hoy y forman parte del actual plantel principal.

“Ahí coincidí con Thiago Vecino, Brian Ocampo, Emiliano Martínez, Joaquín Trasante, Santi Rodríguez…”, recordó. “Compartimos proceso de selecciones, Quinta, Cuarta, la Copa Libertadores sub 20… Tenemos varios años y una buena relación”.

Laborda con las inferiores de Uruguay

Para un chiquilín del interior que llega a la capital, sus compañeros de equipo pasaron a ser con quienes más tiempo compartía y se fue formando una amistad que sigue hasta hoy.

“Uno busca por ahí otro apoyo con nuevos  compañeros y todo lo que lleva el proceso de integrarse a la capital, y ellos se portaron rebien conmigo y tenemos una muy buena relación. Es más, en el cuarto de la concentración somos Thiago, Brian y Trasante, más o menos los mismos”, contó.

Este año el zaguero comenzó a practicar junto al plantel de Primera y, al igual que a sus compañeros de generación, le llegó el turno de debutar. El momento de salir a la cancha en la máxima categoría fue el 8 de mayo, cuando ingresó nada menos que por la Copa Libertadores en el segundo tiempo del partido ante Cerro Porteño en el Gran Parque Central.

Con Álvaro Gutiérrez como técnico tuvo su estreno y luego completó 10 partidos más por el Campeonato Uruguayo, con las finales ante Peñarol como titular.

En su primera temporada también se dio el lujo de meter dos goles, una de sus virtudes. “Por ahí se me da sí de hacer goles y algunos con alguna mayor relevancia que otros, he tenido un par de goles importantes”, señaló.

El festejo del gol a Progeso en el Paladino

Ambos tantos fueron ante Progreso y el del partido por el Clausura, para el triunfo 1-0 de visita en el Paladino, fue relevante de cara a la definición de la temporada. “Fue un partido difícil que por suerte lo sacamos con esa pelota quieta que nos dieron tres puntos importantes”.

“No me imaginaba este cierre de año”, señaló, ya en referencia a las finales. “Uno se prepara para todo, pero es lo lindo que tiene el fútbol. Quizás hace dos meses pensaba cuándo me llegará la posibilidad de jugar más seguido y ahora terminé definiendo jugando las dos finales del campeonato”, comentó.

El 2019 lo cerró jugando la final del Uruguayo como titular en el clásico del 1-0 ante Peñarol en el Centenario y bajo la lluvia. “Como todo clásico, se jugó con mucha tensión por ser final clásica, pero se disfruta muchísimo. Fue totalmente disputado y friccionado, es un partido diferente a los demás, pero se disfruta”, comentó.

Laborda en la final del Uruguayo

Le tocó formar dupla central junto a Guzmán Corujo y con Armando Méndez y Matías Viña en los laterales, todos jugadores que no pasan los 23 años.

“Entre todos nos hablábamos, más que nada Corujo que tenía más partidos, y Matías también, y entre todos nos ayudábamos”, contó sobre cómo se ordenaron en el fondo. También el golero Luis Mejía trató de corregirlos. “Él te rezonga un poco pero siempre de buena manera para que veas las cosas más claras”.

Jugada de VAR

La final por el Uruguayo tuvo VAR y en la jugada más polémica del partido Laborda fue protagonista al tocar a Fabián Estoyanoff en el área.

Al respecto, contó cómo vivió esa situación en la cancha. “Te asustas por un momento, porque el juez va hasta ahí, revisa, aparte la revisó como cinco o seis veces a la jugada y pasó un tiempo. Pero yo estaba tranquilo porque para mí no había falta, él corre un poco la pelota, venía en velocidad, choca y cae. Para mí no había falta, pero en el momento en que decis la va a revisar en el VAR pensás: ‘mirá si me cobra un penal acá’”.

A diferencia de Santiago Rodríguez, quien dijo que en la cancha no sabía cuál era la jugada que estaban revisando, el zaguero sí estaba al tanto de lo que pasaba. “Yo llegué a ver la pantalla de lejos. Se veía cuando cae el Lolo. Era esa jugada la que estaba revisando, varias veces, y se lo veía caer”, contó.

La jugada que analizó el VAR

La resolución del juez Andrés Cunha tuvo un momento de confusión en la tribuna donde muchos pensaron que cobraba penal. “Hubo gente que gritó penal. Sí, él cuando apunta pone el brazo hacia abajo y dije ‘penal no va a cobrar’, pero cuando la gente gritó pensé que cobraba penal”.

Nacional ganó la final por 1-0 y los albos festejaron el título. Como sus compañeros Felipe Carballo y Santiago Rodríguez, Laborda destacó que el festejo fue con el cuerpo técnico y también con los funcionarios de Los Céspedes, a los que valoró por su trabajo. “La verdad que estuvo impecable”, dijo sobre la celebración.

El complejo tricolor es como una segunda casa para el juvenil y sus compañeros, con quienes pasa las concentraciones. “A veces leés un poco, jugas al Play, conversas, tomamos mates… Haces todo lo posible para que pase un poquito más rápido el tiempo, pero estamos supercómodos ahí. Disfrutamos, a veces vamos a tomar mate a los bancos de la cancha, la vas llevando”, señaló.

Laborda en Los Céspedes

El fraybentino es adepto a la lectura y este año, entre otros libros, leyó La chica del tren, la novela de misterio de la escritora Paula Hawkins que fue éxito de ventas y que tuvo su adaptación al cine.

El balance

Pasando raya al 2019, Laborda lamentó la partida de Gutiérrez.“Es un golpe para el plantel, algo duro”, reflexionó. “Porque la verdad que con él remontamos muchísimo, vino cuando estábamos allá abajo y por suerte ente todos los sacamos a flote. Pero son cosas del fútbol, a veces toca seguir, a veces no, por ahí puede caer mal o bien al grupo, pero son procesos que pasan”.

La búsqueda del nuevo técnico “genera expectativa”, señaló. “Ver quién va a venir o qué va a pasar”, agregó.

Consultado sobre qué jugador lo había sorprendido en el plantel tricolor, dudó, pero luego se le vino uno a la mente. “No se me ocurre ninguno, todos son muy buenos jugadores… Matías Viña, Viña sí, es un jugador que explotó muchísimo este año que sorprendió a todos por la capacidad que tiene para correr y para jugar”.

Laborda y Vecino, juntos desde las inferiores

Laborda tiene como su zaguero de referencia a Diego Godín. “Es el jugador que todo defensa uruguayo observa”, señaló. “Siempre lo miraba con la selección, con Atlético y ahora con Inter. Es un jugador con mucha experiencia que da gusto mirarlo y aprender algo de él”.

De cara al año próximo, espera seguir conquistando títulos y en los tricolores. “Por el momento no pienso en alguna transferencia. Quiero estar un tiempo más en Nacional, poder mostrar lo mejor de mí y seguir creciendo”, expresó.

“La expectativa está en afianzarme en el equipo pero eso se verá en el correr del tiempo”, agregó el zaguero. “Espero que sea un año lleno de alegría, como terminó este 2019. Pero vamos a ver qué pasa”, agregó el zaguero mientras se despedía desde Fray Bentos, donde su plan es simple: “Me quedó tranquilo en casa con la familia y a disfrutar un poco del pueblo”.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...