Mundo > SALIDA DE EUROPA

May propone un nuevo Brexit

La primera ministra británica deja en manos de los parlamentarios la eventualidad de convocar una segunda consulta popular 

Tiempo de lectura: -'

22 de mayo de 2019 a las 05:01

La imagen de la primer ministra británica, Theresa May, se ha visto bastante golpeada en el último año por su incapacidad para acordar entre los conservadores y los laboristas un pacto que determine, de una vez por todas, cómo y cuándo el Reino Unido hará efectiva la salida de la Unión Europea (UE), una decisión que la ciudadanía resolvió en agosto de 2016 cuando celebró el referéndum del Brexit pero que, todavía, no materializó. 

Cansada de rebotar con la negativa de los parlamentarios, este martes May presentó -por cuarta vez- una propuesta que pone encima de la mesa la eventualidad de convocar una nueva consulta popular del Brexit, en caso que los legisladores así lo consideren. Previamente a esto, a la jefa de gobierno le rechazaron cada uno de los tres caminos que había diseñado para que el Reino Unido se desligue del club. Los diálogos entre los conservador y los opositores laboristas llegaron incluso a romperse el pasado viernes debido a la falta de coincidencias entre ambos bloques.

El líder opositor Jeremy Corbyn manifestó que la “debilidad y inestabilidad” del gobierno británico ha hecho imposible avanzar en el pacto, mientras que, para May –quien llegó a prometer que renunciaría a su cargo si las partes votaban favorablemente- el fracaso de la negociación se debió a que los laboristas no tienen un consenso sobre qué camino seguir: si hacer efectivo el Brexit o llamar a una nueva consulta popular para impedirlo, dijo.

Nuevos horizontes

En el nuevo acuerdo, que será sometido a votación a comienzos de junio, May ha incorporado gran parte de las condiciones que le quitan el sueño a los laboristas, para ganarse, entonces, el apoyo de alguno de esos diputados y llegar a los votos necesarios para que, finalmente, esa propuesta alcance la luz verde. En este sentido, la jefa de gobierno incluyó formalmente las garantías para mantener los derechos laborales de los británicos y los estándares medioambientales de la UE, que inquietaban a los seguidores de Corbyn.

Theresa May

En un intento de apañar las tensiones, May también propuso dejar en manos del Parlamento otro punto controversial: si se conforma una unión aduanera permanente o temporal con la UE. Es que mientras los laboristas son partidarios de la primera opción, los conservadores se inclinan por la segunda, porque entienden que la continuación por tiempo indeterminado limita al Reino Unido a negociar acuerdos comerciales con terceros países. “El Parlamento resolverá esta cuestión", enfatizó May en rueda este martes en rueda de prensa desde Londres.

Otro de los puntos del New Deal del Brexit es la eventualidad de convocar una nueva consulta popular sobre la permanencia en la UE. "Yo soy contraria a esa opción, pero admito que hay parlamentarios que la quieren",  detalló y agregó: "Esto significa que si hay diputados que quieren un segundo referéndum, deberían votar a favor de la ley".

El plan del Reino Unido era salir de la UE el pasado 29 de marzo. Ante la imposibilidad de hacerlo, la nueva fecha de salida será el próximo 31 de octubre.  

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...