Nacional > ASALTO MILLONARIO

Mexicanos planificaron durante meses robo a Enjoy y cabecilla escapó con el botín

La banda que robó la joyería del hotel Enjoy opera desde años y ya había actuado en Canadá y Costa Rica; por primera vez algunos de sus integrantes fueron atrapados

Tiempo de lectura: -'

08 de febrero de 2018 a las 05:00

Fue un robo pensado y planificado. Cada uno de los 14 delincuentes que el martes por la noche asaltaron una joyería dentro del hotel Enjoy sabía exactamente qué hacer una vez que ingresaran al local. Tres debían romper los vidrios del lugar con los martillos que llevaban y los demás se ubicaban en alguna de las esquinas de la joyería, frente a los mostradores. El objetivo era -en un par de minutos- sacar alhajas y relojes y ponerlos en un bolso que tenía el líder de la banda. Sin tiros ni gritos.
Esta forma de actuar del comando mexicano que a la hora 20.23 del martes irrumpió en el hotel cinco estrellas de Punta del Este, no es algo nuevo para la banda. O al menos para varios de ellos.

Desde hace al menos ocho años la banda "Los Mazos" recorre países con el objetivo de robar, principalmente, joyerías. Según supo El Observador, el grupo es conocido en México y está liderado por una mujer. Cuando planifican un robo como el de Punta del Este, reclutan a personas por lo general inexpertas y los hacen viajar unos días antes a la ciudad elegida. Llegan a formar agrupaciones de entre 15 y 20 personas.

Lea también. Los últimos tres asaltos realizados con precisión

Según dijo una fuente de la investigación, los delincuentes más jóvenes del grupo esperaban recibir US$ 2.000 una vez regresaran a México con el botín.

De las 14 personas que ingresaron por la parte de atrás del Conrad, las menos experientes tenían entre 20 y 23 años. La mayoría llevaba la cara descubierta y algunos usaron tapabocas que fueron incautados y están siendo analizados por la Policía Científica.

La Policía uruguaya sabe que, entre algunos países, ya robaron en Canadá y Costa Rica. El caso de Uruguay fue el primero en el que después de actuar, la Policía atrapó a algunos de ellos, en concreto a nueve.

¿Qué les salió mal esta vez?

La clave está en que el plan para el escape fue pensado para evitar que el que tenía el bolso con el botín pudiera ser atrapado, como efectivamente ocurrió. Para la Policía no está claro el monto total pero se asegura que es millonario (los relojes robados costaban entre US$ 10 mil y US$ 420 mil).

Según el plan, el líder con el bolso lleno de joyas se separaba del resto. Estos últimos subían a la camioneta en la que llegaron al Enjoy y celebraban el éxito del operativo.

Pero la logística no funcionó como estaba ideada, la camioneta no aguantó bien el peso de más de una decena de personas y debieron abandonarla a tres cuadras del lugar, donde terminaron siendo detenidos cinco de ellos.

Aún así, el jefe de la banda ya había logrado escapar y se desconoce su paradero.

El escape

Una vez que abandonaron la camioneta, los delincuentes tomaron distintos caminos para evadir a la Policía. Sin embargo, la rápida acción de los efectivos policiales permitió capturar a nueve de los implicados en pocas horas.

Algunos fueron capturados en los alrededores del casino, a la altura de la Plaza México, por policías de Narcóticos y del Programa de Alta Dedicación Operativa (PADO) que estaban patrullando la zona. El PADO llegó al departamento el 1º de enero de este año, al igual que lo hizo en Rocha, Paysandú, Salto, Artigas, Rivera, Cerro Largo y Colonia. Hasta entonces había estado operativo en la zona metropolitana (Montevideo, Canelones y San José).

Otros cuatro que se tomaron un ómnibus a Montevideo fueron detenidos en la mañana del miércoles, tras un operativo que duró toda la noche.

Según contó a El Observador el jefe de Policía de Maldonado, Erode Ruiz, los investigadores lograron determinar que algunos de los delincuentes se habían tomado un ómnibus desde la terminal de Punta del Este hacia Montevideo. Como se trataba de extranjeros supusieron que se bajarían en la terminal de Tres Cruces.

Ruiz dijo que era poco probable que descendieran en alguna otra de las paradas que hacen los coches en la ciudad, ya que no tenían conocimiento del territorio, por lo que los efectivos solo tuvieron que esperar que los asaltantes llegaran a ellos.

Los nueve detenidos fueron trasladados nuevamente a Maldonado, para ser interrogados por la fiscal del caso, Sabrina Flores. Sin embargo, este miércoles la funcionaria sólo había logrado interrogar a tres de los nueve detenidos. Fuentes del caso dijeron a El Observador que ninguno señaló al cabecilla de la banda, y todos negaron conocer su paradero.

Mientras tanto, Interpol de Uruguay solicitó información a México sobre los antecedentes de las personas detenidas.

Debido a que el líder del grupo logró fugarse la Policía incautó muy pocas joyas, que tenían algunos de los detenidos entre sus ropas. Uno, por ejemplo, tenía una cadena con un diamante. Además, la Policía sospecha que uno de los delincuentes se tragó un reloj.

Los investigadores estiman que los jóvenes que participaron del robo aprovecharon la oportunidad para quedarse con algunas joyas que agarraban y escondían mientras llenaban el bolso que custodiaba el líder.

Hoteles, camioneta y algo más

Hacía pocos días que los mexicanos estaban en Punta del Este. Algunos de ellos –integrantes fijos de la banda- habían estado alojados en el hotel Enjoy el año pasado. Pero este año eligieron quedarse en dos diferentes hoteles de la ciudad de Maldonado. En uno de ellos fue detenido sobre la hora 0 del miércoles uno de los delincuentes.

Uno de los mexicanos fue el encargado de conseguir la camioneta que los llevaría al lugar elegido para el robo millonario. Finalmente, encontró una del año 1998 que terminó comprando por US$ 5.000. La Policía confirmó que había sido comprada hacía pocos días.

La investigación se centra ahora en dar con los demás integrantes que siguen prófugos y con el botín, que tiene el líder.

Los integrantes de la banda planeaban reunirse en Buenos Aires. De hecho, los que fueron detenidos en Tres Cruces se encontraban allí porque pretendían tomar un ómnibus hacia la capital argentina. Desde allí, volarían hasta México, según pudo saberse gracias a los tickets de avión que fueron incautados a los detenidos.

El jefe de Policía estimó, al evaluar el operativo, que si la llamada a la Policía hubiera llegado segundos antes, los podrían haber detenido a todos en el lugar. Según explicó Ruiz, la llamada llegó un minuto después de que comenzara el asalto.

Ante el juez

La audiencia de formalización -en la que la Fiscalía lleva a juicio a los delincuentes- se realizará esta tarde a las 18 horas. Si bien el Código del Proceso Penal establece que cuando hay detenidos la Fiscalía tiene 24 horas para presentar los cargos, puede pedir una prórroga de otras 24 horas, que fue lo que hizo la fiscal Sabrian Flores para tener tiempo de reunir las pruebas.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...