30 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,40 Venta 39,80
6 de mayo 2021 - 16:42hs

La Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, manifestó este jueves su preocupación por las amenazas, ataques e intentos de socavar y deslegitimar las instituciones nacionales de derechos humanos (INDH) independientes en América Latina y el Caribe.

La exvicepresidenta de Chile denunció “las declaraciones públicas que desacreditan la labor de la institución en Uruguay”, refiriéndose a la Institución Nacional de Derechos Humanos y Defensoría del Pueblo (Inddhh) que actúa como organismo estatal autónomo dentro del Poder Legislativo.

En su discurso, Bachelet señaló a los gobiernos y figuras de poder como perpetradores de estas intimidaciones y añadió que estos organismos solo podrán cumplir con su labor si están libres de abusos, interferencias y presiones políticas.

Más noticias

Las entidades a las que hace referencia, aseguran que están siendo acosadas y amenazadas por gobiernos, parlamentarios, funcionarios y grupos de autodefensa "simplemente por hacer su trabajo y cumplir con su mandato". Hace mención a situaciones de este tipo en Ecuador, Haití, Bolivia, Chile, El Salvador, Guatemala, México, Argentina, Perú y Uruguay.

Si bien Bachelet evitó referirse a casos puntuales, en Uruguay, a inicios de setiembre, el ministro del Interior, Jorge Larrañaga, apuntó contra la Inddhh y, en diálogo con En Perspectiva (Radiomundo), dijo que su cartera no seguirá las recomendaciones de la institución porque están “viciadas de flechamiento ideológico y político”.

Nadie me puede decir a mí que tengo un impulso represor, que quiero subvertir el funcionamiento de la policía o que quiero hacer que la policía salte por encima de la ley”, dijo el jerarca en ese entonces, luego de que la Inddhh hizo alusión a presuntos casos de abuso policial que databan de los últimos meses.

En un nuevo informe, divulgado el 28 de abril de 2021, la institución asegura que el Ministerio del Interior fue el organismo que recibió más resoluciones por "derechos vulnerados".

Estas responsabilidades están consagradas en los Principios de París, un conjunto de normas internacionales mínimas para que las INDH sean eficaces y creíbles, adoptados por la Asamblea General de la ONU en 1993. Estos principios establecen que las INDH deben defender las normas internacionales de derechos humanos de forma imparcial e independiente.

“El hecho de que hayamos recibido quejas de instituciones de casi una docena de países de la región es testimonio de la tendencia y la magnitud del problema”, declaró la Alta Comisionada, alentando a las autoridades correspondientes a poner en marcha investigaciones rápidas, exhaustivas, independientes y eficaces de todos y cada uno de los presuntos ataques, actos de represalia, amenazas o intimidaciones contra estas instituciones.

La Alta Comisionada reconoció que las INDH pueden suponer un reto para los gobiernos porque, según sus mandatos, tienen el deber de poner de manifiesto las lagunas en la protección de los derechos humanos. Sin embargo, subrayó que los gobiernos pueden beneficiarse de sus evaluaciones independientes para ayudar a resolver los problemas de derechos humanos.

Asimismo, subrayó que, en el contexto actual de la pandemia, las INDH desempeñan un rol aún más esencial, ya que tienen el deber adicional de garantizar un enfoque basado en los derechos humanos en la respuesta a la COVID-19.

Temas:

Derechos Humanos Naciones Unidas Alto Comisionado Uruguay instituciones nacionales de derechos humanos independientes

Seguí leyendo

Te Puede Interesar