Nacional > DEPARTAMENTALES 2020

Mientras Moreira presiona por su candidatura, el FA busca sacar su tajada en Colonia

El FA ve en mayo una de las "mayores posibilidades" de quedarse con la intendencia

Tiempo de lectura: -'

15 de enero de 2020 a las 05:03

El escándalo que desataron los audios viralizados del intendente de Colonia Carlos Moreira parece estar lejos de terminar. Mientras que la fiscalía intenta determinar si existió algún tipo de irregularidad respecto a la asignación de pasantías, el Frente Amplio (FA) se prepara para competir en las elecciones de mayo bajo el postulado de erradicar una forma "clientelista" de hacer política, que asocian al Partido Nacional (PN).

La situación en la que quedó Moreira –obligado a renunciar al PN, con una causa abierta en la justicia, el pedido de juicio político en la junta y una investigación en curso en la Junta de Transparencia y Ética Pública– da esperanzas a la coalición de izquierdas de acceder al gobierno.

"Con Moreira o sin Moreira, el FA se perfila con las mayores posibilidades de su historia para quedarse con la Intendencia de Colonia", afirmó en diálogo con El Observador el diputado electo del FA por Colonia y vicepresidente de la departamental, Nicolás Viera.

En Colonia la coalición de izquierdas tiene desde hace meses a dos candidatos definidos: Jorge Mota (Casa Grande) y Ariel Beltrán (Banderas de Líber).

"El caso de Moreira dejó al descubierto las prácticas clientelistas del PN en el departamento desde hace décadas", señaló Viera. "Esto va a ser el centro de la campaña, porque nosotros estamos proponiendo una cosa totalmente diferente a cómo el PN gestiona la cosa pública", explicó el dirigente coloniense. 

De todos modos, en las elecciones departamentales la brecha entre el FA y el PN sigue siendo amplia, aunque se redujo en 2015. En mayo de 2010 los blancos obtuvieron en Colonia 45.751 votos, mientras que el FA tuvo 27.316. En 2015 el PN tuvo 47.180 votos y el FA 32.592. La diferencia fue de 14.588 votos. 

Los números demuestran que los resultados de las nacionales no se traducen en las departamentales, ya que en octubre el partido más votado en el departamento suele ser el FA. En octubre de 2019 el FA obtuvo 34.068 votos y el PN 32.691. Las diferencias en las elecciones anteriores habían sido de 4.499 votos, en 2014, y de 2.657 en 2009.

Para Viera esto se explica, en parte, por los "liderazgos territoriales" de los blancos en Colonia. "El PN tiene su base en el caudillismo. Y el FA tiene su arraigo en los movimientos políticos colectivos. Al FA le ha costado crear liderazgos fuertes a nivel departamental, independientes de los nacionales", resumió el legislador electo.

Moreira contra el resto

Figuras como las de Walter Zimmer y las de Moreira, históricos dirigentes blancos y varias veces electos como intendentes, arrastran sus propios votos. Si bien Zimmer había manejado la idea de ser candidato en 2019, finalmente desistió y decidió apoyar al nombre que esté "en la vereda de enfrente" a la de Moreira, ya que ambos tienen "diferencias irreconciliables", según aseguró días atrás a El Observador.

Por su parte, Moreira transmitió a los integrantes de su sector, la lista 904, que volverá a ser candidato, pese a la situación judicial inconclusa y al distanciamiento con las autoridades del Partido Nacional.

El escándalo en Colonia se desató luego de conocerse una conversación entre Moreira y la edila nacionalista María José García. En la charla la mujer le consulta sobre la posibilidad de renovar dos pasantías y, según los audios divulgados, el dirigente se muestra dispuesto a analizarlo a cambio de sexo.

Moreira convocará a una departamental para el próximo 20 de enero y espera fijar para fin de mes la Convención partidaria que lo proclame. Una vez que sea proclamado, pedirá al Partido Nacional que lo reafilie. 

Es que luego de los audios divulgados, la Comisión de Ética de los blancos recomendó al Directorio aplicar la "censura" del intendente, pero antes de que las autoridades partidarias se pudieran pronunciar, Moreira renunció a la colectividad.  

La división que existe dentro del PN en Colonia también ilusiona al FA con sacar ventaja, ya que se ve como una "alternativa de gobierno" para mayo. Los nacionalistas que no están del lado de Moreira –cuya lista fue la más votada en el departamento– se encaminan a formar una columna única que nucleará el apoyo de varias agrupaciones, algunas nacionalistas y otras del Partido de la Gente. También hay conversaciones con una de las tres agrupaciones de Cabildo Abierto en el departamento. 

Para encabezar esa columna opositora al actual intendente suenan los nombres de Ricardo Planchón, actual director de Desarrollo Humano y Juventud, y el de Napoleón Gardiol, primer suplente de Moreira. Además de dedicarse a la política, ambos son reconocidos empresarios dentro del departamento y sumaron votos para el sector Todos de Luis Lacalle Pou en la campaña electoral.

Planchón dijo a El Observador que, como "hombre del presidente" que se considera, esperará a hablar con el mandatario electo para conocer cuáles son las "expectativas" que tiene para ese departamento. Una vez realizada la reunión, Planchón definirá si es candidato. Ambos se reunirán esta semana.

Colorados con candidato propio

Los colorados, por su parte, todavía no pusieron en marcha su Comité Ejecutivo Departamental –algo que sucederá este sábado–, un paso previo a definir los nombres de quienes competirán. Sin embargo, ya desde la campaña electoral el sector Ciudadanos manejaba los nombres del edil Martín Pérez (candidato a diputado en octubre) y Ariel Battiste, por lo que resta ver si sus postulaciones se mantienen para mayo. 

La diputada electa de Ciudadanos Nibia Reisch dijo a El Observador que está claro que los colorados tendrán al menos un candidato en el departamento de Colonia. "Cada uno tiene en su mente alguno, pero esto va a ser posterior a la instalación del 18 de enero del Ejecutivo Departamental", señaló Reisch.

En Batllistas, en tanto, todavía no definieron si habrá un candidato del sector a la intendencia. Carlos Caraballo, que fue candidato a diputado por Colonia en octubre, no cumple los requisitos constitucionales, ya que sólo tiene 29 años. Lo que sí está claro, según dijo el dirigente a El Observador, es que Batllistas "va a tener su identidad en la elección departamental". "Estamos en conversaciones para encontrar la mejor manera de que el PC pueda obtener un caudal importante en el departamento", agregó. 

Caraballo dijo que está "rotundamente" descartada la posibilidad de que el sector apoye al candidato de otro lema, una situación que se dio en las elecciones pasadas cuando el entonces colorado Daniel Bianchi apoyó la candidatura de Moreira.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...