16 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,60 Venta 40,00
28 de julio 2023 - 14:40hs

El Programa de Educación para el Agro de la Universidad del Trabajo del Uruguay (UTU) se desarrolla en 34 escuelas agrarias en todo el país, de las cuales 32 ofrecen régimen de internado. En esos ámbitos se forman 5.000 estudiantes y si bien la presencia masculina siempre fue mayoritaria, las mujeres representan ya el 40% del alumnado.

Estos centros educativos ofrecen, según el caso, educación media básica, educación media superior y educación terciaria con una amplia oferta de cursos, tecnicaturas y carreras donde, destacó Juan Fitipaldo –director e ingeniero agrónomo–, “se aprende haciendo”.

“Para tener una buena enseñanza tenemos que hacer prácticas de lo que se aprende en el salón de clase y para tener buenas prácticas tenemos que tener buena producción, buena calidad, buena maquinaria y buena infraestructura”, señaló.

Más noticias

Juan Fitipaldo.

Más opciones para formarse

Considerando eso, el Programa de Educación para el Agro de UTU inició un camino de transformación y modernización en setiembre de 2020 que se expresa solo tres años después en nuevas carreras terciarias y en la implementación de otras en escuelas agrarias en departamentos donde existía una alta demanda.

La apertura de un centro en Minas de Corrales, donde se imparte una tecnicatura de Producción Agrícola Ganadera, y el lanzamiento de una tecnicatura en Producción Vegetal Intensiva en Salto, son solo dos ejemplos.

Para 2024, adelantó Fitipaldo, la UTU tiene varios planes, entre ellos la apertura de nuevas tecnicaturas, por ejemplo las vinculadas a la actividad forestal ganadera y a la producción agrícola familiar.

Aprendizaje granjero, en el viñedo.

Viñedos y olivares

Recientemente, a inicios de julio, en la Escuela Superior de Vitivinicultura Presidente Tomás Berreta, en El Colorado (Canelones), se anunció que se sumará la olivicultura a la currícula. “Es una continuación muy importante para la carrera de Tecnólogo en Producción Vitivinícola, dado que estos dos cultivos –la uva y el olivo– van muy de la mano”, consideró Fitipaldo.

El objetivo es plantar allí olivares y educar sobre los procesos productivos del aceite. “Ya tenemos olivos en la escuela de Trinidad e hicimos un poco de aceite”, señaló el director de la UTU, aludiendo a una prueba piloto.

En esa jornada, además, se presentará la sala de destilado y el alambique, y una nueva embotelladora, en instalaciones que poseen un viñedo con nuevas variedades y una bodega que es de las pocas del país que tienen el certificado de “bodega sostenible”.

Ámbito productivo

Las 34 escuelas agrarias del país tienen a su disposición 8.000 hectáreas para su trabajo diario, unos 5.000 cabezas vacunas, unos 2.300 de ovinos y alrededor de 140 suinos y otro tanto de equinos.

La visita de estudiantes a la Expo Prado, un clásico.

En materia de vehículos, desde setiembre de 2020 al presente se han incorporado una veintena de tractores y camionetas y se procedió a la compra de maquinaria como enfardadoras y sembradoras.

El aserradero propio.

Una herramienta cuya importancia subrayó es el aserradero móvil que fue ubicado en la Escuela Agraria de Tacuarembó, dado que permite cubrir las necesidades de palos, piques, postes y tablas para la reparación y colocación de alambrados y reparación de estructuras agrarias en todos los centros del país.

Eso no solo ha favorecido la práctica de los estudiantes sino también ha generado un ahorro significativo para la institución.

Las escuelas producen alimentos y faenan ganado para satisfacer las necesidades de los estudiantes en régimen de internado, docentes y personal.

La Escuela Agraria de Artigas, por ejemplo, es el único centro de UTU que produce arroz y hoy es responsable del suministro de este alimento dentro del programa; el excedente, por su parte, es comercializado al mercado.

El arroz, una de las producciones en las escuelas agrarias.

“Tenemos todo un sistema de autoabastecimiento”, apuntó el director.

Finalmente, añadió: “Nuestro objetivo es promover la excelencia por todos los medios posibles y la apertura de la UTU. Trabajamos para lograr tener cada día mejor calidad educativa, mejores prácticas, mejores índices productivos. Y para que mañana un egresado diga con orgullo que aprendió en una escuela agraria”.

Lechería, uno de los varios rubros productivos para los cuales UTU forma a futuros trabajadores.

Temas:

Escuelas Agrarias UTU Enseñanza rural Educación rural Educación

Seguí leyendo

Te Puede Interesar