Nacional > RENDICIÓN DE CUENTAS

MPP se aleja del astorismo y pide más gasto a costa de mayor déficit

El sector mayoritario del FA se despegó de la posición del astorismo y pide un mayor esfuerzo al Ministerio de Economía

Tiempo de lectura: -'

03 de julio de 2018 a las 05:00

El Movimiento de Participación Popular (MPP) venía jugando del lado del gobierno. En las últimas Rendiciones de Cuentas, la agrupación liderada por el expresidente José Mujica privilegió los equilibrios internos y colaboró –desde su rol de bancada mayoritaria– para que los lineamientos del Ministerio de Economía (MEF) fueran aceptados en el oficialismo.

La Rendición de Cuentas que comienza a discutirse esta semana en el Parlamento puede marcar un cambio en esa tendencia si el MPP termina de volcarse por las intenciones de muchos de sus integrantes.

En la antesala del debate de la última Rendición de Cuentas del actual período –el proyecto fue enviado el sábado al Parlamento–, el sector mayoritario del Frente Amplio (FA) definió pedirle un "esfuerzo" más al MEF para tener más recursos para repartir.

Hace dos semanas, la bancada del MPP resolvió pedir una reunión con el presidente Tabaré Vázquez, a efectos de plantearle al Ejecutivo una serie de propuestas para incrementar aún más el gasto en esta instancia presupuestal, según informó La Diaria este sábado.

La propuesta del MPP, según dijeron a El Observador integrantes del sector, consiste en incumplir la meta fiscal fijada por el gobierno, y permitir un déficit "algunas décimas por encima" de lo previsto por el equipo económico. Aunque la entrevista con Vázquez estaba pensada para antes de que el Ejecutivo enviara el proyecto al Parlamento, fuentes del sector dijeron que mantienen su intención de reunirse con el presidente para negociar modificaciones.

Inicialmente, la postura del MEF era cerrar 2019 con un déficit de 2,5% del Producto Bruto Interno (PIB). En el mensaje incluido en el proyecto de Rendición de Cuentas, el Ejecutivo actualizó esa meta y la aplazó un año, hasta finales de 2020.

Desde hace meses, el ministro Astori viene siendo enfático en el sentido de que esta instancia presupuestal debía tener "impacto fiscal cero", ya que las cuentas nacionales no admiten mayores tensiones.

La postura adoptada por el MPP, en línea con propuestas ya realizadas por el Partido Comunista, el Partido Socialista, la lista 711 y Rumbo de Izquierda, se basa en la idea de que un aumento sensible del déficit no supondría una amenaza para la sostenibilidad de la deuda, y que permitiría cumplir con las promesas electorales, como el 6% del PIB para la educación.

El rol del MPP

La bancada emepepista se aleja así de la posición del Frente Líber Seregni (FLS), tendiente a cuidar las cuentas fiscales, supeditando los reclamos de aumento del gasto al cumplimiento de la meta fiscal.

"Permitir un déficit con algunas décimas más no genera grandes cambios pero sí es mucha plata para repartir", opinó Óscar Groba, diputado del MPP e integrante de la comisión de Presupuesto.

Groba destacó que el sector ha sido "una garantía" para el gobierno en las pasadas Rendiciones de Cuentas, pero anunció que en esta oportunidad pedirán "actualizar" algunos números para poder reasignar mayores recursos. "En las últimas dos legislaturas nosotros hemos dado gobernabilidad, y hemos apoyado al MEF. Ponemos mucho esfuerzo en cada Rendición de Cuentas y alguna la hemos protegido e impulsado aun con diferencias", afirmó Groba, pero adelantó que en esta oportunidad el sector quiere "ajustar un poquito más el tornillito del carburador".

"No queremos que nuestra bancada pase desapercibida a nuestros reclamos", agregó el legislador. Groba dijo que los legisladores del MPP se reunirán en los próximos días para estudiar detenidamente el proyecto del gobierno y para seguir discutiendo alternativas. Mientras tanto, en el sector siguen aguardando la respuesta de Presidencia.

Lilián Galán, diputada de la agrupación, afirmó que al MPP le parece "fundamental" reforzar la inversión en educación y otras áreas de las políticas sociales que requieren atención. "Sin dejar de reconocer que es una Rendición de Cuentas que tiene un incremento del gasto, cuando la región está comprometida, por otro lado nos parece que tenemos que dar un poco más", afirmó.

Respecto al déficit fiscal, Galán dijo que si bien es "importante" no seguir aumentándolo, hay que reconocer que "también existe un déficit social que tenemos que capitalizar".

El pasado 7 de junio, cuando el equipo económico presentó a la bancada del FA los grandes números de la Rendición de Cuentas, desde el MPP habían celebrado el "esfuerzo" del Ejecutivo para reforzar el gasto social.

Alejandro Sánchez, referente del sector y coordinador de la bancada de Diputados, valoró la Rendición de Cuentas como "equilibrada" y señaló que descuidar el déficit fiscal sería "demagógico".

"No es que la Rendición de Cuentas esté preocupada solo por el déficit fiscal, sino que el déficit fiscal es un componente central de mucha responsabilidad para dar sostenibilidad en el tiempo a las políticas públicas. Si nosotros descuidamos el balance entre la deuda y el déficit le estaríamos ofreciendo a la ciudadanía un conjunto de políticas que en el futuro no serían financiables, y estaríamos cayendo en la demagogia", declaró Sánchez.

Cronograma

La discusión parlamentaria de la Rendición de Cuentas empezará por la Cámara de Diputados. Este miércoles se reunirá la comisión de Presupuesto integrada con Hacienda para formalizar la agenda de trabajo. El miércoles 10 de julio, una semana después, comparecerá la delegación del Ministerio de Economía (MEF) y la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP).
REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.