Cargando...
Dos niños circulan en bicicleta sobre la banquina de la Ruta 8, en el lugar del accidente.

Nacional > BARROS BLANCOS

Muerte de una niña en la ruta 8: la “historia repetida” y un reclamo “sin respuesta”

Una niña fue embestida por un taxi este lunes y murió: los vecinos lamentan que no hay senderos y que quienes caminan deben hacerlo por el costado de la ruta

Tiempo de lectura: -'

25 de mayo de 2022 a las 05:03

A la altura del kilómetro 22,5 de la ruta 8, los vecinos reconocen, cabizbajos, que son horas de estupor, impotencia y conmoción. El accidente donde una niña de 12 años murió atropellada en Barros Blancos golpeó fuerte y removió recuerdos de otros siniestros en la zona que se entremezclan, a su vez, con lo que entienden como reclamos “sin respuesta” de las autoridades.

La niña, embestida este lunes por un taxista que perdió el dominio del auto para esquivar un perro, había salido de su casa acompañada de uno de sus hermanos menores para ir a la UTU en Pando y caminaba por una banquina corta y angosta, al costado de la ruta, cuando el vehículo la arrolló.

“Si hubiera una vereda, la gurisa se salvaba”. La frase de uno de los vecinos sintetiza lo que varios repiten en el barrio. “Se precisa un caminito”, añadió José Judison, mientras desde una silla y con una bebida arriba de la mesa miraba con cierto descrédito el lugar donde ocurrió el accidente. Él y la dueña de un quiosco de la zona aseguraron a El Observador, además, que desde hace un tiempo vienen reclamando semáforos por la cantidad de accidentes allí, pero por ahora no han tenido respuesta. “No nos dan pelota”, resumió Judison sin vacilar.

A un kilómetro de allí, hace ocho años, otro accidente de tránsito mató a tres niños y una mujer de 22 años que caminaban al costado de la ruta luego de que un auto se despistara y volcara, lo que generó una enorme conmoción, cortes de calles y reclamos de los vecinos que pidieron, como ahora, la instalación de semáforos y veredas para que la gente no tuviera que circular tan cerca de vehículos a toda velocidad.

Eso, en parte, lo lograron en el lugar donde se dio el incidente, muy cerca de la escuela de Villa García, pero para los vecinos del límite entre Montevideo y Canelones, sobre el kilómetro 22,5 de la ruta 8, eso no es suficiente porque a esa altura del trayecto que lleva a Pando todos los que transitan a pie deben caminar por la banquina. Ese fue el caso de la niña y de uno de sus dos hermanos este lunes, aunque este último salió ileso.

La banquina es el camino sobre la Ruta 8.

“La intendencia parece que se olvidó de nosotros”, aseguró María Jesús Viera, otra vecina del lugar que vive hace años en Barros Blancos y que, a pesar de reconocer los avances en los últimos años en zonas cercanas, lamentó que no ocurriera lo mismo con el lugar en donde ella vive.

La decepción de las personas que dialogaron este martes a la tarde con El Observador fue compartida y la sensación de desamparo no se esfuma aunque se hayan colocado algunos senderos unos metros después de donde la niña de 12 años murió este lunes y del otro lado de donde la adolescente fue atropellada. Eso, en realidad, los vecinos lo atribuyen a la instalación de una conocida empresa de cerámicas en el lugar.

La “historia repetida” y la vida que “no vuelve más”

A pocos metros de la parada de ómnibus a la que la niña no alcanzó a llegar, un cartel en un quiosco esbozaba este martes algo de lo que despertó en el barrio y cómo los habitantes de allí empezaron a movilizarse apenas unas horas después de la muerte de la joven. “Vecinos y clientes, quien quiera colaborar con la familia de la niña del accidente del día de ayer (por el lunes), aquí hay una alcancía. Gracias”.

La dueña del almacén explicó a El Observador que eso se organizó luego de que le llegaran algunos mensajes preguntándole si había alguna iniciativa solidaria y tras comentarios de que otro vecino estaba juntando dinero para alcanzarle a la familia de la joven fallecida. “En el barrio hay mucha conmoción”, aseguró la mujer, que entre la resignación por la situación se congratuló por la buena recepción que tuvo la iniciativa. La recaudación llegará a los padres de la adolescente en las próximas horas, contó la señora.

Pero no será el único que trasiego que los vecinos intentarán. “Debería haber un movimiento porque si nos quedamos quietos no pasa nada”, aseguró Judison. “Es muy factible que hagamos algo”, agregó Viera. Pero más enfáticos son Elizabeth Lavallen y José Eroza, un matrimonio que –además de conocer a la familia– entiende de cerca lo que atraviesan los padres de la joven tras el accidente de tránsito. La pareja aseguró que habrá reclamos: “Vamos a pedir caminería” porque “algo hay que hacer”, dijo Eroza. “Alguien tiene que tomar cartas en el asunto”, agregó.

Lavallen y Eroza contaron que, en el mismo lugar donde la adolescente fue embestida este lunes mientras se dirigía a la UTU, su hijo fue atropellado hace unos 30 años por una camioneta que circulaba a contramano durante una edición de la Vuelta Ciclista. El niño estuvo ocho meses en CTI y aunque sobrevivió en lo inmediato, nunca más logró salir de su casa. “Si hubiera algo al costado, quizás no hubiéramos vivido esto”, lamentaron.

El accidente sucedió sobre el mediodía del lunes.

Era 1991 y Diego Eroza, el hijo del matrimonio, tenía apenas nueve años. Producto de las complicaciones que le generó el accidente, nunca volvió a ser el mismo. El niño –ya convertido en adulto– murió hace 12 años. “Pasamos las mil y una, villas y miserias”, recordó Lavallen, que lamentó que la vida “no vuelve más” y que los accidentes “estropean” la vida de las personas y sus familias “para siempre”.

El matrimonio, conmocionado por la “historia repetida”, explicó que, hoy en día, los niños que tienen que ir a la escuela deben caminar por la banquina y ambos enfatizaron casi a coro el reclamo de muchos: “Habría que hacer otro espacio para que la gente pueda caminar”. Lavallen dijo que no había ido al velorio de la niña a acompañar a los padres porque prefirió acompañar a su nieto, que debía ir al liceo, para cruzar la ruta.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...