Copa Libertadores > COPA LIBERTADORES

Munúa y Bengoechea, un reencuentro en la Copa Libertadores marcado por dos historias

Como jugadores y como entrenadores establecieron puntos de quiebre: el goleador le quitó un invicto histórico al golero, y el tricolor propició la salida del técnico aurinegro

Tiempo de lectura: -'

02 de marzo de 2020 a las 05:01

Nacional y Alianza Lima se enfrentarán el jueves a las 23 de Uruguay en el debut por el Grupo F de la Copa Libertadores, en un nuevo cruce entre Gustavo Munúa, exarquero tricolor y ahora técnico del equipo, y Pablo Bengoechea, ídolo mirasol y hoy al frente de los peruanos.

Sus historias tienen dos puntos de contacto particularmente especiales. Cuando Munúa era golero de los albos, Bengoechea le cortó un racha de imbatibilidad cuando estaba a minutos de superarla. Luego, con ambos ya como entrenadores, el exguadarmeta le ganó un clásico de verano al riverense que terminó costándole la salida de los aurinegros.

A 22 minutos del récord

Año 2003, clásico del Apertura. Además de todo lo que significa un partido entre Nacional y Peñarol, ese encuentro estuvo marcado porque Munúa podía superar la marca histórica de imbatibilidad del fútbol uruguayo de Ladislao Mazurkiewicz, histórico golero de la selección y una de las glorias aurinegras, quien en 1969 estuvo 985 minutos sin recibir goles. 

Más de 30 años después, Munúa quedó a 22 minutos de bajar ese récord y fue Bengoechea quien le cortó la racha en ese clásico.

Nacional era dirigido por Daniel Carreño, quien ese día puso a Munúa; Benoit, Lembo, Machado y Leites; Méndez, Vanzini y Morales; Peralta, Álvez y Abreu.

Los albos ganaban 2-0 con goles de Abreu y Peralta, pero una innecesaria falta de Fernando Machado a Carlos Bueno, quien lo anticipó cuando iba a despejar, le dio un penal a los aurinegros, cuyo técnico era Diego Aguirre y ese día colocó a Berbia; Turcios, Bizera, De Souza y Lago; Rotundo, Césaro, Bengoechea y Pacheco; Emanuele y Bueno.

Bengoechea tomó la pelota y marcó el descuento, cortándole la racha a Munúa, en un gol que fue muy festejado, principalmente por Mazurkiewicz, quien por ese entonces era entrenador de arqueros de Peñarol. El 2 de enero de 2013, el golero campeón de la Libertadores e Intercontinental 1966 y tres veces mundialista, falleció, con la marca en su poder.

El clásico terminó con victoria tricolor por 3-1, Abreu hizo el tercero, y en el final los jugadores fueron a buscar a Munúa y lo levantaron en andas en reconocimiento por su logro, a pesar de no haber batido el récord. El arquero, muy emocionado, se tapó su rostro mientras era aplaudido.

Tras aquel Apertura, en el que Nacional fue campeón, Munúa se fue a Deportivo de La Coruña para comenzar su carrera internacional. En tanto, Bengoechea siguió unos meses y el año terminó con título, con el gol de Joe Bizera en la final tras el tiro libre de José Luis Chilavert. Tras levantar la copa, el 10 se retiró del fútbol.

El clásico de verano

Pasaron los años y los protagonistas de esta historia volvieron a cruzarse defendiendo a los colores de sus clubes más representativos, pero como entrenadores.

Por el Apertura del Uruguayo 2015/16, se midieron al frente de Nacional y Peñarol y terminó 1-1.

Luego, volvieron a verse las caras en el verano de 2016, en los clásicos estivales. En ese enero hubo dos duelos entre los grandes del fútbol uruguayo. El primero terminó 1-1, con triunfo de Peñarol por penales, y en el segundo, el miércoles 20, ganaron los tricolores por 3-1 en los 90 minutos.

Los goles de Nacional lo marcaron Sebastián Fernández, Santiago Romero y Nico López, mientras que el 1-1 parcial fue anotado por Jorge Fucile en contra.

Pese a ser un partido de verano, el resultado no cayó nada bien, principalmente en el presidente en aquel entonces, Juan Pedro Damiani, quien decidió cesarlo.

Desde diciembre, y a pesar de que había ganado el Apertura, la continuidad de Bengoechea estaba en la cuerda floja y tras perder el clásico ante Munúa fue despedido, algo que le causó mucho malestar al riverense. “Capaz que estoy bien cesado, creo que este momento no era el indicado. Para qué perder tiempo con un técnico nuevo. Creo que no le hace bien al club”, expresó en ese entonces. “Si me hubiesen cesado en diciembre, capaz ahora tenía trabajo”, agregó el DT, quien luego fue reemplazado por Jorge “Polilla” Da Silva.

El triunfo de aquel Nacional de Munúa cortó la carrera de Bengoechea en Peñarol, quien luego solo ha dirigido a Alianza Lima, con quien volverá a verse las caras con el actual técnico tricolor. Será el jueves, cuando ambos escriban una nueva historia, esta vez por la Copa Libertadores. l

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...