Cargando...
La presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi. Foto de archivo

Mundo > Nagorno Karabaj

Nancy Pelosi arribó a Armenia para “promover una solución duradera” al conflicto armado que mantienen Armenia y Azerbaiyán

La visita de tres días se concreta tres días después que comenzara a regir un alto el fuego controlado por una fuerza de paz que Rusia tiene en el país en su condición de garante del fallido acuerdo de paz alcanzado entre Ereván y Moscú en 2020 

Tiempo de lectura: -'

17 de septiembre de 2022 a las 16:54

La presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, llegó a Armenia para una visita oficial de 72 horas en la que buscará, según anticipó al partir desde Washington, “promover una solución duradera del conflicto de Nagorno Karabaj".

El arribo de la funcionaria, la segunda en la línea de sucesión del gobierno estadounidense, se concreta apenas tres días después que comenzara a regir un alto el fuego entre las fuerzas armadas armenias y de Azerbaiyán, tras los enfrentamientos que dejaron un saldo de al menos 215 muertos.

Se trata de los combates más intensos desde 2020, cuando Armenia sufrió una significativa pérdida del control territorial que mantenía hasta entonces en el enclave, tras un primer enfrentamiento armado a principios de la década del 90 que se desarrolló en territorio azerí.

En ambas oportunidades, Rusia fue el mediador de los altos el fuego. Según el acuerdo de 2020, las fuerzas de paz rusas protegerán hasta 2025 el corredor de Lachin, una vía que conecta Armenia con Nagorno-Karabaj.

Dese entonces, Moscú mantiene una base militar en la ciudad Armenia de Gyumri, cerca de la frontera con Turquía, donde tiene unos 3.000 soldados por pleno derecho como garante de la paz alcanzada entre Bakú y Ereván.

Moscú, por lejos país el más poderoso de la región, mantiene vínculos tanto con Armenia como con Azerbaiyán -en los dos casos se remontan a los días del imperio zarista- y considera la región como una zona propia de influencia.

Pelosi tiene previsto reunirse con el primer ministro, Nikol Pashinian, y el titular de la Asamblea Nacional, Alen Simonian, para “debatir las relaciones armenio-estadounidenses y la situación actual en materia de seguridad", según informó el Departamento de Estado.

Posteriormente, la propia Pelosi subió un comunicado en el que afirmó que su visita, junto a una delegación de congresistas, busca "poner de relieve el firme compromiso de Estados Unidos con la seguridad, la prosperidad económica y la gobernanza democrática en Armenia y la región del Cáucaso".

"La visita es un poderoso símbolo del firme compromiso de Estados Unidos con una Armenia pacífica, próspera y democrática, y con una región del Cáucaso estable y segura", puntualizó Pelosi, quien recordó que Joe Biden fue el primer presidente de su país en reconocer formalmente el genocidio armenio a manos del imperio Otomano a partir de 1915, un tema que aún niega Turquía.

La funcionaria estadounidense, que el mes pasado realizó una visita a Taiwán que generó el enojo de China, anticipó que en sus reuniones con líderes políticos y de la sociedad civil armenios buscará promover "una solución duradera del conflicto de Nagorno Karabaj".

El arribo de Pelosi, además, coincide con el diálogo que mantuvo el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, con Pashinian y el presidente de Azerbaiyán, IlHam Aliyev, sobre la "tensa situación" en la disputada región.

"Hemos mantenido un intercambio sustancial sobre los medios para garantizar una desescalada sostenible y sobre cómo intensificar los esfuerzos para cimentar una paz duradera en la región", indicó Michel.

Por su parte, el gobierno armenio aseguró que durante el contacto se "presentaron detalles sobre la situación creada como resultado de la agresión de Azerbaiyán contra el territorio soberano de Armenia".

“Pelosi tendrá un gran papel en el hecho de garantizar nuestra seguridad", agregó Simonian antes de la llegada de Pelosi en alusión al Grupo Minsk que integran Washington, Francia y Rusia, espacio que ha propiciado conversaciones de paz bajo el patrocinio de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE).

Las bajas

"Del 12 al 14 de septiembre, 282 militares de las Fuerzas Armadas de Azerbaiyán fueron heridos y recibieron lesiones de diversos grados de gravedad cuando impedían un sabotaje a gran escala por parte de las Fuerzas Armadas armenias", indicó el gobierno azerí, según la agencia de noticias Sputnik.

Los enfrentamientos de esta semana son los más sangrientos desde los que se produjeron en 2020 en Nagorno Karabaj, de población mayoritariamente armenia, y que ambos países se disputan desde que los habitantes del enclave decidieran en 1988 separarse de la entonces todavía república socialista soviética de Azerbaiyán.

Las hostilidades de hace dos años se prolongaron por seis semanas y causaron más de 6.500 de muertos y cesaron el 10 de noviembre de 2020 en virtud de una declaración adoptada un día antes por los líderes de Armenia, Azerbaiyán y Rusia.

Por el acuerdo entre las partes, Rusia emplazó en la zona su contingente de paz, en paralelo a la retirada de fuerzas armenias desde los distritos de Agdam, Kelbecer y Lachin, anexados durante la guerra de 1992-94.

Armenia, Rusia e Irán

Hoy, Armenia integra la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (CSTO), una alianza de seguridad liderada por Rusia, así como la Unión Económica Euroasiática, un mercado único de cinco estados postsoviéticos del que no forma parte Azerbaiyán.

Según los observadores internacionales, durante la última guerra, la mediación rusa ayudó a evitar los peores escenarios para Armenia. No mucho más. Si bien la CSTO se utilizó para sofocar levantamientos en algunos países miembros, no se desplegó durante el conflicto de 2020.

La situación tensionó las relaciones entre Ereván y Moscú, en la medida en que los armenios ven con recelo y cautela los lazos que existen entre Rusia y Turquía. Una tirantez que viene de 2013, cuando Vladimir Putin presionó al gobierno armenio para que no se uniera a la Asociación Oriental, una iniciativa lanzada en 2009 por la Unión Europea que ofrecía acceso privilegiado a sus mercados.

Las relaciones entre Moscú y Ereván se volvieron más complicadas en 2018. Fue cuando Nikol Pashinyan asumió como primer ministro de Armenia, luego de las protestas al estilo de la revolución de colores contra su predecesor, el líder de larga data Serzh Sargsyan.

Si bien los observadores occidentales aseguran que Putin no es un buen aliado, los armenios argumentan que Rusia e Irán han sido sus aliados a través de su oposición al apoyo turco a Azerbaiyán.

La razón: ni Moscú y Teherán están interesado en que Turquía expanda su influencia en la región. De hecho, durante la guerra de 2020, Irán habría permitió que Rusia usara su espacio aéreo para enviar pertrechos bélicos a las tropas armenias.

Si bien los lazos de Irán con Azerbaiyán han mejorado, Teherán sospecha de la intromisión de Ankara y de los vínculos de Bakú con Tel Aviv. Desde el punto de vista de Israel, sus relaciones con Azerbaiyán representan la construcción de un anillo exterior de estados musulmanes no árabes, rol que en el pasado desempeñaron la Turquía kemalista y el Irán monárquico.

Los analistas, sin embargo, admiten que debido a que Rusia e Irán se juegan mucho en el Cáucaso, los lazos de Ereván con Moscú y Teherán serán siempre importantes. Los armenios, en tanto, apuntan que Estados Unidos y Europa han prestado poca atención al sur del Cáucaso.

En ausencia de una participación occidental más activa, Armenia mantiene una posición ambivalente con relación a la invasión de Rusia a Ucrania. También con las subsiguientes sanciones de Occidente a Moscú.

En este complejo tablero geopolítico del sur del Cáucaso, donde confluyen Europa Oriental y Asia Occidental, Armenia, un país de apenas 2,9 millones de habitantes, mantiene un delicado equilibrio caracterizado por la realpolitik.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...