Economía y Empresas > Evento

Narda Lepes: "Dejar de hacerse la boluda"

La chef mediática y Silvina Moschini se encargaron de ponerle su visión feminista a la MegaExperiencia Endeavor

Tiempo de lectura: -'

21 de junio de 2017 a las 05:00

"Cuando hablo de mi viaje como emprendedora pienso en lo que me pasó al principio. Me gusta la comida, me gusta viajar y me gusta tener razón. Mucho, pero mucho me gusta tener razón. Entonces ya sabía desde chica que iba a tener que convivir con eso toda mi vida". Con tono socarrón, la chef argentina Narda Lepes contó su experiencia personal en el cierre de la MegaExperiencia Endeavor.

Con pasajes de humor y sacando a relucir un fuerte carácter, la empresaria de 44 años desarrolló durante su oratoria su particular forma de trabajar y su dificultad para ocuparse de ciertos aspectos de los negocios.

"Entre que era pendeja, mujer, informal y no tengo filtro, al principio cuando tenía una idea o quería hacer algo nuevo no me daban bola. Con el tiempo empecé a inventarme métodos para insertar mis ideas en la cabeza de los demás, aunque incluso pensarán que se les había ocurrido a ellos. Tuve que recurrir a una gran herramienta: hacerme la boluda. Porqué yo lo que quería era que se hicieran las cosas, no me importaba quien se llevaba el crédito. Ahora un poco me cansé de hacerme la boluda. Me parece que es tiempo de que las mujeres dejemos de hacernos las boludas y que nos empiecen a tener en cuenta en serio, y creo además, que el mundo va para ese lado. Tanto las empresas como los capitales están empezando a darse cuenta que las ideas, lo próximo, puede salir de cualquier lado", afirmó.

Luego, la empresaria agregó que en eso consiste un emprendedor: en alguien que tiene una idea y las ganas de llevarla adelante. Enumeró dos reglas claras para emprender: "Saber quién sos y por qué lo estás haciendo".

La tormenta perfecta

Con una fuerte carga de feminismo, transcurrió el discurso de Silvina Moschini, creadora de SheWorks –una plataforma que conecta mujeres profesionales con oportunidades de educación online y trabajo remoto–, y experta en tecnología de CNN en español. La argentina, que además es emprendedora Endeavor por la oficina de Miami, señaló una serie de desigualdades en cuanto a la relación ingresos y formación con respecto a hombres y mujeres.

Aseguró que quiso ser una emprendedora Endeavor, porque entendió que solo grandes empresas traen grandes cambios y generan gran impacto.

"Si se es emprendedora tecnológica es incluso más difícil. Cuando las niñas tienen cinco años piensan que son igualmente capaces que los niños, sin embargo, cuando miramos en el área de la tecnología la ausencia de mujeres es evidente. Somos muy pocas. Mientras a los niños les regalan legos, a las chicas se les obsequia muñecas. Eso marca profundamente la visión de lo que tienen y pueden hacer. Esto cuando la mujeres crecen se traduce en lo que llamo "el síndrome del impostor"; que implica que muchas mujeres sientan al ser emprendedoras que no son adecuadas para lo que están haciendo", apuntó.

"Una de cada dos mujeres cuando son mamás, abandonan el mercado del trabajo", Silvina Moschini

En diálogo con Café & Negocios, Moschini señaló que hace falta un ecosistema que incentive el acceso a capital y de mentoreo que ayude a las mujeres a quebrar las barreras que muchas veces son sicológicas y propias.

"Hay cierta complacencia con la que hay que terminar. Si sos muy fuerte sos una bruja y si sos muy débil sos muy blanda, y no sos una buena líder. Esto también pasa debido a que los atributos de liderazgo como se piensan y se pensaron son basados en los liderazgos de los hombres, porque fueron en definitiva quienes hicieron el mundo del trabajo", dijo.

Finalmente, Moschini reflexionó que aunque el talento es universal las oportunidades no lo son, pero por suerte se está viviendo "la tormenta perfecta", porque la tecnología hoy hace posible que se esté en condiciones de resolver la brecha de desempleo digital, "para que las mujeres con talento puedan reinsertarse en el mercado laboral y además compatibilizar su vida personal con el trabajo".

80%

de las decisiones de compras en el mundo son tomadas por mujeres, según datos que manejó Moschini en su oratoria.

30%

menos cobran las mujeres a nivel global, dijo la emprendedora argentina durante su alocución en la Mega Experiencia Endeavor.

Comentarios