19 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,45 Venta 39,65
29 de diciembre 2023 - 10:05hs

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, sostiene el discurso de mano dura hasta el final en la guerra que Israel mantiene con Hamás en Gaza. Sin embargo, funcionarios de su gobierno intentan un nuevo intercambio de rehenes por palestinos presos en cárceles israelíes.

Hasta hace sólo dos semanas, parecía que la retirada parcial de sus tropas no estaba en los planes del primer ministro, sin embargo, ahora hay diálogo con Hamás, no directo, pero sí a través del gobierno de Egipto y la participación de Estados Unidos.

La idea, publicada en el diario español El País y tomada de medios estadounidenses, sería de un alto el fuego apoyado por Washington. Los soldados israelíes saldrían de las áreas más pobladas de Gaza y permitirían la entrada de ayuda humanitaria. Hamás no acuerda con la propuesta porque quiere un alto el fuego definitivo.

Más noticias

La primera fase, en caso de llegar a un acuerdo, consistiría en una pausa en los combates durante la que se produciría el intercambio de rehenes por prisioneros. Durante esa etapa permitiría la llegada de la ayuda humanitaria y los suministros médicos que entran desde Egipto por el paso fronterizo de Rafah.

Las Naciones Unidas (ONU) y sus organizaciones humanitarias en Gaza afirman que la ayuda es difícil de distribuir con la presencia militar israelí. El intercambio será de los rehenes y los presos más vulnerables. El plan contaría, además, con una segunda fase que incluiría un intercambio de mujeres (civiles y militares) que ambas partes conservan.

Israel aceptaría que sus fuerzas de defensa se reubicaran en otras zonas del territorio. Estados Unidos apoya esa idea y presiona para una tercera fase que terminen los ataques por tierra, mar, y aire y que Israel los sustituya por operaciones de fuerzas especiales.

Las víctimas en Gaza ascienden a 21.320, un 70% son civiles, según el Ministerio de Salud de Gaza.

Hamás rechaza la propuesta como ya hizo con la que planteó Egipto, uno de los intermediarios entre el grupo islamista y el gobierno israelí, hace tres días. Abu Obeida, el portavoz de las Brigadas de Al Qasam, el brazo armado de la organización, aseguró que su objetivo es “detener la agresión israelí”.

“No hay acuerdos que podamos aceptar hasta que la agresión contra nuestro pueblo termine”, dijo Obeida a la cadena catarí Al Jazeera.

La oferta del gobierno egipcio de Abdelfatá al Sisi no sólo contempla un alto el fuego temporal, sino también la cesión tanto por parte de Hamás como de Fatah y el resto de lasfacciones palestinas de parte de su poder en Gaza y Cisjordania para la creación de un gobierno palestino formado por técnicos que se centrara en la reconstrucción de la Franja y en la convocatoria a elecciones en los dos territorios.

Netanyahu asegura públicamente que la presión militar es la única vía para lograr la liberación de los rehenes y pone como ejemplo el anterior alto el fuego de la última semana de noviembre.

Pero, al mismo tiempo, está sometido a una fuerte presión por el movimiento Bring them home now (Tráiganlos a casa ahora) formado por las familias de los secuestrados, que exige un acuerdo inmediato, sobre todo desde que el ejército matara por error a tres de ellos y tras la recuperación hace unos días de los cuerpos de cinco más.

El jueves, tras reunirse con ellos, el primer ministro aseguró que “estamos teniendo contactos justo en este momento. No puedo detallar la situación. Estamos trabajando para traerlos. Esa es nuestra meta”.

Temas:

Guerra en Israel

Seguí leyendo

Te Puede Interesar