Cargando...
Unidad de la Policía, en Estados Unidos.

Mundo > Criminal suelto

No hay pistas sobre el asesino que mató con un cuchillo a cuatro estudiantes en Idaho

La ciudad de Moscow, en el Estado de Idaho, Estados Unidos, está conmocionada por el crimen de cuatro jóvenes de entre 20 y 21 años: pasadas más de dos semanas, las autoridades informaron no tener pistas sobre el autor

Tiempo de lectura: -'

03 de diciembre de 2022 a las 12:14

Ethan Chapin, de 20 años; Kaylee Gonçalves, de 21; Xana Kernodle, de 20; y Madison Mogen, de 21 años, estudiaban en la Universidad de Idaho. El pasado domingo 13 de noviembre fueron encontrados muertos a puñaladas en el segundo y tercer piso de una casa rentada en un complejo para estudiantes en Moscow, Idaho, un estado al noroeste de los Estados Unidos.

Moscow es una comunidad con plantaciones agrícolas y una población de 26.000 personas, de las cuales 10.000 son estudiantes. El pueblo no registraba un homicidio desde hace siete años. Los detalles sobre quién fue y cómo procedió el criminal siguieron siendo un enigma pasadas casi tres semanas pese a que la investigación incluye a las agencias policiales federales, estatales y locales.

En una rueda de prensa, los investigadores dijeron que no saben si el ataque fue contra alguna de las cuatro personas o se trataría de un asesino que entró a la residencia y no tenía un blanco específico en el homicidio múltiple.

“Los detectives actualmente no saben si la residencia o alguno de sus ocupantes fueron atacados específicamente, pero continúan investigando”, dijo el Departamento de Policía de Moscow en un comunicado.

Mientras tanto, centenares de personas de la Universidad de Idaho se congregaron el miércoles pasado en un estadio cerrado a recordar a las víctimas, asesinadas a cuchilladas.

La falta de pistas, incluso de móviles del crimen, se convirtió en un enigma que desafía a los investigadores. No hay siquiera sospechosos en este homicidio múltiple. Los investigadores recabaron pruebas del hecho, pero ninguna el pequeño pueblo de Moscow sigue sin saber si un criminal serial es un vecino de la localidad.

La vigilia se realizó en Boise, la capital de Idaho, de donde eran tres de las cuatro víctimas de entre 20 y 21 años, las cuales se conocían desde años atrás. Solo Chapin, quien era trillizo y novio de Xana, había llegado desde el vecino Estado de Washington junto a sus hermanos a estudiar la carrera de Turismo.

En todo el Estado fueron convocadas pequeñas reuniones para recordar a los fallecidos. Las escuelas encendieron las luces de sus campos de fútbol como homenaje. Las familias afectadas pidieron a los habitantes de Idaho dejar encendidos las luces de las casas. “La única cura que hay para el dolor es el amor, es lo único que nos va a curar”, dijo Steve Goncalves, padre de Kaylee, durante la ceremonia.

Kaylee y Madison eran amigas inseparables desde hace años. “Fueron al instituto juntas, comenzaron a buscar universidad juntas y así llegaron aquí. Fueron compañeras de piso. Y al final, murieron juntas, en la misma habitación, en la misma cama”, afirmó Steve, entre lágrimas, del trágico destino de su hija, de 21 años.

El alcalde, Art Bettge, descartó días después del crimen que un asesino serial estuviera suelto en el pueblo. Dijo que no se “percibía ningún peligro” para el resto de la población y pidió a la prensa local y nacional que esperaran a los hallazgos. Ante el estancamiento de las investigaciones, el político se tuvo que desdecir y solicitó a la comunidad estar alerta. No ha habido avances importantes tras dos semanas de pesquisas.

Las autoridades acudieron a un llamado de emergencia el 14 de noviembre que alertaba de un individuo inconsciente dentro de la casa. Cuando llegaron a la escena hallaron cuatro cuerpos. La forense del condado descartó pronto que se tratara de un homicidio cometido por alguno de los jóvenes, quien después se habría suicidado con un arma blanca.

La forense asegura que los homicidios se llevaron a cabo entre las tres y cuatro de la madrugada del 13 de noviembre. Otros dos chicos, que vivían en esa casa y dormían en el sótano, habían llegado a la residencia a la una de la mañana. Estos afirman que estaban dormidos y no escucharon nada raro cuando los asesinatos se cometieron. La policía no considera sospechosos a estos dos sobrevivientes.

El misterio ha ido en aumento. Esto ha obligado al gobernador de Idaho, Brad Little, a destinar US$ 1.000.000 para financiar la investigación. El FBI destinó 44 agentes al caso, más de la mitad de estos se encuentran en Moscow. La Policía Estatal ha puesto a otros 20 uniformados a seguir las pistas.

La universidad, que se especializa principalmente en ingenierías y Agricultura, ha pedido a sus profesores permitir a los estudiantes que lo soliciten conectarse en remoto. Las autoridades universitarias admiten que parte de la población estudiantil no ha regresado al campus tras las vacaciones del Día de Acción de Gracias porque no se sienten seguros.

Para tranquilizar a quienes han vuelto se ha reforzado la vigilancia en los dormitorios y se ha creado escoltas que acompañan a los jóvenes a las viviendas dentro del complejo.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...