Cargando...
María José González

EmprendO Sustentable > JURADO EMPRENDo SUSTENTABLE

“No vamos a lograr una mejora ambiental si no hay un cambio cultural”

María José González es consultora en la Unidad Ambiental del MIEM. Como jurado del EmprendO Sustentable 2021 se enfocará en el diseño de los proyectos 

Tiempo de lectura: -'

23 de septiembre de 2021 a las 14:01

En la casa de su infancia había revistas de ciencia y de esas que traen ideas para que los niños puedan ayudar al planeta con pequeños gestos. Y ella y sus hermanos las ponían en práctica. Fue así que un día el agua de la cisterna empezó a salir anaranjada y no sabían por qué, hasta que se dieron cuenta de que era por el ladrillo que uno de sus hermanos había colocado dentro para ahorrar agua. “Vengo de un entorno familiar curioso y sensible a los temas ambientales y desde bastante temprano tuve una vocación y preocupación por esos temas”, contó María José González a El Observador.

Ingeniera Civil Hidráulica Ambiental por la Universidad de la República y con una especialización en Producción Más Limpia por la Universidad de Montevideo, González se sintió atraída por la ingeniería como forma de buscar solución a los problemas del medioambiente y desde el inicio de la carrera sabía que esa iba a ser su orientación.

La vida profesional la fue llevando hacia el lado de la gestión de residuos, algo que al principio no le gustaba demasiado y que consideraba un tema menor, irrelevante, del que tampoco le habían hablado mucho en facultad.

Pero con la crisis del 2002, la situación de los clasificadores informales y su rol ambiental vinculado al reciclaje quedó en evidencia e implicó una mirada más general de la gestión de los residuos que atrapó a González y la convenció de querer aportar en esa línea.

Desde 2001 hasta 2007 trabajó en la consultora LKSur, donde participó activamente en el desarrollo del Plan Director de Residuos Sólidos de Montevideo y Área Metropolitana y se especializó en valorización de residuos y clasificadores.

En 2008, asumió como directora Ejecutiva de la organización sin fines de lucro Compromiso Empresarial para el Reciclaje (Cempre Uruguay), donde estuvo seis años hasta que en 2014 decidió salir de su zona de confort y embarcarse en el proyecto Biovalor, financiado con fondos internacionales y públicos, que apuntaba a la valorización de residuos agroindustriales.

A partir de Biovalor se interiorizó en el tema de la energía y profundizó en el concepto de economía circular, lo que le permitió tener una mirada más global del desarrollo sostenible y un interés por apoyar la incidencia en políticas públicas.

Desde hace ocho años trabaja como consultora para el Ministerio de Industria, Energía y Minería (MIEM) y desde febrero de 2021 es miembro de la coordinación de su Unidad Ambiental, con foco en los temas de hidrógeno verde, economía circular, residuos y energía.

Forma parte del jurado del premio EmprendO Sustentable de El Observador y ReAcción al que pueden postularse empresas y emprendimientos.

¿En qué está trabajando la Unidad Ambiental del MIEM actualmente?

Los desafíos son varios. Desde la Unidad estamos con un fuerte foco en la economía circular hacia el sector industrial, buscando las formas más amigables de producción, en el sentido de empezar a ver los residuos y los efluentes como una oportunidad y no como un problema.

Estamos viendo cómo se pueden aprovechar en otros procesos productivos; que en vez de ser residuos puedan ser subproductos, por ejemplo.

Por otro lado, el tema cambio climático es clave, sobre todo por el sector energético del país.

Trabajamos en alianza con la Dirección Nacional de Energía en la transformación de la matriz energética, por lo que ha implicado la reducción de emisiones y lo que puede implicar a futuro en los compromisos a largo plazo que tiene el país para reducir las emisiones de CO2.

Más allá de los proyectos puntuales, también tenemos un rol de acompañamiento a las iniciativas de otros organismos del Estado, para tener una visión articulada e integrada a nivel de gobierno.

¿Qué falta para que las empresas puedan hacer una transformación hacia la sostenbilidad?

Más allá de lo que se pueda hacer a través de las políticas públicas, necesitamos que el sector privado cambie su cabeza, que mire los procesos desde un inicio con un enfoque más circular o más sostenible. Que no sea, “tengo este residuo, ahora qué hago”, sino que, antes de arrancar los propios procesos y emprendimientos, lo ambiental ya sea una variable que esté dentro de su modelo de negocio y en la toma de decisiones.

¿Qué cosas se han logrado en los últimos años en Uruguay en cuánto a sustentabilidad y en cuáles hay que seguir trabajando?

Hemos dado grandes pasos en muchas cosas, como en la transformación de la matriz energética a una más renovable y es un hito que hay que mantener. Ahora el gran desafío está en cómo descarbonizar el transporte y dentro del MIEM estamos trabajando fuerte en la línea del hidrógeno verde, que permitiría la descarbonización del sector.

La disposición final de residuos también es un tema que no hemos sabido resolver en Uruguay; se recicla y se valoriza muy poco y lo que no se valoriza va a sitios de disposición final, que no están en condiciones muy aceptables, sobre todo en el Interior del país.

Después está el tema de la calidad del agua y del sector agroindustrial.

Creo que hemos tenido mejoras con el uso de suelos, por ejemplo, pero todavía queda.

 A nivel de calidad de aire tenemos un país con muy buenos vientos, pero en algunos momentos puede ser un tema a abordar.

¿Desde el MIEM tienen algún programa educativo sobre cuidado del medioambiente para la población?

No es competencia del MIEM la educación a la población, pero acompañamos todo lo que se está trabajando en el Plan Nacional de Gestión de Residuos que tiene una componente fuerte de educación ambiental y de comunicación.

La educación nos parece fundamental, no vamos a poder lograr una mejora ambiental si no logramos un cambio cultural en el tema, pero ese cambio no es solo de la población. Muchas veces sobrecargamos la responsabilidad de la población cuando a esta le llegan productos que no tienen solución. Hay envases que, por más de que la gente los clasifique en la casa, al llegar luego a una planta de clasificación no se pueden clasificar o reciclar. El desafío es enrome a nivel industrial, hay mucho por trabajar a nivel interno de las empresas para poder promover ese cambio.

 ¿Expectativas sobre el EmprendO Sustentable 2021?

Espero poder ver proyectos interesantes, innovadores y diferentes. Creo que en Uruguay hay mucha capacidad para emprender y me parece fundamental poner foco en este tipo de temas ambientales desde un principio.

Me gustaría que el EmprendO vaya generando ese cambio de cultura a través del reconocimiento y de valorar este tipo de iniciativas.

Entendemos que es una manera de que no sea tan ajeno. Hace 20 años hablar de temas ambientales en emprendedores era algo superlejano, era más un problema; ahora es ineludible.

¿En qué aspectos hará más foco como jurado?

Depende de por dónde vengan los proyectos, pero seguro en aspectos del diseño y que tengan un foco en minimización, no solo en cuanto a reciclaje, sino en lo previo, como el consumo de agua, de energía, de materiales.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...