26 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,30 Venta 39,70
11 de julio 2021 - 14:41hs

El serbio Novak Djokovic, número 1 mundial, ganó Wimbledon al batir este domingo en la final al italiano Matteo Berrettini por 6-7 (4), 6-4, 6-4, 6-3, alcanzando el récord de 20 títulos del Grand Slam que hasta ahora compartían Roger Federer y Rafael Nadal.

"Debo un tributo a Rafa y Roger, son leyendas. Son la razón de que esté aquí hoy. Me hicieron ver lo que tenía que mejorar en todas las facetas. En los diez últimos años he vivido un increíble viaje y no voy a parar ahora", avisó Djokovic con el trofeo en las manos, por fin ovacionado por la central de Wimbledon tras una tarde agitada con los espectadores.

A sus 34 años, Djokovic suma nueve Abiertos de Australia, dos Roland Garros, seis Wimbledon y tres US Open. 

Glyn Kirk / Pool / AFP El festejo de una bestia ganadora

En 2021 el serbio ganó los tres Grandes disputados y en Nueva York, en setiembre, buscará el Golden Slam, ganar los cuatro Grand Slam en un año natural, además de la medalla de oro en los Juegos de Tokio -único gran trofeo que falta en su palmarés. Solo la leyenda alemana Steffi Graf, en la rama femenina, lo consiguió, en 1988.

Contra Berrettini, que a los 25 años jugaba su primera final de Grand Slam, Djokovic impuso su experiencia y sentido táctico en una pista central llena e hipnotizada por la calidad e intensidad del duelo (57 ganadores para Berrettini, 31 para Djokovic), aunque siempre poniéndose del lado del italiano, lo que en momentos incomodó al serbio.

Frente al servicio y a la derecha del italiano, el mejor restador del mundo intentó bolas menos consistentes, con cambios de ritmo que provocaron un gran número de errores directos en su rival (47 en total para Berrettini, 21 para Djokovic).

Peter Nicholls / Pool / AFP El festejo hacia la gente que al final se rindió a sus pies

Cometiendo también faltas directas quizás debido al histórico momento que se acercaba a vivir, como un smash fácil en la primera manga, Djokovic tuvo que buscar la forma de calmarse.

Berrettini debió salvar una bola de set en el octavo juego, que acabó ganando, obligando a Djokovic a servir por la manga. Pero el italiano logró la rotura con un magnífico passing.

Aparatoso vendaje

Y ante la sorpresa general Berrettini, que jugó con un aparatoso vendaje en una pierna, ganó la muerte súbita con un gran saque.

Djokovic despejó las dudas con un doble break al inicio de la segunda manga. 

Adrian Dennis / Pool / AFP El saludo con un combativo Matteo Berretini

Por detrás 5-2, Berrettini aprovechó un resbalón del serbio para obtener dos bolas de rotura y lograr ganar el saque de su adversario, situándose 5-3. Luego salvó dos bolas de set con su servicio para situarse 5-4.

Pero Djokovic no quería revivir lo ocurrido en la primera manga y a la primera bola de set igualó el duelo.

De nuevo entró con fuerza en el tercero, rompiendo el saque de Berrettini para situarse 2-1 y guardar la ventaja hasta el final de la manga.

Peter Nicholls / Pool / AFP La caída en el césped sagrado de Wimbledon

En el cuarto ambos tenistas conservaron su servicio hasta el 3-3, cuando Djokovic logró la rotura decisiva. Berrettini salvó dos bolas de partido con su servicio, 5-3 por debajo, pero un último golpe a la red le dio el triunfo al serbio, que cayó al césped del templo del tenis.

Temas:

Novak Djokovic Wimbledon Grand Slams

Seguí leyendo

Más noticias de Referí

Te Puede Interesar