Cargando...
Fin de semana con manifestaciones en Irán

Mundo > Irán

Nuevas protestas estallaron en las universidades y en el Kurdistán durante el fin de semana

Se produjeron en momentos en que el Tribunal Revolucionario de Teherán comenzó a enjuiciar a casi 2.000 detenidos y cuando 227 legisladores de un total de 290 pidieron a los jueces que apliquen la ley del talión

Tiempo de lectura: -'

06 de noviembre de 2022 a las 19:38

Nuevas protestas seguidas de una fuerte represión estallaron el fin de semana en varias universidades ubicadas en la ciudad de Teherán, en el noroeste mayoritariamente kurdo y en la provincia de Sistán-Baluchistán, en el sudeste del país, en donde según la ONG Human Rights Iran (IHR) el accionar de las fuerzas de seguridad dejó un saldo de 16 muertos y centenares de heridos.

Sistán-Baluchistán es escenario de manifestaciones desde junio, tras conocerse que una niña fue violada por un comisario de policía, y las protestas se agudizaron a partir del 16 de septiembre, cuando se iniciaron las revueltas en todo el país para repudiar la muerte de la joven kurda Mahsa Amini cuando estaba bajo custodia de la policía de la moral.

La región, mayoritariamente musulmana sunita, se ha convertido en un problema permanente para el gobierno teocrático de Irán. Según las oenegés, suman ya 118 las víctimas fatales en registradas en la región durante distintas protestas desde fines de septiembre. Las últimas se registraron el viernes, ocasión en que las fuerzas de seguridad dispararon con balas reales, según IHR.

Hengaw, otro grupo de derechos humanos, en este caso con sede en Noruega, dijo que las fuerzas de seguridad también abrieron fuego el domingo, para dispersar una protesta en Marivan, en la provincia de Kurdistán, hiriendo a 35 personas, luego que una estudiante kurda oriunda de la ciudad, Nasrin Ghadri, falleciera el sábado tras ser golpeada en la cabeza por la policía y enterrada al amanecer sin ceremonia fúnebre ante la presión de las autoridades.

Las protestas de este fin de semana se dieron en momentos en que unos 1.900 detenidos están comenzando a ser sometidos a juicios públicos ante al Tribunal Revolucionario de Teherán por cargos que, en algunos casos,  pueden conllevar la pena de muerte y cuando los legisladores iraníes de línea dura instan a los jueces a "tratar con decisión" a los manifestantes procesados.

“Pedimos al poder judicial que trate con decisión a los perpetradores de estos crímenes y a todos aquellos que los ayudaron e instigaron”, afirmaron en un comunicado 227 integrantes del parlamento de 290 escaños, comunicado en línea con la advertencia del Ejecutivo iraní, que prometió duras condenadas contra los manifestantes, a los que describen como instigados por Estados Unidos y sus aliados.

Los diputados iraníes reclamaron al tribunal que aplique la "ley del talión" contra los "enemigos de Dios", a los que identifican con los participantes en los "disturbios" y con "algunos políticos". "Al igual que el grupo Estado Islámico, han dañado vidas y propiedades de personas con cuchillos y armas de fuego", dijeron en un texto publicado por Icana, la agencia de noticias del Parlamento.

Las universidades también se han convertido en importantes focos de protesta. Iran Human Rights informó que los estudiantes de la Universidad Tecnológica Sharif de la capital del país, concretaron sentadas, mientras que sus pares de la Universidad de Babol, en el norte, eliminaron las barreras de segregación de género que por ley se aplican el comedor de la casa de estudios.

“Los iraníes continúan saliendo a la calle y están más decididos que nunca a lograr cambios fundamentales”, dijo el director de IHR, Mahmood Amiry-Moghaddam.  Además de miles de ciudadanos comunes, la represión se ha traducido en el arresto de destacados activistas, periodistas y artistas, como el influyente rapero Toomaj Salehi, y el colaborador del Wall Street Journal y activista por la libertad de expresión Hossein Ronaghi.

Este fin de semana, el clima de tensión se vio alimentado, además, por un ataque a una base militar por lo que el gobierno de Irán definió como un comando “terrorista”, hecho registrado en la provincia sureña Juzestán. “Un equipo terrorista atacó una base militar en la ciudad de Mahshahr”, afirmó un comunicado de la Guardia Revolucionaria, el cuerpo de élite del Ejército.

Las tropas regulares “respondieron abriendo fuego contra los asaltantes, que se desplazaban en una motocicleta”, agregó la nota, citada por las agencias de noticias iraní Tasnim. Ataque que la Guardia Revolucionaria atribuyó a la Organización de los Mujaidines del Pueblo de Irán, considerada terrorista por Teherán.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...