Nacional > BÚSQUEDA

Nuevo cruce entre Ejército y familiares por información falsa

Asociación pidió la "remoción inmediata" del comandante Manini Ríos

Tiempo de lectura: -'

01 de diciembre de 2017 a las 05:00

Un dato que no resultó veraz sobre un posible enterramiento de detenidos desaparecidos en una chacra ubicada en un predio militar de Salinas, recibido por el comandante en jefe del Ejército, Guido Manini Ríos, generó un nuevo cruce entre militares y familiares.

El hecho generó la molestia de la Asociación de Madres y Familiares de Detenidos y Desaparecidos que denunció que Manini Ríos les brindó una ubicación falsa y pidieron su "remoción inmediata" del cargo.
En filas castrenses, en tanto, entienden "injustificada" la reacción. Agregaron que se aportó un dato a través de los mecanismos previstos y que este tipo de comportamiento no incentiva a que otros militares quieran aportar información.

El jefe del Ejército procedió al protocolo que implica que cuando se recibe una información de ese tipo se realizan averiguaciones internas para saber si la información tiene cierta credibilidad. Luego informó al ministro de Defensa, Jorge Menéndez, quien le habilitó que lo comunicara al grupo de trabajo por verdad y justicia que coordina la búsqueda de restos de desaparecidos.

Ante una consulta de El Observador, desde el Ejército señalaron que no darían declaraciones.
No obstante, fuentes de esa fuerza señalaron que "siempre se quiso y se quiere colaborar con el tema desaparecidos. El comandante tiente órdenes claras de hacerles llegar cualquier información que reciba". Aclararon que el comandante en jefe del Ejército "no miente aunque puede haber personas que pasen información falsa con ese propósito".

De todos modos, aseguraron que el Ejército no quiere que "se cierre el canal de comunicación" y "quiere que se encuentren los restos de desaparecidos para dar vuelta la página". Las fuentes señalaron que Manini Ríos está "muy tranquilo" con lo hecho.

"La misma burla"

La integrante de la asociación, Elena Zaffaroni, dijo que Manini Ríos presentó información sobre la supuesta ubicación de los restos de un detenido desaparecido, la cual había le había sido aportada por una fuente anónima. En su momento, la organización envió una carta al presidente Tabaré Vázquez en que la que le expresaron "la inmensa expectativa" que generaba ese posible hallazgo entre los familiares. Sin embargo, el equipo de antropólogos no obtuvo resultados.

"Lamentablemente esta conferencia es para denunciar una vez más la misma burla. Lo informado por el comandante el jefe resultó falso. Se excavó donde indicó y no hubo hallazgo", señala el comunicado.
Agrega que "la mentira oficial llevada adelante por el comandante en jefe es una bofetada a la institucionalidad".

La asociación pidió "la remoción inmediata del general Manini Ríos", ya que el grupo de familiares considera que el Ejército demostró "una vez más" que "no está dispuesto a cambiar de rumbo" y solo se preocupa por "defender sus privilegios". Según dijo Zaffaroni, el comandante en jefe del Ejército se negó a revelar quién había sido la fuente de esa información.

"Nosotros no evaluamos las motivaciones del comandante en jefe, pero no nos deja chequear la información y él tiene todos los medios para hacerlo. En lugar de eso aporta una mentira", señaló Zaffaroni.

Además pidieron al Poder Legislativo "que encare con seriedad la transformación profunda de las Fuerzas Armadas (...) para que abandonen de una vez por todas la doctrina de la seguridad nacional".
En tanto, pidieron al Poder Judicial "que asuma la conciencia de la pérdida de rumbo a la que someten a una sociedad cuando no juzgan los delitos de Estado declarando prescriptibles los delitos de lesa humanidad".

Por medio del comunicado la asociación destacó también que no es la primera vez que las Fuerzas Armadas brindan datos erróneos sobre posibles enterramientos. Y recordó que durante el primer gobierno del Frente Amplio, el entonces comandante en jefe del Ejército, Ángel Bertolotti, dio información equivocada sobre el supuesto lugar de enterramiento de María Claudia García del Gelman, secuestrada durante la última dictadura cívicomilitar en 1976.

"Este hecho, además de provocar un inmenso dolor en quienes esperábamos encontrarla, constituyó una burla brutal a la sociedad toda y a la institucionalidad democrática", agrega el texto.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...