Agro > En Rocha

Óscar Dourado es uno de los implicados en el caso de abigeato y será demandado

El empresario fue acusado de receptación pero llegó a un acuerdo con la Fiscalía por el que devolverá el ganado sustraído a los afectados

Tiempo de lectura: -'

13 de enero de 2019 a las 16:24

Óscar Dourado, presidente de la Gremial Única del Taxi, es uno de los 13 empresarios imputados por la Justicia de Rocha por participar en una maniobra de abigeato en la que fueron robadas 300 vacas, informaron a El Observador fuentes del caso.

Por esa causa, todos llegaron a un pacto o con la Fiscalía o con el denunciante. Ocho de ellos pactaron un "acuerdo preparatorio" con la defensa de la empresa propietaria de los animales robados, y los restantes acordaron con la Fiscalía la suspensión condicional del proceso, es decir, dejar sin efecto el juicio a cambio de cumplir con determinadas medidas, como devolver los animales a sus legítimos dueños.

Paulo Priliac, abogado de la empresa, aseguró que Dourado -acusado de receptación- no quiso transar con la defensa porque no estaba dispuesto a indemnizar a la firma, como se le exigió como condición para no ir a juicio civil. "Tanto a él como a otro productor les vamos a hacer una demanda por daños y perjuicios", dijo Priliac a El Observador, quien agregó que tanto Dourado como otro productor devolvieron cerca de 60 terneros -que parieron en los últimos días los bovinos- cuando según los cálculos de la empresa deberían haber recibido más.

El acuerdo al que llegó el empresario con el fiscal fue la suspensión condicional del proceso -es decir, que el juicio quedara sin efecto-, a cambio de devolver los animales robados que declaró tener consigo. Los otros tres también llegaron a acuerdos similares.

La investigación del caso había comenzado en diciembre, cuando un grupo de productores rurales que administraba ese ganado no encontró las 300 vacas preñadas -valuadas en US$ 180.000- que habían dejado a cargo de otro ganadero para su pastoreo.

Tras la denuncia, las autoridades policiales rochenses comenzaron a trabajar en conjunto con el Ministerio de Ganadería. En medio de la investigación, según informó el jefe de Policía del departamento, Claudio Pereyra, el dueño del campo a pastoreo al que habían dejado los animales se suicidó.

"Todos los productores reconocieron que la propiedad del ganado se prueba con la marca, pero no controlaron que la marca que llevaban las vacas no era la del ganadero que las vendió, sino la de nuestra empresa, y si se fijaban en la guía, lo hubieran corroborado", agregó Priliac. La mayoría -ocho- fueron imputados por receptación - Dourado entre ellos-, cuatro como coauotores de abigeato especialmente agravado y uno como cómplice de ese delito.

La Policía logró dar con el paradero de gran parte de las vacas (unas 270) en distintos campos del departamento de Rocha. Una vaca preñada cotiza hoy en el mercado ganadero a unos US$ 600. “Se logró establecer que hubo algunas irregularidades en esas compras, en la documentación, en las guías de propiedad y tránsito, en las marcas y caravanas (de trazabilidad)”, explicó Pereyra este sábado.

El Observador intentó el contacto telefónico con Dourado, pero el presidente del gremio de taxistas no atendió los llamados ni respondió los mensajes.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...