Nacional > SEGURIDAD

Otras fugas recientes de cárceles uruguayas

En octubre de 2018 un delincuente con varios antecedentes penales por rapiña y dos homicidios también fugó de Cárcel Central

Tiempo de lectura: -'

24 de junio de 2019 a las 19:20

La fuga del mafioso italiano Rocco Morabito dejó perplejos a muchos que todavía no logran entender como uno de los líderes de la mafia calabresa escapó de la Cárcel Central, en pleno centro de Montevideo. Junto a él fugaron otros tres presos que estaban cumpliendo prisión a la espera de ser extraditados a sus respectivos países. Sin embargo, esta no es la primera fuga de cárceles uruguayas por parte de pesos pesados del crimen y tampoco la primera que se da en Cárcel Central, un lugar en el que una fuga sin rastros parece difícil dada su ubicación y medidas de seguridad. 

Cárcel Central

A principios de octubre de 2018 un delincuente que cumplía prisión preventiva por una rapiña especialmente agravada se fugó de la Cárcel Central. Tenía antecedentes penales por dos homicidios y más rapiñas. Estaba alojado en el cuarto piso del recinto penitenciario, rompió una reja, saltó de un pozo de aire de 12 metros, cayó en un patio, escaló por los caños y finalmente, disfrazado de policía, escapó. Quedó registrado por las cámaras de seguridad pero salió campante después de forzar una puerta. Recién a finales de octubre la policía volvió a dar con él. 

Punta de Rieles

En mayo de 2018 un delincuente imputado por cinco delitos de rapiña, uno de ellos especialmente agravada con un delito de hurto, fugó de la cárcel de Punta de Rieles. El Ministerio del Interior emitió entonces un comunicado en el que informó que en la madrugada el recluso escapó por los techos aprovechando la densa niebla. El personal que cumplía funciones en el perímetro militar lo vio sobre el techo, agregó el comunicado. 

Comcar

El 14 de febrero de 2018 dos rapiñeros que estaban ingresados en la Unidad N°4 del Comcar. Los delincuentes cortaron las rejas y se dieron a la fuga por la cancha de rugby del establecimiento. La guardia perimetral militar les dio la voz de alto y disparó, pero los delincuentes igual lograron fugarse. 

Canelones

En diciembre de 2018 dos reclusos aprovecharon un intenso temporal para fugarse de la cárcel de Canelones. Los delincuentes cortaron los barrotes de la ventana de su celda para escapar, atravesaron una cancha de fútbol y, al llegar al tejido perimetral, lo cortaron y fugaron. Pasaron a 20 metros de una garita militar que no advirtió la fuga "producto de las inclemencias del tiempo", según dijo entonces el Ministerio del Interior. 

 

 
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...