Cargando...
Fabiana Valiño, de Parque de las Ciencias

EmprendO Sustentable > Finalista emprendo sustentable

Parque de la Ciencias: una zona franca que provee servicios sustentables

El espacio de 55 hectáreas tiene más de 60 compañías de distintos rubros

Tiempo de lectura: -'

18 de noviembre de 2021 a las 18:02

Parque de las Ciencias es una zona franca ubicada en el departamento de Canelones, en la ruta 101. El espacio fue diseñado, principalmente, para albergar actividades industriales, comercial y de servicios de forma eficiente y amigable con el medio ambiente.

El cliente ancla del proyecto fue la empresa farmacéutica Megalabs que buscaba instalar un centro de investigación y desarrollo, un operador logístico y una planta de producción para abastecer a toda América Latina. Entendieron que el régimen de zona franca brindaba los beneficios y la seguridad jurídica necesaria para el desarrollo de su proyecto. Fue así que surgió también la idea de desarrollar una nueva Zona Franca que es el actual Parque de las Ciencias.

En 2011 empezó la operativa con una propuesta que atrajo a muchas empresas: su infraestructura con capacidad industrial y de vanguardia. "Se hizo para abastecer una industria con altos requerimientos en cuanto a servicios: energía, internet y demás", explicó a El Observador la Commercial & Marketing manager de Parque de las Ciencias, Fabiana Valiño. Hoy en día, el espacio de 55 hectáreas tiene más de 60 compañías de distintos rubros. A finales de 2020 fue autorizada una ampliación de 30 hectáreas y en el corto plazo se proyecta comenzar con las obras para su efectiva incorporación a la Zona Franca.

Se trata de un lugar con mucho espacio verde y edificios que están distanciados el uno del otro. La Commercial & Marketing manager de Parque de las Ciencias dijo que esto permitió que en el mismo predio convivan actividades muy distintas sin ningún tipo de interferencia. 

Parque de las Ciencias

Impacto ambiental

"Desde un principio se buscó ofrecer un espacio que pudiera proveer los servicios de manera sustentable, que tuviera la menor incidencia posible en el medio ambiente", subrayó Valiño. Para eso, se pensaron soluciones que gestionaran el impacto de los residuos y efluentes de las distintas industrias.

Parque de las Ciencias cuenta con una planta de tratamiento en la que, mediante un proceso biológico, sin agregados químicos y con filtro UV, trata el 100% de los efluentes de las compañías. Se completa el ciclo cuando los mismos, vuelven al parque en forma de riego.

También trabaja con un proceso de clasificación de residuos segregando papel, papel blanco, papel color, papel film y cartón con el objetivo de que las empresas que operan en el parque envíen el menor volumen posible de residuos a la usina. "Desde el comienzo del proyecto se puso especial énfasis en la gestión de los residuos, que debía ser clara y abarcativa para cualquier tipo de empresa que decidiera instalarse en el parque.", contó Valiño.

La movilidad dentro del parque también fue un tema primordial. Desde Parque de las Ciencias promueven que se haga con la menor cantidad de huella posible: ofrecen el uso libre de bicicletas y de coches eléctricos.

En los últimos años se puso hincapié en montar un sistema energía solar fotovoltaica que a su vez funcionan como  techos  para los estacionamientos cercanos a los edificios.

Desde el inicio, el proyecto fue catalogado como de tipo A en su autorización ambiental, lo que implica que tiene muy bajo impacto negativo para el medio ambiente.

Una gestión adecuada

"Las empresas industriales de gran porte tienen grandes requerimientos en cuanto a servicios", sostuvo Valiño. Dentro de una gran lista, está la necesidad de ser eficientes en el uso de los recursos, tanto por lograr reducir el costo de producción como por minimizar el impacto en el ambiente. El desafío está en gestionar esos servicios y lograr un adecuado manejo de los efluentes y residuos de distintos tipos. Con una significativa inversión en infraestructura y una adecuada gestión de la misma, Parque de las Ciencias ha logrado minimizar el impacto ambiental.

La forma de trabajar repercute directamente en las personas que trabajan para la zona franca –que tienen una conciencia muy fuerte sobre lo sustentable– y en el impacto que las actividades generan en el entorno en el que está inmerso el parque. 

"Nuestra infraestructura de última generación, nos permite confiar en que podemos albergar prácticamente cualquier tipo de empresa o de proyecto dentro de Parque de las Ciencias", dijo Valiño. Agregó: "Prueba de ello es el gran espectro de empresas que actualmente operan desde nuestra zona franca".

Parque de las Ciencias es un precedente del desarrollo industrial de alta complejidad y, a su vez, un proyecto sustentable. Para Valiño es un buen modelo para replicar en el país. 


-

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...