Cargando...
Según Peña "esto no es un problema de contaminación", sino que "es un problema natural que surge a nivel geológico"

Nacional > CALIDAD DEL AGUA

Peña dice que arsénico en agua es "natural" y su riesgo es "menor": ¿qué dicen los expertos?

En los últimos años se detectó niveles de arsénico por encima de los permitidos en 163 localidades uruguayas y el MSP dio un año y medio de plazo para regularizar la situación

Tiempo de lectura: -'

23 de septiembre de 2022 a las 09:58

El ministro de Ambiente, Adrián Peña, alertó este miércoles en rueda de prensa sobre "más de cien localidades con agua subterránea con niveles de arsénico superiores a los permitidos" en el territorio nacional. Peña indicó que el Ministerio de Salud Pública (MSP) le otorgó a la cartera y OSE tres años de prórroga para alcanzar el estándar máximo de 10 microgramos por litro en 2021, por lo que para Peña "en este año y medio tiene que quedar solucionado" el tema, algo en lo que quieren "avanzar con prioridad".

El secretario de Estado aclaró que "esto no es un problema de contaminación", sino que "es un problema natural que surge a nivel geológico" donde ocurre la "generación" de este arsénico. Además, entiende que el riesgo para la salud "es menor, no es importante".

Según Peña, los niveles que por ley deben estar debajo de los 10 microgramos por litro, "no están tanto por encima", pero aseguró que el Ministerio de Ambiente quiere "estar en norma".

Según un informe del gerente general de OSE, Arturo Castagnino, publicado por El País, hay 163 lugares de Uruguay que consumen agua con exceso de arsénico, hecho que afecta de forma directa a 136 mil habitantes.

Daniel Panario, docente grado 5 de la Facultad de Ciencias y director del Instituto de Ecología y Ciencias Ambientales, dijo en los últimos días a El Observador que no consume agua de la canilla para tomar o cocinar porque, entre otras cosas, "una cantidad enorme de productos tóxicos por debajo de la norma generan un cóctel que es peor que algún producto que está por arriba". Y entre esos productos incluyó al arsénico. 

"La gente en Young, y muchas ciudades del interior está tomando agua con arsénico por encima de lo que establece la Organización Mundial de la Salud o la EPA en Estados Unidos. Sin embargo, acá lo que se hace es correr el límite para arriba, aunque se sabe que es tóxico, para poder dar agua potable a ciertas localidades", expresó el docente.

¿Es natural?

Paulina Pizzorno es una bioquímica de la Facultad de Química de la Universidad de la República, que desde 2018 lleva a cabo el estudio   "Especiación de arsénico inorgánico en agua subterránea y su implicancia en la salud en Uruguay", junto a Lucía Falchi. Consultada por El Observador, explicó que la generación de arsénico "surge naturalmente" en el contacto entre las rocas subterráneas "y el medio acuático".

Además, expresó que el arsénico representa un problema "cuando la persona consume esa agua" que tiene niveles superiores a los recomendados, pero no representa un daño al ambiente.

La bioquímica indicó que hay motivos "antrópicos", actos producidos o motivados por la actividad humana en el entorno, que pueden llevar a una peor contaminación. 

"Las principales fuentes de contaminación de arsénico por causa humana son la quema de carbón y la fundición de metales industriales y, más recientemente, la industria de semiconductores y la liberación de minerales ricos en arsénico durante la extracción minera de otros compuestos", indica el estudio "Impacto del arsénico en el ambiente y su transformación por microorganismos", publicado por la revista Terra Latinoamericana en 2015.

Pizzorno declaró que las plantas o industrias que utilizan arsénico pueden influir en la contaminación, pero en el caso de Uruguay "están controladas".

¿Es un riesgo?

La integrante de la Facultad de Química expresó que el arsénico puede generar dificultades a la salud con la "exposición prolongada a pequeños niveles, cuando se consume".

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), "la exposición prolongada al arsénico a través del consumo de agua y alimentos contaminados puede causar cáncer y lesiones cutáneas", y se la ha vinculado a "problemas de desarrollo, enfermedades cardiovasculares, neurotoxicidad y diabetes".

Pizzorno indicó que la exposición al arsénico se mide a través de la orina. Por ello, la bioquímica ya planteó al Comité de Ética de la Facultad de Química la realización de un estudio en zonas rurales de Canelones donde evaluará la exposición al arsénico a través de medir el componente en aguas de pozo, y luego en la orina de las personas que consumen esa agua.

La científica eligió esta zona porque buscó un lugar en el que la gente "consume agua de pozo" regularmente.

Consultada sobre la necesidad de no tomar agua de la canilla o no cocinar con ella, Pizzorno afirmó: "En el exceso está el problema, hay que tener cuidado, pero no podemos generar pánico. Hay que seguir estudiando para decir 'no la tomes'".

Las soluciones

El Ministerio de Ambiente tiene tres alternativas en la mesa para disminuir los niveles de arsénico: la primera es la "ósmosis inversa", que según Peña "es un poco más cara".

Consiste en dos espacios con agua, una contaminada y otra limpia, separadas por un filtro. Se aplica "un proceso de presión" en "el lado en el que la concentración de impurezas y salinidad es mayor", lo que genera "un equilibrio entre dos cuerpos de diferente densidad", según detalla la fundación española Aquae, especializada en el cuidado medioambiental del agua. Este fenómeno se utiliza en los filtros de agua, pero se ha vuelto popular en purificaciones de gran escala, agrega la fundación.

La segunda opción es "la instalación de UPAS tanto para tratar el agua a nivel superficial como subterráneo", mediante el cual el agua "se extrae del subsuelo y se potabiliza", explicó el ministro.

Una UPA es una "Planta Compacta y Transportable para Potabilización de Agua", patentada por OSE. Es una planta "transportable" que "incluye todos los procesos tradicionales" de tratamiento del agua, y "trabaja con una amplia variedad de calidades de agua sin procesar", escribe OSE en su página web.

Por último, Peña mencionó un "sistema de absorción" al que se "adhieren las partículas vinculadas al arsénico" y mediante ese proceso "ponen el agua en calidad". 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...