19 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,45 Venta 39,65
6 de febrero 2023 - 8:53hs

A Fernando Pereira se le escapan los 40 minutos que le corresponden como presidente del Frente Amplio para cerrar los discursos del 52º aniversario. Se le vuelan con el viento las hojas que casi ni mirará en su oratoria, y las devuelve desordenadas al atril. 

–Si no supiera que estoy en Parque del Plata, pensaría que estoy en Jacinto Vera (su barrio natal). ¡Qué luna que nos acompaña! –se detiene a los pocos minutos, mientras cruza con la mirada más allá del arroyo Solís Chico y arranca los aplausos del público. 

–¡Hablá de Goes, Fernando! –le grita más tarde, entre risas, el senador Mario Bergara desde la primera línea de sillas, mientras Pereira rebusca qué fragmento recortar de su oratoria. 

Más noticias

–No puedo hablar de Goes, ahora nos sacaron cinco puntos –bromea desde el escenario el exsindicalista sobre el cuadro del que es hincha.

En ese tono distendido con los suyos, pero con duros cuestionamientos al oficialismo, se cumplía también un año exacto de su asunción de la presidencia de la coalición de izquierdas, en un Teatro El Galpón vestido de rosado en la antesala del referéndum y con un extenso discurso que marcaría su primer hito al frente de una investidura a la que llegó con amplio respaldo de los sectores.

Un año después, habiendo asumido uno de los roles opositores más combativos –y hacia los que el oficialismo dirige buena parte de sus dardos– y con una coyuntura más adversa para el actual gobierno, Pereira afianza su conducción en la fuerza política –más allá de roces puntuales– en un año preelectoral en que pugnará por la unidad pese a las rivalidades internas que se medirán en junio de 2024.

Leonardo Carreño Fernando Pereira el día que asumió la presidencia del Frente Amplio

Un signo de ello, señalan varios en la izquierda a El Observador, radica en la consolidación del Secretariado Ejecutivo de la fuerza política como un ámbito para debatir –y cocinar– en confianza los temas más importantes para la oposición. Ya en su discurso inaugural Pereira había sido muy crítico con las filtraciones de información a la prensa desde la dirección frentista, síntoma de una debilitada conducción de su antecesor Javier Miranda. 

“Todos los frenteamplistas seguimos unidos a pesar de las catástrofes que titulaban los diarios”, proclamó ahora en Parque del Plata, alegando que con "actos como estos" la "derecha" no comprende que el Frente se construyó "como un proyecto alternativo a la derecha conservadora". 

Pereira celebró la visita de Lula Da Silva a Montevideo y dijo que el posterior encuentro en la chacra de José Mujica juntó "a los dos hombres más influyentes de la izquierda latinoamericana".

El presidente del FA sostuvo que "soplan vientos de cambios en América Latina y en Uruguay también", celebró la herencia de Tabaré Vázquez, Mujica y Danilo Astori, anunció que saldrán a militar contra la "nefasta reforma" de la seguridad social propuesta por el gobierno y proclamó la "lealtad institucional" de la oposición para cuestionar los casos del excustodio presidencial Alejandro Astesiano y la entrega del pasaporte al narcotraficante Sebastián Marset. 

"Sería fácil para nosotros hacer un discurso explosivo y que nuestros compañeros se levantaran por las cosas que están pasando en este gobierno. Pero tengan claro que el FA, ni antes ni ahora ni después va a hacer nada que dañe a la democracia uruguaya. El FA llega al gobierno con el voto, ni un día antes ni un día después", afirmó. 

Reuniones y el saludo a Alejandro Balbis

–Con su permiso, 'jefecita' –saluda Bergara a la intendenta Carolina Cosse, mientras se pone a tirar a su lado en el "banderazo" frentista en la tarde del domingo por la rambla del Solís Chico. 

Ya en la noche durante los discursos, todos los aspirantes a precandidatos a la presidencia –Cosse, Yamandú Orsi, Bergara y el salteño Andrés Lima– estarán sentados en alguna parte de la primera fila de sillas. Allí están también Mujica y la exvicepresidenta Lucía Topolansky, entre otros dirigentes. 

Al final, el dirigente comunista Manuel Ferrer –secretario de Organización de la fuerza política– organiza una foto entre los tres intendentes. Pese a las recientes tensiones por la presidencia del Congreso de Intendentes y los posicionamientos en torno a la llegada de Lula, en Parque del Plata todo es sonrisas mientras los tres sujetan la bandera de Otorgués. 

Ramiro Pisabarro Los tres intendentes en el acto de Parque del Plata

–¡Está por cantar el hombre! –advierte Cosse a los pies del escenario. 

El cantante Alejandro Balbis ya está instalado frente al micrófono, pero se arrima al borde para saludar a los tres intendentes. Lima y Orsi se quedan unos segundos más mientras coordinan el día para dar juntos una charla –organizada por el espacio político del salteño– sobre la coyuntura en la región. A la salida, a los tres les llueven los pedidos de selfies. 

"No nos defraudes si sos presidente", le gritan a Orsi, "peleá por los de abajo". 

Temas:

Fernando Pereira Frente Amplio Aniversario 52 Frente Amplio Parque del Plata

Seguí leyendo

Te Puede Interesar