Economía y Empresas > Industria

Petrobras puso a la venta sus estaciones de servicio en el país

La petrolera brasileña anunció que se desprenderá del negocio de la  distribución de combustible porque la "escala" de Uruguay no le interesa; posee 88 estaciones en el país 

Tiempo de lectura: -'

27 de abril de 2019 a las 05:03

La petrolera estatal brasileña Petrobras anunció este viernes la venta de nuevos activos que incluyen 8 de sus 13 refinerías en Brasil y la red de estaciones de servicio en Uruguay, Pudsa, en el marco de las nuevas directrices de su plan de desinversiones. La multinacional posee 88 estaciones en el país. 

Según declaró al periódico Estadão (San Pablo) el presidente de Petrobras, Roberto Castello Branco, la petrolera pondrá a la venta la red completa de sucursales en el país y va a negociar con el gobierno uruguayo devolver la concesión de la distribución del gas. “La escala que tenemos en Uruguay no nos interesa”, indicó Castello.  

Según Castello, la petrolera compra gas natural de Argentina a precio de mercado y en Uruguay a precio tabulado. La estatal opera las distribuidoras MontevideoGas y Conecta, y en la actualidad está inmersa en un fuerte conflicto sindical que incluyó el intento de toma de control obrero por parte de sus trabajadores (ver página 12). “Estos negocios dan perjuicio”, declaró al medio brasileño.

La noticia surgida este viernes, tomó por sorpresa a las principales autoridades del Poder Ejecutivo.  El director de Energía del Ministerio de Industria, Energía y Minería, Ruben García, se enteró de la situación a través de una llamada de El Observador y dijo que este viernes había estado reunido hasta la hora 19 con las principales autoridades de Petrobras Uruguay por la situación de Conecta —una de las subsidiarias— y que no le habían manifestado “ninguna información” al respecto. 

En tanto, el ministro de Trabajo y Seguridad Social, Ernesto Murro, dijo a El Observador que se trataba de una “decisión empresarial” y que desde la empresa no se habían comunicado con él.
Por su parte, el gerente de la Unión Nacional de Vendedores de Nafta, Federico de Castro, sostuvo que la intención de esta salida era un “rumor que estaba circulando hace tiempo”. 

Los accionistas afirmaron a principios de abril que continúan perdiendo dinero con las operaciones que realizan en Uruguay y eso complica la viabilidad de las concesiones. Y por eso, está previsto que en las próximas semanas Petrobras inicie una negociación con el gobierno uruguayo para salirse de la distribución de gas por cañería.

Según informó el diario brasileño O Globo, la decisión de Petrobras responde a los números negativos de ese negocio en Uruguay, que suma pérdidas por US$ 116 millones.

El medio brasileño también informó que Petrobras busca salir de la distribución de combustibles y lubricantes. Petrobras está presente en el país desde 2004, cuando se asoció con Ancap en la distribución de gas natural en el litoral del país a través de Conecta.

La brasileña controla el 55% del paquete accionario en esa compañía, y en 2006 amplió su operativa con la compra del 66% de las acciones de Gaseba Uruguay SA, que actualmente se llama MontevideoGas. En 2011 compró a Pan American Energy el 34% restante del capital accionario en esa sociedad, que tiene la concesión del servicio para Montevideo hasta 2024.
Su ingreso en el negocio de la distribución de combustibles y lubricantes se concretó en 2006.

Desinversión

Las ocho refinerías que puso a la venta tienen una capacidad para refinar 1,1 millón de barriles de petróleo por día, informó la compañía. Además de las ocho refinerías, Petrobras anunció que pretende reducir su participación en su subsidiaria BR Distribuidora.

Pese a su vasto programa de ventas, el gobierno de Jair Bolsonaro descarta por el momento privatizar la empresa. 

Petrobras obtuvo en 2018 su primer beneficio neto anual en cinco años, de 25.800 millones de reales (US$ 7.058 millones al cambio promedio de ese año), emergiendo de una grave crisis al verse involucrada en el mayor escándalo de corrupción de la historia de Brasil.

El caso reveló la existencia de millonarios sobornos pagados por grandes constructoras a políticos y partidos para obtener contratos en la compañía. Su estrategia de reconstrucción incluyó la venta de numerosos activos, con la voluntad de centrarse en sus actividades tradicionales de producción de petróleo, con desarrollo en la extracción de petróleo bajo las aguas profundas (presal).

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...