Cargando...

Fútbol > ENTREVISTA

Pezzolano, el técnico campeón que se largó a llorar al hablar de sus hijas

En un mano a mano con Referí, el técnico de Liverpool se largó a llorar en plena charla cuando se le preguntó por qué llevó a sus hijas en pleno festejo en la cancha, y habló de lo que le costó romper el molde de juego

Tiempo de lectura: -'

08 de septiembre de 2019 a las 20:22

¿Qué significado tiene el título del Intermedio para usted, que durante mucho tiempo defendió al club como jugador?
Es una institución que quiero mucho y tenía que venir a hacer las cosas bien porque cuando hablé con el presidente fue para  intentar algo, y ese algo se logró. Aunque sea un Torneo Intermedio y ojalá sean muchas cosas más, pero lo más importante era venir y dejar una marca en Liverpool. Esa marca, hoy se dejó.


Usted hizo un quiebre. El equipo juega de una forma en que no lo hizo en su historia.
Sí, y creo que a partir de ahora Liverpool y el hincha de Liverpool merecen este estilo de juego que estoy convencido que es el que le va a llevar a lograr cosas. Y sin dudas que, en un año y medio llegar y lograr algo así, creo que genera que el hincha ya esté convencido.


¿Debió soportar muchos insultos para llegar hasta acá?
Sí. Sucede que los uruguayos somos cerrados, nos cuesta cambiar. Nos cuesta cuando queremos salir jugando porque piensan que queremos hacerlo para que quede lindo. Y no queremos hacer nada que quede lindo sino que queremos abrir la defensa de ellos. Pero es dentro del juego, el fútbol no deja de ser un juego y la gente juega sin darse cuenta. Si el hincha soportara todo eso un poco más, capaz que estas cosas venían antes o habríamos vivido momentos mucho mejores. Hay que entender el juego, hay que entender el entorno, el día a día. 


¿Y cómo fue ese ida y vuelta con la gente a la que justamente tuvo que acostumbrar a su manera de entender el juego?
A la gente tengo que agradecerle. Agradecerle cuando está y apoya. El hincha de Liverpool es muy duro y no lo voy a dejar de decir. Se fija mucho en el resultado, en el momento. Hasta ahora no toleraba el cambio de estilo de juego. Ahora, con esta copa, creo que se abrieron y hay mucha gente que apoya, y a ellos estoy muy agradecido.


Usted tiene un zaguero que arriesga y que le pone los pelos de punta a la gente como Sebastián Cáceres. ¿Qué se le dice a un jugador de esos que sale jugando y dejando rivales por el camino?
Se le respalda. De eso se trata, sino sería imposible que juegue. Si no lo respaldo, no juega. Y hemos cometido errores, nos han hecho goles por esos errores y va a seguir pasando, pero va a ser mucho más el fruto que lo que juega en contra.


¿Qué le dijo a los jugadores antes de ir a rematar los penales?
Les di tranquilidad, que a cada uno que le tocara patear lo hiciera con el corazón, que no dudaran y pegaran en el momento de tener decidido al lugar donde rematar. Y que estuvieran tranquilos. Que si lo erramos, lo erramos todos. Que patearan con mucha tranquilidad, eso era lo más importante.


¿En quiénes pensó en ese momento en que Ustari atajó el último penal?
En mi familia. Tenés muchas horas trabajando y acá solo se ven 90 minutos pero son muchas horas metido en Lomas de Zamora, el día a día. La verdad que le quitás muchas horas a la familia si querés hacer las cosas bien. Y siempre te acordás de la familia. Después, en el plantel. Los jugadores, sus familias, porque por algo se consiguen estas cosas, no es solo por rematar bien sino que el sustento de abajo está fuerte.


El presidente dijo que esto recién empieza. ¿Está de acuerdo?
Sí, claro que sí. Es así. Esta tiene que ser una institución ambiciosa, mantener una línea, que es lo más importante, que después de conseguir esta copa estoy convencido de que el hincha va a estar convencido de que esta es la línea. A partir de ahora Liverpool tiene que ser protagonista e ir a buscar todos los partidos. Es durísimo. No deja de ser un equipo en desarrollo pero hay que seguir creciendo.


¿Por qué llevó a sus hijas de cara a la tribuna de Liverpool?
Fue una sorpresa, fue una sorpresa que haya venido mi señora que nunca está (pausa, se le llenan los ojos de lágrimas y retoma la nota con la voz quebrada). 
Pezzolano retoma la charla con Referí visiblemente emocionado. En pleno campo de juego, con la copa en la mano y la medalla colgando de su cuello, el DT retoma
“Me pone contento porque uno trabaja para la familia”.
Otra vez interrumpe, logra terminar porque empieza a llorar. Luego sigue.
“Y verlas acá (otra pausa)… me cuesta hablar de mi familia. Pero cuando estaban ahí las fui a buscar a mis hijas porque no van nunca a la cancha, porque siento que no tienen que ir, siento que tienen cosas más importante que ir a la cancha y hoy al verlas acá las fui a buscar para que disfrutaran esta felicidad conmigo”.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...